Inicio ASP Desarrollan “taladro” de ultrasonido capaz de destruir coágulos sanguíneos de venas profundas

Desarrollan “taladro” de ultrasonido capaz de destruir coágulos sanguíneos de venas profundas

Compartir

Equipo de científicos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (Estados Unidos) desarrollaron una nueva herramienta quirúrgica que utiliza ultrasonido intravascular de baja frecuencia para romper coágulos sanguíneos que causan trombosis venosa profunda.

Este avance tecnológico es la primera “perforadora” de ultrasonidos que puede ser dirigida hacia adelante, permitiendo a los doctores cubrir mejor los coágulos, lo que es prometedor para reducir significativamente el tiempo de tratamiento. Hasta la fecha, la tecnología ha sido probada sólo en los vasos sanguíneos sintéticos.

Las herramientas de ultrasonido intravascular existentes para eliminar los coágulos emiten ondas de ultrasonido lateralmente. Esto hace que sea más difícil dirigirlo a los coágulos exclusivamente, lo que significa que el ultrasonido también puede dañar los vasos sanguíneos circundantes. Sin embargo, el ultrasonido rompe los coágulos en trozos muy pequeños, por lo que los médicos no necesitan utilizar grandes dosis adelgazante de sangre para disolver los restos de coágulos.

Otra técnica utiliza un taladro con punta de diamante para romper eficazmente los coágulos. Esto es más específico, lo que representa menos riesgo para los vasos sanguíneos. Sin embargo, esta técnica rompe el coágulo en piezas relativamente grandes, requiriendo dosis más altas de fármacos que adelgazan la sangre, lo que puede suponer un riesgo.

El profesor de ingeniería mecánica y aeroespacial en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, Xiaoning Jiang explicó que “Nuestra nueva herramienta de ultrasonido está orientada hacia adelante, como un taladro, pero todavía descompone los coágulos en partículas muy finas. Nuestro enfoque mejora la precisión sin depender de altas dosis de anticoagulantes, esperamos reducir los riesgos en todos los ámbitos”.

Además, esta tecnología también incorpora un tubo de inyección que permite a los usuarios inyectar microburbujas en el sitio del coágulo, haciendo que las ondas ultrasónicas sean más efectivas para romper el coágulo.

Los investigadores probaron un prototipo del dispositivo en un vaso sanguíneo sintético usando sangre de vaca.

El investigador Jinwook Kim indicó que “Encontramos que podríamos disolver el 90% de un coágulo en 3,5 a 4 horas sin usar ningún anticoagulante en absoluto. Eso se compara con 10 horas para la combinación de herramientas convencionales de ultrasonido y anticoagulantes”.

“Esta es una prueba de concepto exitosa, y ahora estamos en el proceso de obtener fondos para avanzar con los ensayos en un modelo animal”, añadió Xiaoning Jiang.
..Diego Armando M