No se pierda

Tecnología punta al servicio de la Unidad de Mama del Hospital de La Ribera

15 de Junio, 2017

El Hospital Universitario de La Ribera (Alzira, Valencia) es el icono de un modelo de gestión, el conocido como modelo Alzira, que funciona en un total de cinco hospitales hospitales de la Comunidad Valenciana, situados en el top 10 de la atención sanitaria española.

Uno de los pilares del éxito de este modelo, actualmente amenazado por el Gobierno valenciano con un proceso de reversión a la gestión pública previsto en apenas nueve meses, es la tecnología punta que pone al servicio de los ciudadanos de la comarca, y de pacientes de diversa procedencia, que acuden a sus instalaciones atraídos por la tecnología y los profesionales de gran prestigio que operan y pasan consulta allí. Esa apuesta por la innovación y la mejor tecnología en la prevención y tratamiento de diversas patologías es una de las causas de que este hospital, que inicialmente nació con una “estructura” comarcal, se haya convertido en un referente en especialidades que no se trabajan en otros hospitales similares. Una de esas especialidades es la Radiología.

El Hospital de La Ribera dispone del mejor mamógrafo para la detección precoz del cáncer de mama. Se trata de un mamógrafo digital 3D por tomosíntesis por el que, hasta la fecha, han pasado más de 15.000 mujeres.

Esta es una prueba más de la firme apuesta del modelo Alzira por la tecnología que repercute directamente en la calidad asistencial de los pacientes. En este caso, las mamografías por tomosíntesis, como la resonancia magnética, los programas de cribado o la tomobiopsia son progresos tecnológicos que en los últimos años han permitido situar la supervivencia en este tumor por encima del 80%.

La doctora Julia Camps, jefa del Servicio de Radiología, ha destacado el importante papel que desempeña la Mamografía 3D por tomosíntesis en el diagnóstico de tumores en fases iniciales. El estudio de los casos de las mujeres que pasan por este mamógrafo está permitiendo aumentar un 30% la detección temprana de tumores con respecto a la mamografía convencional, ya que ésta última los detecta cuando se encuentra en fases más avanzadas, con el consiguiente perjuicio para las pacientes.

Por otro lado, el Hospital de La Ribera tiene una Unidad de Mama pionera en España en el uso sistemático de la Resonancia Magnética en las pacientes diagnosticadas, lo que permite determinar las características y la extensión precisa de los tumores de mama y el tratamiento personalizado a seguir en cada caso.

La Dra. Camps ha recordado que “el Hospital de La Ribera cuenta con una Unidad de Mama interdisciplinar, situada en la vanguardia española en el tratamiento del cáncer de mama”.

Y como no podía ser de otra forma, esta Unidad de Mama se caracteriza por la preparación multidisciplinar de sus integrantes y la aplicación de las técnicas más novedosas tanto para su detección, como hemos comentado anteriormente, como para su tratamiento. Entre las técnicas que utiliza, cabe destacar el estudio del ganglio centinela, a Resonancia Magnética para el estadiaje prequirúrgico que llevan a cabo radiólogos, las terapias individualizadas a partir del estudio genético de las características del tumor del paciente, la detección de lesiones no palpables mediante radioisótopos que se realizan con técnicas de Medicina Nuclear, o la reconstrucción de la mama durante la misma intervención.

Esta Unidad reúne a especialistas en Anatomía Patológica, Cirugía General, Cirugía Plástica, Radiología, Radioterapia, Oncología, Medicina Nuclear y Enfermería. “Todos ellos en perfecta coordinación con los profesionales del Centro de Salud Pública y de Atención Primaria, que desarrollan las técnicas de cribado (screening), vitales para incrementar el número de diagnósticos precoces”, según ha señalado la doctora Camps.

El exquisito trabajo de los profesionales del Hospital de La Ribera y su coordinación ha permitido conseguir una tasa de curación en cáncer de mama para los pacientes de La Ribera superior al 80% y mantener la masa mamaria en 3 de cada 4 intervenciones.

Además, y como hecho diferencial y exclusivo en la Comunitat Valenciana, la Unidad de Patología Mamaria del Hospital de La Ribera realiza mamografías periódicas voluntarias a mujeres mayores de 69 años, y que ya no se incluyen en el Programa de Detección Precoz de la Conselleria de Sanitat, que abarca a las mujeres entre 45 y 69 años. Es una Unidad que ha recibido numerosos premios y distinciones tanto nacionales como internacionales, como el que recibió por parte del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) que destacó los resultados en la técnica del ganglio centinela.

SanitatSolsUna4

@SanitatSolsUna