Inicio Actualidad El COM Toledo pide la creación de un Observatorio Regional de las...

El COM Toledo pide la creación de un Observatorio Regional de las Agresiones al Personal Sanitario

Compartir

Publicado en Médicos y Pacientes
El Colegio de Médicos de Toledo muestra su solidaridad con el médico del centro de salud de Salamanca, agredido hasta en dos ocasiones por los familiares de un paciente, llegando incluso a hacerlo a las puertas de Comisaría, alertando que las agresiones se van haciendo cada año más graves y frecuentes, por lo que solicita que se desarrolle por fin el Plan General de Prevención de Riesgos Laborales del SESCAM, firmado en 2003, y que al igual que existe en otras regiones, se defina con urgencia un Plan de Prevención y Atención a incidentes violentos en el ámbito sanitario, donde se contemple la creación de un Observatorio Regional de las Agresiones al Personal Sanitario. De este modo, solicita al SESCAM que considere la urgente creación de condiciones positivas que tiendan a la prevención y control de los factores de riesgo laboral y proporcione a sus trabajadores un adecuado nivel de prevención, estableciendo las directrices de su actuación y política preventiva a través del citado Plan. No es posible abordar un problema si no se conoce su dimensión, no se analizan sus causas, no se ponen en práctica medidas preventivas y correctoras y se hacen evaluaciones periódicas para mejorar aquellos aspectos más deficientes o implementar nuevas medidas, por lo que es imprescindible la creación del citado Observatorio Regional de Agresiones en el Ámbito Sanitario. Ante una situación potencialmente violenta, se hace necesario poder solicitar ayuda a través de un botón del pánico o salir de forma segura ante una agresión, pues muchas veces la única salida está más cerca del agresor que de los médicos. Se necesitan cámaras de televisión y vigilantes de seguridad, al menos en los centros o lugares de trabajo más conflictivos, como son los servicios de urgencias, tanto en atención primaria como hospitalaria, y un Plan de Formación para abordar las situaciones violentas, entre otras cosas.