Inicio ASP La Atención Primaria es el lugar idóneo para conseguir reducir los efectos...

La Atención Primaria es el lugar idóneo para conseguir reducir los efectos del tabaquismo

Compartir
Tabaco

En España la prevalencia de consumo de tabaco es superior a la media europea. En concreto, nuestro país se sitúa en el noveno puesto de los 28 países de la Unión Europea, con un 29% de fumadores en población de más de 14 años. A pesar de estos datos, “existe una auténtica desidia y abandono en las políticas de las comunidades autónomas y del propio Gobierno de la nación para frenar esta epidemia”, según el Dr. Andrés Zamorano Tapia, que recientemente se ha incorporado como nuevo representante de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) en la Junta Directiva del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

El tabaquismo es una enfermedad crónica y adictiva que produce 7.000.000 de muertes anuales en el mundo, 700.000 en Europa y 52.000 en España. A pesar de ser la primera causa de muerte evitable, “el tabaco no ocupa el lugar que le corresponde en las agendas de los políticos ni en las actividades formativas”. Aprovechando ayer la celebración del Día Mundial sin Tabaco, el Dr. Zamorano hizo una llamada de atención para “fomentar la desnormalización del consumo del tabaco”.

Para hacer frente a esta auténtica epidemia, tal y como la califica la OMS, el nuevo representante de la SEMG en el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo considera prioritario llevar a cabo campañas de publicidad a nivel nacional para prevenir el consumo. Así mismo, se debería “hacer cumplir la legislación sobre publicidad (muchas veces encubierta) y de espacios sin humo”.

El empaquetado genérico, es decir, un envase sin logotipos con el mismo color y forma para todas las marcas, sería otra de las iniciativas que podría frenar el tabaquismo, tal y como ya hacen en Francia, Reino Unido, Irlanda y Australia.

Regular el uso de los cigarrillos electrónicos en lugares públicos, y que éste sea “equiparable al consumo de tabaco”, e insistir en nuevos espacios libres de humo, como hogares y vehículos privados, pensando sobre todo en los menores y otros colectivos vulnerables, son otras de las medidas que propone este experto que forma parte de los Grupos de Trabajo de Respiratorio y Cardiovascular de la SEMG. Y es que, según Zamorano, la Ley 42/2010 que modificó la Ley 28/2005 “supuso un gran avance en nuestro país”.

La Atención Primaria es el lugar idóneo para conseguir reducir los efectos del tabaquismo. En este sentido, indica que sería conveniente impartir cursos de formación para los profesionales sanitarios “para que sus intervenciones sean efectivas a la hora de ayudar a sus pacientes a dejar de fumar”.

Tratamientos farmacológicos subvencionados para dejar de fumar -como ya se hace en Canarias y Ceuta, y en Navarra próximamente- y subir los impuestos sobre el tabaco, “explicando y comprometiéndose a invertir esos fondos en políticas de prevención y ayuda a fumadores”, son otras de las medidas que el Dr. Andrés Zamorano propone para combatir el consumo de tabaco en nuestro país.