Inicio ASP “Una buena gestión es tan importante como la mejor vacuna contra el...

“Una buena gestión es tan importante como la mejor vacuna contra el ébola”

Compartir

El nuevo foco de ébola detectado en la República Democrática del Congo ha encendido todas las alarmas en la comunidad internacional ante el temor de que se repita una situación similar a la sufrida en 2014 con la epidemia que acabó con la vida de 11.000 personas, la mayoría en África Occidental. Sin embargo, tal y como explica el profesor Ángel Gil de Miguel, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos y vocal de la Asociación de Microbiología y Salud (AMYS), esta crisis aportó conocimiento y experiencia: “Hemos aprendido mucho en el manejo de una crisis, los protocolos están mejor definidos y ahora somos conscientes de que una buena gestión es tan importante como la mejor vacuna contra el ébola. Un buen fármaco no sirve de nada si no se sabe manejar el problema”.

Hasta el momento, hay al menos una decena de personas infectadas en la región de Likati y tres fallecidos por este virus que, según el profesor Gil de Miguel, es una mutación más parecida a la cepa original de 1976 que causó la primera epidemia en la República del Congo. Los síntomas de ambas cepas son prácticamente iguales pero para este especialista la labor que realizan los microbiólogos para adelantarnos al movimiento del virus es esencial: “Desde el punto de vista epidemiológico es muy importante saber la procedencia del virus, esta información permite diseñar la ruta que puede seguir”.

En este sentido, el vocal de la AMYS cree que el país con más riesgo ahora mismo es la República Centroafricana por su cercanía, pero también por su situación política y económica: “Hay que tener en cuenta que estos países no solo se enfrentan al virus, también a la pobreza, un factor que les hace más vulnerables ante una epidemia”.

A pesar de la difícil situación de esta región africana, el profesor Gil de Miguel hace un llamamiento a la calma: “Se trata de una situación epidémica delimitada en un área geográfica. Por supuesto, no se puede decir que no se extenderá, pero tanto los países africanos como el resto del mundo hemos aprendido a manejar mejor esta situación y lo hemos podido comprobar con otros virus como el Zika o la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo”.