Inicio ASP Insuficiencia cardíaca y perder el trabajo, una asociación más que letal, según...

Insuficiencia cardíaca y perder el trabajo, una asociación más que letal, según estudio

Compartir

Tener un trabajo podría ayudar a predecir las probabilidades de sobrevivir de un paciente con insuficiencia cardiaca, según un estudio preliminar que se presentó este pasado mes de abril en una reunión de la Sociedad Europea de Cardiología en París.

La capacidad de mantener un trabajo ofrece una información valiosa sobre el nivel de bienestar y de rendimiento”, comentó el autor principal del estudio, el Dr. Rasmus Roerth. “Y la exclusión del mundo laboral se ha asociado con un riesgo más alto de depresión, problemas de salud mental e incluso de suicidio”, añadió Roerth, médico también en el Hospital de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca.

El estudio contó con más de 21.000 adultos en edad de trabajar (de 18 a 60 años) en Dinamarca que fueron hospitalizados por primera vez con insuficiencia cardiaca entre 1997 y 2012. Más de la mitad (el 55%) trabajaban en el momento de su hospitalización. Los investigadores encontraron que no tener trabajo se asoció con un riesgo de un 50% más alto de mortalidad en los pacientes más jóvenes de insuficiencia cardiaca.

Sería importante evaluar la situación laboral y las consecuencias de la exclusión laboral como indicador de tener enfermedades crónicas graves

Podría ser muy valioso evaluar la situación laboral y realmente pensar en la exclusión del mundo laboral como un marcador de pronóstico en sintonía con tener enfermedades crónicas graves”, dijo en un comunicado de prensa, miembros de la Sociedad Europea de Cardiología.

Durante un seguimiento promedio de casi tres años, el 16% de los pacientes empleados y el 31% de los desempleados fallecieron, indicaron los investigadores. Por otra parte, el 40% de los pacientes empleados y el 42% de los desempleados volvieron a ser hospitalizados con insuficiencia cardiaca.

Tras tener en cuenta factores como la edad, el sexo, el nivel educativo y otros problemas de salud, los pacientes desempleados con insuficiencia cardiaca tenían un riesgo un 50% más alto de fallecer durante el periodo de estudio, y tenían un riesgo un 12% mayor de volver a ser hospitalizados por insuficiencia cardiaca que los que tenían tra-bajo, revelaron los resultados del estudio.

La situación laboral es más que solo una medida física, ya que también influye en la calidad de vida, y ha mostrado ser importante para la salud mental y el bienestar”, señaló Roerth. “Por lo tanto, desde un punto de vista tanto físico como psicológico, tiene sentido incluir la situación laboral en la evaluación del pronóstico de los pacientes jóvenes con insuficiencia cardiaca”, concluyó.

..Redacción