Inicio ASP El mejor mamógrafo del mundo está en La Ribera según SanitatSolsUna

El mejor mamógrafo del mundo está en La Ribera según SanitatSolsUna

Compartir

SanitatSolsUna, la asociación que ya representa a 1.600 profesionales y ciuda-danos que defienden el modelo Alzira, ha reivindicado el mamógrafo del Hospital de La Ribera como “el mejor del mundo”. “Se trata de un mamógrafo digital 3D por tomosíntesis, la mejor tecnología que actualmente existe en el mundo para la detección de tumores en el pecho. El Hospital de La Ribera fue uno de los primeros en España que lo adquirió, y el primero en la Comunitat Valenciana, han especificado desde la Asociación, que recuerda que esta tecnología aumenta un 30% la detección de tumores.

A raíz de unas declaraciones de la consellera de Sanitat, Carmen Montón, sobre las inversiones que, según dice, se realizarán en La Ribera a partir de 2018, y donde inclu-ye “un mamógrafo de mayor calidad”, SanitatSolsUna ha reiterado que el Hos-pital de La Ribera “tiene hace tiempo el mejor mamógrafo del mundo”. “La consellera intenta desinformar y confundir a la población. Cuando habla de renovar tecnología, sin duda la consellera se refiere al mamógrafo prehistórico que tiene el Programa de Mama de Salud Pública, que gestiona directamente la Conselleria, y que es tan antiguo y tan deficiente que muchas mujeres son derivadas al Hospital de La Ribera para que nuestro mamógrafo llegue donde el de Conselleria no llega”, han explicado.

Para la Asociación existen otras necesidades prioritarias en la sanidad pública valen-ciana donde la Conselleria puede destinar los impuestos de los ciudadanos. Por ejem-plo, se puede leer en la prensa que el Hospital Provincial de Castellón tiene un año de espera para Ginecología, hace apenas unos días se denunciaron esperas de casi seis meses para una mamografía en La Fe, y el Clínico, Gandía y el resto de hospitales de gestión directa de la Conselleria siguen sumando largas listas de espera, mientras que en La Ribera se atiende en la mitad de tiempo según los propios datos oficiales de la Conselleria de Sanitat y del Informe del Síndic de Comptes.