Inicio ASP Demasiados implantes dentales y muchos en clínicas ‘low-cost’ sin garantías

Demasiados implantes dentales y muchos en clínicas ‘low-cost’ sin garantías

Compartir

En España se realizan “demasiados” implantes dentales, muchos de ellos en clínicas ‘low-cost’ “sin el método adecuado, lo que aumenta las reclamaciones de los pacientes”, y es que así lo advierte el Dr. Alberto Sicilia, presidente de la Asociación Europea de Osteointegración.

Este experto que, acaba de recibir el reconocimiento como promotor de Madrid que le ha otorgado la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Madrid, Madrid Convention Bureau, por su “esfuerzo y empeño” para que la ‘Conference of the European Asssociation for osseointegration – EAO’, organizada conjuntamente por la Asociación Europea de Osteointegración (EAO) y la Sociedad Española de Prótesis Estomatológica y Estética (SEPES), se celebre en Madrid del 5 al 7 de octubre.

El Dr. Sicilia alerta del aumento de los casos de periimplantitis, una infección crónica en los tejidos que rodean al implante dental y provoca la pérdida del tejido óseo en el que se ha integrado el implante. Esto es un problema a tener muy en cuenta “porque el capital óseo y de tejido en las personas que pierden un diente es limitado, de ahí la relevancia de conservarlo y el esfuerzo investigador para lograr técnicas efectivas de regeneración”.

En España se realizan al año 800.000 implantes dentales

A su juicio, el aumento de casos de periimplantitis se debe a que, resultado de la excesiva masificación y mercantilización del sector en contra de los criterios de la profesión, “se pueden estar haciendo en clínicas ‘low-cost’ demasiados implantes en casos que no están indicados, una parte de ellos son demasiado rugosos y con un control poco riguroso”, y es que incide en “que los implantes no son un fin, sino parte de un tratamiento”. Se estima que en España anualmente se hacen 800.000 implantes dentales.

Que el implante dental tenga la mayor longevidad posible

El gran desafío de la implantología es hacer que el implante dental tenga la mayor longevidad posible, por decirlo de otra manera, que “tenga la mayor esperanza de vida” y evitar que el paciente tenga que ser sometido a reimplantes.

Según los estudios, el 80% de los implantes de baja rugosidad alcanzan una vida media de 25 años de uso. Sin embargo, estos solamente son entre el 15% y 20% de los casos, siendo más “populares” los rugosos, ya que por su “naturaleza” se integran mejor al hueso, pero pueden provocar más complicaciones por periimplantitis.

Los datos de un estudio a seis años, comparando implantes de alta y baja rugosidad revela que los primeros presentan una pérdida ósea significativa en el 15% de los casos, un porcentaje que baja al 3-5% en el caso de los de baja rugosidad.

Seguramente esta diferencia sea mayor en la vida real de lo que demuestran los estudios, en la que los pacientes no tienen un estricto seguimiento”, concluye.
..Redacción