Inicio ASP Carlos González Bosch: “La sanidad no se gestiona por ideología”

Carlos González Bosch: “La sanidad no se gestiona por ideología”

Compartir

Carlos González Bosch es presidente de la Comisión de Sanidad de la CEOE y del Grupo Cofares, una persona muy involucrada con el desarrollo de la sanidad y de todo su entorno. La ideologización de algunos dirigentes políticos del ámbito sanitario le convierten en un referente por su conocimiento y sentido común. Ha atendido a iSanidad. Lo mejor de la Sanidad para explicar su visión de la actualidad sanitaria y la marcha que debería tener la sanidad, incluido el apoyo de la farmacia.

Sanidad pública y Sanidad Privada, ¿cómo se puede hacer entender que no es necesario duplicar recursos?
Son absolutamente complementarias, no es una duplicación de recursos; la sanidad pública tiene los recursos que tiene, y la sanidad privada pues tiene aquellos recursos que la sociedad le demanda y que la sociedad apoya, de hecho el apoyo de la sociedad a la sanidad privada en España es muy amplio. Yo creo que en estos momentos es el país de Europa que tiene más afiliación directa al sistema sanitario privado, por lo cual son absolutamente complementarios. No hay ninguna disfunción ni duplicación, lo único que hay es la necesidad de que la colaboración de la sanidad privada con la pública, para garantizar, como está garantizando la sostenibilidad del sistema.

España es el país de Europa con mayor afiliación directa al sistema sanitario privado

¿Cómo se puede normalizar el debate de la relación público-privada?
La forma de normalizarlo es que la ideología quede al margen. Aquellos gobiernos autónomicos que han puesto la ideología al servicio de la gestión de la sanidad han cometido un grave error. La sanidad no se gestiona por ideología, la sanidad se gestiona por resultados, eficiencia, por recursos y por la utilización de los recursos que la sociedad pone a su disposición y eso no se hace con ideología, entonces los problemas que están surgiendo son problemas ideológicos de algunas personas que han llegado a sus puestos de responsabilidad sin conocer lo que es la gestión y sin conocer lo que es una gestión eficiente, se arropan en la ideología para decir que toman decisiones sin haber previamente contrastado ni medido los resultados, y eso no puede ser, y ese es el gravísimo problema que tenemos y el gravísimo problema que va a sufrir la sanidad española en el futuro si antes no ponemos remedio a esta lacra, porque yo considero que esto está siendo una lacra en la que personas que tienen responsabilidades toman decisiones impulsados por la ideología y luego no se hacen cargo de los resultados que esto supone, no hay más que ver como las listas de espera está creciendo en muchas Comunidades Autónomas precisamente por esa no utilización de la sanidad privada como complemento de la sanidad pública.

La sanidad se gestiona por resultados, eficiencia, por recursos y por la utilización de los recursos que la sociedad pone a su disposición

¿Está la sanidad privada al misno nivel técnico y tecnológico que la sanidad pública?
Yo creo que está al mismo nivel, probablemente esté tecnológicamente a un nivel superior, porque las inversiones que ha realizado en los últimos años no las ha realizado la pública. Pero la cuestión no es decir quien está a mejor o mayor nivel, la cuestión es que la preparación de ambas sirvan para el objetivo que todos perseguimos, y es que la sociedad española tenga la mejor sanidad posible. Y esto hasta hace un par de años se ha convertido realmente en una especie de disparate en el que están participando casi todas las autonomías, y realmente a nosotros nos preocupa porque es una forma de garantizar la sostenibilidad del sistema público, sino es con la colaboración de la privada y eso lo sabemos perfectamente porque no hay más que ver la cantidad de millones de españoles que utilizan la sanidad privada y no colapsan la pública, que es lo que pasaría si realmente estos ciudadanos utilizasen la sanidad pública y no la privada. La gestión directa e indirecta, que es de lo que estamos hablando, puede ser tan válida en un caso como en otro, puesto que las dos gestiones son, desde el punto de vista formal, lógicas, pero vetar la gestión indirecta, que es la que se supone que es la sanidad privada y entra dentro de la prestación, es un error, un error que yo calificaría de muy grave.

Todos perseguimos que la sociedad española tenga la mejor sanidad posible

¿Está de acuerdo con la afirmación “desviar un paciente a la sanidad privada es un error” que hizo un consejero de Sanidad a finales de octubre?
Esa frase es un error suyo (en referencia al consejero), muy grave, y además demuestra un desconocimiento de lo que es la sanidad. Yo creo que es un error de este consejero, la verdad es que con frases como esta desde luego no podrá garantizar su desempeño. Es bastante penoso la verdad.

Recientemente se ha reunido la CEOE y ASPE con la ministra de Sanidad, ¿hay motivación en el gobierno para defender la actividad de la sanidad privada?
Yo creo que ha sido un buen encuentro. Puede suponer un punto y aparte en la relación de la sanidad privada con los poderes públicos. Yo creo que ha sido una cosa muy interesante, muy importante, no en vano la ministra representa un departamento que se supone que tiene que dirigir la gestión pública, aunque es verdad que muchas competencias están transferidas, pero sobre todo representa un partido político.
Yo creo que si empezamos por ahí, probablemente, vayamos avanzando. La gestión que ha hecho el Partido Popular en sus Comunidades ha sido pacífica, huyendo de la ideología y colaborando en aquello que era necesario colaborar, porque la gestión indirecta de la sanidad, la colaboración público-privada, es una oportunidad que hay, no que haya que utilizarla por ley, sino que en un momento determinado merece la pena que se utilice, se utiliza, lo que no tiene ningún sentido es descalificarla ideológicamente, eso me parece escandaloso e irresponsable, y eso desgraciadamente está sucediendo en muchos gestores públicos a los que la sociedad les ha dado la capacidad para que gestionen los intereses públicos. Así no se gestionan los intereses públicos, porque de una forma sectaria no hay forma de gestionar nada que sea algo que se pueda medir y contabilizar como la sanidad.

“De una forma sectaria no hay forma de gestionar nada que sea algo que se pueda medir y contabilizar como la sanidad”

¿Qué puede aportar la oficina de farmacia a un sistema de Atención Primaria totalmente colapsado?
Podría aportar mucho, de hecho aporta mucho, porque muchos de los problemas de medicación indebida o de mal uso del medicamento lo detecta la farmacia, pero si hubiera una interoperabilidad de la receta clínica y la farmacia pudiese llevar el historial del enfermo y además la farmacia tuviese una interoperabilidad de la receta electrónica farmacéutica, lógicamente ganaría mucho más, porque la farmacia tiene una capilaridad en España que no la tiene ningún otro establecimiento, tiene unos profesionales muy cualificados que están a pie de calle en contacto con el paciente en todo momento, y eso es algo que es un “incunable”, es una maravilla. Pero en la medida en que todo eso no se utilice o no se quiera utilizar o no se ponga en marcha estaremos perdiendo una brillantísima ocasión de que muchos de los problemas originados por el medicamento o porque no se toma el medicamento de forma adecuada pues se solucionasen, pero bueno es algo que yo espero que algún día suceda porque no en vano conozco muy bien la farmacia, sé lo que es una oficina de farmacia y sé la importancia vital que tiene para la sanidad de la población y de nuestra sociedad.

Muchos de los problemas de medicación indebida o de mal uso del medicamento lo detecta la farmacia, que tiene una capilaridad única en España

..Redacción