Inicio ASP Identifican la pieza clave que permite a una bacteria con alta letalidad...

Identifican la pieza clave que permite a una bacteria con alta letalidad propagar la resistencia a los antibióticos

Compartir

Un estudio del Institut de Recerca Biomèdica (IRB Barcelona) con la colaboración del Centro de Investigaciones Biológicas (CIB-CSIC) ha identificado la pieza clave que usan las bacterias estafilococos áureos para adquirir y transferirse genes que los hacen resistentes a los antibióticos.

En concreto, esta bacteria mata cada año en Estados Unidos a 11.300 personas por infecciones resistentes a los antibióticos. Su alta “letalidad” se la otorga la rapidez que tienen los ‘Staphylococcus aureus’ en adquirir genes de resistencia, tal y como informa el IRB Barcelona en un comunicado.

Miquel Coll, el líder del estudio, publicado esta semana en edición digital avanzada en Proceedings of the National Academic of Sciences (PNAS), y científico del IRB Barcelona, afirma que la lucha contra las bacterias, sobre todo en los entornos hospitalarios, “pasa por entender cómo se transfieren los genes para adaptarse rápidamente a entornos cambiantes, como por ejemplo cuando se encuentran con antibióticos nuevos”.

Coll asegura que una habilidad extraordinaria de las bacterias para evolucionar y adaptarse rápidamente es la “transferencia horizontal de genes”, habilidad que los humanos no tienen.

Una de esta vías es la conjugación, en la que dos bacterias se unen para “pasarse” un trozo de ADN, llamado plásmido, donde se localizan normalmente genes selectivos de resistencia a antibióticos.

En la transferencia horizontal actúa la relaxasa, una proteína encimática, y los investigadores han identificado un aminoácido básico que el cuerpo humano no es capaz de producir por sí mismo -una histidina- como el elemento central para que se produzca la transferencia y se propague la resistencia.

La histidina es el residuo catalítico que permite a la relaxasa cortar el ADN, unirse, estirar una de sus cadenas y llevárselo para traspasarlo al bacterio receptor, donde la cadena se replicará para formar de nuevo la doble cadena del plásmido.

Este nuevo plásmido ya contendrá los genes de resistencia y la maquinaria para transferirlos a otra bacteria. Los científicos han determinado que esta histidina está presente en las relaxasas del 85% de cepas del estafilococo áureo.

La relevancia del hallazgo es grande para la comunidad científica, y es que como asegura Coll, ahora se conocen “más detalles de esta bacteria y podría conducir a desarrollar moléculas para evitar la propagación de cepas resistentes”.

La resistencia a los antibióticos es declarada por la OMS como una emergencia en el mundo y una amenaza para la salud pública mundial

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene declarada la resistencia a los antibióticos como una emergencia en el mundo y una amenaza creciente para la salud pública mundial. Según datos de la OMS, al año, por bacterias que son multirresistentes a los antibióticos fallecen entre 700.000 y 900.000 personas.

En España, el aumento de las enfermedades causadas por bacterias multirresistentes a antibióticos causan alrededor de 2.500 muertes anuales, el doble de las causadas por accidentes de tráfico, y es que así lo alerta la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

En Europa el número se sitúa en 25.000 muertes anuales. De hecho, de seguir así la resistencia a los antibióticos con ese ritmo de crecimiento, se estima que en el 2050, fallecerán cada año por infecciones por bacterias que son multirresistentes a los antibióticos 10 millones de personas, superando las muertes por cáncer (8,5 millones de personas) y accidentes de tráfico (1,2 millones de personas).
..Redacción