Inicio ASP El Dr. Carlos Martín Oviedo, otorrino del Hospital La Milagrosa, coloca el...

El Dr. Carlos Martín Oviedo, otorrino del Hospital La Milagrosa, coloca el primer implante coclear de última generación

Compartir

Actualmente, en España hay más de un millón y medio de personas sordas, pero el mundo de la discapacidad auditiva ha cambiado radicalmente desde la llegada de los implantes cocleares.

El equipo de Otorrinolaringología del Hospital La Milagrosa, siempre a la vanguardia de la tecnología médica, ha colocado el último modelo de implante coclear del mercado a un paciente con sordera profunda consiguiendo devolverle la audición.

Como aclara, el Dr. Carlos Martín Oviedo, responsable de la Sección de Otología del Equipo de Otorrinos del Dr. Ortiz “hemos llevado una cirugía de implante coclear a un paciente con hipoacusia profunda, destinado a la incomunicación auditiva, aplicando la más alta tecnología. Se trata de un nuevo dispositivo, el más fino del mundo, que ofrece la mejor resolución de sonido, cobertura y comodidad para el paciente, adaptándose mejor a su cabeza y siendo muy discreto de llevar”.

Actualmente, en nuestro país 6.000 personas llevan implantes cocleares y gracias a este dispositivo pueden llevar una vida normal. La llegada de este nuevo dispositivo supone un “paso adelante en el abordaje de la discapacidad auditiva”, insiste el experto.

El Dr. Martín Oviedo señala que el nuevo tipo de implante posee un “nuevo diseño aerodinámico, lo que proporciona un manejo cómodo al cirujano durante la inserción del electrodo y ofrece a al paciente un aspecto muy discreto. En combinación con el electrodo más fino y largo del sector, el nuevo dispositivo constituye el implante ideal para la audición híbrida”.

El oído interno, o cóclea, es una pequeña y delicada estructura en forma de espiral. Las diminutas células ciliadas dentro de la cóclea convierten el sonido en señales, que luego son enviadas al cerebro a través del nervio auditivo. Hay que tener en cuenta que la audición con un implante coclear es diferente a la audición normal.

La audición normal funciona enviando vibraciones sonoras a las células ciliadas dentro de la cóclea. Un implante coclear utiliza un impulso eléctrico para estimular un conjunto diferente de células, llamadas células ganglionares espirales que están situadas en una zona diferente de la cóclea y conectadas a las células ciliadas.

Las células ganglionares espirales están concentradas en un área denominada “zona auditiva”. Esta área es la más sensible a la estimulación eléctrica de un implante coclear, la zona auditiva no se extiende profundamente en la cóclea.

La filosofía de los implantes cocleares es proporcionar estimulación eléctrica a las células ganglionares espirales ubicadas en la zona auditiva para lograr un rendimiento auditivo óptimo y evitar una inserción más profunda, a la vez que se reduce el riesgo de estímulo apical o trauma de inserción. “Con esta misma filosofía se ha logrado el diseño de un dispositivo que proporciona un manejo cómodo al cirujano durante la inserción del electrodo con las mayores garantías de lograr su objetivo: devolver la audición”, recuerda el Dr. Martín Oviedo.