Inicio ASP Descubren nuevos genes y mutaciones involucrados en la obesidad infantil grave

Descubren nuevos genes y mutaciones involucrados en la obesidad infantil grave

Compartir

Un equipo de investigadores españoles liderado por la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona (UPF) y la Autónoma de Madrid (UAM) ha hallado nuevos genes y mutaciones “dominantes” involucrados en la obesidad infantil grave, algunas vinculadas a procesos hormonales.

El estudio, publicado en la revista Plos Genetics, muestra los resultados tras estudiar los datos genéticos de 157 niños.

La combinación de la carga genética con el ambiente “claramente ‘obsogénico’ -que produce obesidad- que ha surgido en los últimos años con las sociedades industrializadas” seguramente explique el hecho de que la obesida se manifiesta de forma más evidente en los hijos que en los padres, explica el colíder del estudio, Luis Alberto Pérez Jurado, también jefe de la Unidad de Genética de la UPF y de un grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER) del Instituto de Salud Carlos III.

Él también ha explicado que todas las mutaciones que han observado han sido heredadas por uno de los padres de los niños, por lo que deducen que se trataría de variantes genéticas dominantes.

Cuatro de los genes descubiertos están relacionados con procesos hormonales

Como recoge un comunicado de la UPF, cuatro de los genes descubiertos están relacionados con procesos hormonales; uno de ellos, GRPR, da lugar al receptor de la gastrina, hormona encargada de facilitar la digestión en el estómago y promover la sensación de saciedad. Su mal funcionamiento “puede causar dificultades para sentirse saciado y, en consecuencia, provocar una mayor ingesta de comida”, afirma el investigador.

Otro gen, SLOC4C1, está involucrado en funciones como el transporte de las hormonas tiroideas, relacionadas en numerosas ocasiones con variaciones de peso, siendo el hipotiroidismo una causa frecuente del sobrepeso.

El equipo también ha identificado mutaciones en los genes GRIK1 y GRM7 que, son miembros de la familia de receptores de glutamato, y que tienen varios papeles en la fisiología del sistema nervioso central (SNC), uno de ellos la regulación del balance de energía y la ingesta. Según Pérez Jurado, “en estudios con ratones se ha visto que la ausencia de otro receptor de glutamato de la misma familia (mGLUR5) lleva a un descenso considerable en el peso”.

2.200 millones de personas en el mundo padecen sobrepeso u obesidad

Hablamos de obesidad infantil, pero a nivel mundial, unos 2.200 millones de personas sufren sobrepeso u obesidad, y es que así se desprende de un estudio publicado recientemente en la revista especializada The New England Journal of Medicine.

La investigación fue realizada por el Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington en Seattle (Estados Unidos).

El estudio, en concreto, se centró en 195 países y territorios entre los años 1980 y 2015. 2.200 millones de personas en 2015 en el mundo padecían sobrepeso, lo que supone un 30% de la población, además de estar en riesgo de sufrir problemas de salud relacionados con esa patología. De esta cantidad, 108 millones de niños y 600 millones de adultos presentaban un índice de masa corporal (IMC) en el umbral de la obesidad, que superaba los 30. “El exceso de peso es uno de los problemas de salud pública más difíciles de nuestro tiempo, que afecta a casi una de cada tres personas en el mundo”, afirma Ashkan Afskin, uno de los autores del estudio y profesor de la Universidad de Washington.

..Redacción