Inicio ASP Científicos descubren un gen crítico para el desarrollo de la placenta

Científicos descubren un gen crítico para el desarrollo de la placenta

Compartir

Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) revelaron por primera vez que el gen TLK2 es indispensable para el desarrollo de la placenta y la viabilidad del embrión en ratones.

A pesar de las diferencias entre el desarrollo embrionario de ratones y humanos, este hallazgo podría tener relevancia biomédica. Así, un análisis genómico masivo desarrollado en Holanda con discapacitados intelectuales detectó mutaciones en 10 nuevos genes de los pacientes, entre los cuales se incluye TLK2.

El científico Travis H. Stracker, IRB Barcelona y autor de la investigación, explicó que “especulamos que en humanos las mutaciones en el gen TLK2 pueden provocar disfuncionalidad de la placenta durante el desarrollo embrionario, por ejemplo, que no llegue suficiente oxígeno, y provoque desórdenes neurológicos”.

En ratones sin TLK2, el embrión es más pequeño pero los investigadores no observan defectos morfológicos. La placenta también es más pequeña. Son los fallos en la placenta la causa de la muerte del embrión a los 15 días de los 20 de gestación.

En este estudio, publicado en la revista del grupo Nature, “Cell Death and Differentiation”, los científicos detectan una reducción en la expresión de genes importantes para la proliferación o supervivencia de trofoblastos, grupo de células especializadas que provee nutrientes al embrión, con efectos en la funcionalidad de la placenta.

Además, los científicos también revelaron que TLK2 es, en cambio, totalmente dispensable en ratones adultos. Su función la suple su gen “gemelo”, TLK1. La ausencia de uno u otro gen se compensa por la presencia del otro, y los animales son aparentemente normales, saludables y tiene la misma esperanza de vida.

Por su parte, la estudiante de doctorado de “la Caixa” en el IRB Barcelona, Sandra Segura-Bayona, primera autora del estudio junto al investigador postdoctoral Philip Knobel y Helena González Burón, indicó que “solo cuando eliminamos los dos genes a la vez vemos problemas de inestabilidad genómica, segregación de cromosomas y complicaciones de este tipo”.

En el apartado del cáncer, se sabe que TLK2 está aumentado en un subtipo de tumor de mama y que dicho aumento está implicado en la progresión del cáncer.

Es conocido que tanto TLK1 como TLK2 están involucrados en la proliferación celular y que probamente dicha actividad de ambos genes es necesaria para la progresión de las células tumorales. A partir de este conocimiento, se especula que tanto TLK1 como TLK2 podrían ser diana de terapias anticáncer.

Con el fin de avanzar en esta línea, el laboratorio de Travis H. Stracker, dedicado a estudiar la relación entre Inestabilidad Genómica y Cáncer, está poniendo a punto inhibidores de TLK1 y TLK2 para estudiar las funciones de estos genes en modelos animales de cáncer.
..Diego Armando M