Inicio ASP Una nueva terapia reduce en más de la mitad el riesgo de...

Una nueva terapia reduce en más de la mitad el riesgo de progresión o muerte en pacientes con un subtipo de cáncer de pulmón

Compartir

Un estudio con amplia participación española ha demostrado que el uso en primera línea del alectinib, un nuevo fármaco oral de Roche que tiene el nombre comercial de ‘Alecensa’, reduce en más de la mitad el riesgo de progresión o muerte en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico ALK positivo, y no solamente en pacientes previamente tratados como ya había demostrado recientemente.

Y es que así se desprende de los resultados presentados en la 53 reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés) que del 2 al 6 de junio se ha celebrado estos días en Chicago.

Los resultados que se han publicado en la revista New England Journal of Medicine, muestra que en el estudio participaron 303 pacientes de 161 hospitales de 31 países, (13 de ellos españoles): cinco hospitales de Madrid (Puerta de Hierro, 12 de Octubre, La Paz, La Princesa y Ramón y Cajal), tres de Barcelona (Vall d’Hebrón, Clínic y Dexeus), el Germans Trías i Pujol de Badalona, el Virgen del Rocío de Sevilla, el Hospital General de Alicante, el Lozano Blesa de Zaragoza y el Hospital Insular de Gran Canaria.

En el momento de la evaluación aún no se había podido alcanzar la mediana de supervivencia libre de progresión evaluada por los investigadores (objetivo primario del estudio) del grupo tratado con alectinib, frente a los 11,1 meses en el grupo tratado con crizotinib. Por ello, la mediana determinada por un comité de revisión independiente, como objetivo secundario, fue de 25,7 meses entre los que recibieron alectinib frente a los 10,4 meses que consigue crizotinib, mientras que el perfil de seguridad de este nuevo fármaco fue favorable y consistente con los estudios previos.

Superioridad de este nuevo fármaco tanto en primera como en segunda línea 

Como explica ek jefe del Servicio de Oncología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Luis Paz Ares, los datos ponen de manifiesto la superioridad de este nuevo fármaco tanto en primera como en segunda línea, por lo que ahora lo realmente importante es la secuencia en que se administran las diferentes alternativas que hay disponibles.

No obstante, añade que, “teniendo en cuenta los resultados obtenidos con alectinib como opción inicial, será difícil que lo dejemos para la segunda línea, particularmente en aquellos pacientes con alto riesgo de enfermedad cerebral”.

Las metástasis cerebrales, habituales en estos pacientes, fue menor con alectinib  

Además, otro hallazgo destacable y que ensalza la relevancia del estudio es en relación a las metástasis cerebrales, que son habituales en estos pacientes, ya que tanto los que al inicio ya presentaban presencia de la enfermedad en el cerebro como los que no la tenían se beneficiaron mucho más si recibían este tratamiento.

Hasta ahora se sabe que aproximadamente la mitad de los pacientes ALK positivo va a desarrollar afectación metastásica en el sistema nervioso central (SNC), casi un 20% al principio de la enfermedad y más de un 50%a lo largo del proceso.

Sin embargo, el alectinib redujo el riesgo de que la enfermedad progresara en el sistema nervioso central (SNC) en un 84%, con una tasa de metástasis del 9,4% a los 12 meses, mientras que en el grupo que recibió el tratamiento estándar era de un 41,4%.

Ante estos datos, en palabras del doctor Javier de Castro, jefe de Sección de Oncología del Hospital La Paz de Madrid, este efecto preventivo del fármaco sobre las metástasis cerebrales puede significar “un cambio en la historia natural de la enfermedad”, ya que esta afectación “empeora la calidad de vida y la supervivencia de los pacientes de forma significativa”.

A raíz de estos datos, la farmacéutica Roche presentará ante las autoridades sanitarias de Europa y Estados Unidos su uso como tratamiento de inicio, después de que ya se haya autorizado su uso en pacientes con este subtipo ya tratados.
..Redacción