Inicio ASP Afectados por la talidomida piden a Sanidad y a las CCAA que...

Afectados por la talidomida piden a Sanidad y a las CCAA que resuelvan el problema de sus indemnizaciones por el uso de este fármaco

Compartir

La Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (AVITE)  piden al Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas que se pongan de acuerdo sobre cómo se reconocerá a los afectados por el uso de este fármaco para que puedan cobrar las indemnizaciones y pensiones que reclaman desde hace años.

Esta entidad confía en que este tema se aborde en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) que se celebra maña miércoles, y en el que están representados el Ministerio y los consejeros autonómicos del ramo. Desde AVITE les recuerdan que tienen una “oportunidad de oro” de empezar a saldar la “deuda moral e histórica” que tienen con estos afectados.

La asociación tiene dudas si el Ministerio derivará la responsabilidad a las Comunidades Autónomas o lo canalizará a través del Instituto de Salud Carlos III, y recuerda que en una proposición no de Ley aprobada en el Congreso se pedía que fuera la farmacéutica que desarrolló el fármaco, la compañía alemana Grünenthal, la que se haga cargo de una parte proporcional de las indemnizaciones.

En España, hasta ahora, el Ministerio de Sanidad no ha hecho absolutamente nada por los afectados. Y las Comunidades han ido en la misma línea, pues prácticamente no han hecho nada, salvo puntos concretos y contadas excepciones”, denuncia AVITE.

En España hay unas 3.000 personas afectadas por la talidomida 

Patentado en 1954 por la farmaceútica alemana Grünenthal, y comercializado en los años 60 en España, la talidomida causó malformaciones congénitas en los hijos de las mujeres que lo tomaban en órganos internos, como en sus extremidades (brazos y piernas más cortos de lo normal), llegando a nacer niños sin piernas o sin brazos, con ceguera, sordera, problemas cardíacos y daño cerebral.

Para combatir los efectos de la náusea durante el embarazo fue administrada a miles de mujeres. Era un sedante cuya principal ventaja frente a otros productos del mercado era la ausencia de toxicidad aguda (riesgos derivados de sobredosis).

Fue retirada en España del mercado en 1963 después de que pruebas médicas constataran la relación entre el medicamento y las malformaciones sufridas por los recién nacidos.

Se vendió en 50 países con 80 nombres comerciales y produjo más de 20.000 bebés mutilados. En España hay unas 3.000 personas afectadas, y más de 10.000 en todo el mundo padecen afecciones derivadas de la administración de la talidomida.
..Emilio Ramirez