Inicio ASP La ecografía en medicina deportiva para acortar el periodo de recuperación

La ecografía en medicina deportiva para acortar el periodo de recuperación

Compartir

Los próximos días 22, 23 y 24 de junio tendrá lugar en Toledo el VIII Curso Superior Universitario de Ecografía Abordaje Integral de la rodilla, tobillo y pie del deportista. Durante el mismo, médicos de diferentes especialidades debatirán y realizarán diferentes actividades prácticas sobre las aplicaciones de la ecografía al diagnóstico y tratamiento de las lesiones que afectan tanto a deportistas profesionales como aficionados.

Según el Dr. Fernando Jiménez, especialista en Medicina del Deporte y director del curso, “el uso de la ecografía para el diagnóstico de lesiones musculares y articulares de los deportistas contribuye de forma definitiva a acortar sustancialmente el periodo de recuperación de dichas lesiones, sobre todo porque permite realizar un diagnóstico inmediato, un tratamiento precoz, incluso eco-dirigido, y, por supuesto, un control evolutivo de la lesión para ajustar dichos tratamientos si fuera necesario”.

Este especialista en ecografía deportiva, que es Profesor de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla la Mancha, destaca que “una ecografía es una prueba accesible que puede hacerse en las primeras horas después de sufrir una lesión. Además es menos costosa que otras pruebas de imagen como la resonancia magnética o la tomografía, exploraciones que además precisan unos tiempos de espera bastante más largos, especialmente para deportistas no profesionales”.

Según los expertos, la ecografía, a diferencia de otras técnicas de imagen, permite realizar estudios dinámicos, aportando mucha información para confirmar la presencia de lesiones periarticulares como la rotura de los ligamentos laterales de la rodilla o las lesiones en los tendones del manguito rotador del hombro. Además permite el estudio preciso de zonas anatómicas afectadas por una lesión tan inespecífica como la trocanteritis, definiendo exactamente el tipo de lesión y precisando el área de tratamiento para la infiltración guiada. De esta forma, al detectar este tipo de lesiones de manera precoz, los periodos de recuperación pueden reducir de meses a semanas.

Tal como destacan desde GE Healthcare, compañía patrocinadora del curso, “los avances actuales de la ecografía abren grandes posibilidades en sus aplicaciones en medicina deportiva: es una técnica que no radia, económicamente muy accesible y permite acceder a la mayor parte de las estructuras del organismo”.

La ecografía, esencial para garantizar el éxito de las infiltraciones
Además de sus posibilidades diagnósticas, la ecografía es actualmente una técnica fundamental para garantizar el éxito de las infiltraciones en las articulaciones de las rodilla, tobillo o pie. Este es el caso, por ejemplo, del tratamiento de la fascitis plantar, una lesión habitual entre los corredores que puede convertirse en crónica si no es tratada de manera rápida y eficaz. Como explica Jiménez, “hasta ahora, la fascitis plantar podía persistir a pesar de las infiltraciones y eso se debía a que el tratamiento se realizaba de una forma ciega; usando la ecografía como guía, garantizamos que el antiinflamatorio alcance el punto exacto a tratar, consiguiendo por tanto, el efecto deseado”.