Inicio ASP Alemania planea multas de 2.500 euros a los padres que rechacen ser...

Alemania planea multas de 2.500 euros a los padres que rechacen ser informados de las vacunas para sus hijos

Compartir

El Ministerio alemán de Sanidad ha decidido reformar la ley de vigilancia epidemiológica para extender la vacunación infantil y plantea multas de hasta 2.500 euros para aquellos padres que se nieguen a ser informados del plan de vacunación antes de inscribir a sus hijos en la guardería.

En Alemania la vacunación no es obligatoria, pero tras un brote virulento fuerte de sarampión en 2015, fue aprobada una ley por la que antes de matricular a un niño en la guardería se debe presentar un certificado de haber asistido a una asesoría médica sobre vacunas.

En declaraciones al diario Bild, el ministro alemán de Sanidad, Hermann Gröhe, afirma “que siga muriendo gente de sarampión, no nos puede dejar frío. Por eso endurecemos ahora la regulación”, después de que hace una semana muriera una madre de tres hijos por esta enfermedad.

La reforma que, será aprobada previsiblemente esta semana en el Parlamento, obliga a las guarderías a informar a los departamentos regionales de sanidad de los padres que se niegan a la asesoría, un acto que sería multado con hasta 2.500 euros.

Esta semana en Alemania el Supremo dio la razón a un padre que defendía administrar a su hija las vacunas recomendadas por los organismos oficiales en contra de la opinión de la madre, con la que no convive, pero con la que comparte la custodia de la menor. El padre estaba a favor de seguir el calendario oficial de vacunación, mientras que la madre opinaba que el riesgo de posibles daños por las vacunas era más grande que el riesgo general por la enfermedad.

El Tribunal Supremo consideró que “el poder decisorio debe ser concedido al progenitor cuya propuesta se aproxima más al bienestar del menor” y estimaba que el padre estaba “mejor capacitado para decidir acerca de la aplicación de las citadas vacunas” a la menor.

Italia, por ley obliga a los padres a vacunar a sus hijos

En Italia se ha aprobado una ley que obliga a los padres a vacunar a sus hijos y además contempla sanciones para aquellos que no cumplan con el calendario vacunal establecido. Como informa El Mundo, con este decreto que, entrará en vigor en septiembre de este año, se quiere frenar una posible emergencia sanitaria en Italia, y es que hasta ahora, los casos ya son más de 2.400, de los cuales, el 90% no estaban vacunados; en 2016 según cifras del Instituto Superior de Sanidad italiano fueron 844.

Con la adopción de esta norma en Italia, el número de países comunitarios en los que vacunar a los niños es obligatorio son 14: Bélgica, Bulgaria, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, Francia, Grecia, Hungría, Letonia, Malta, Polonia, República Checa y Rumanía.
..Redacción