Inicio ASP Para reducir la prevalencia de la obesidad abdominal se aconseja la realización...

Para reducir la prevalencia de la obesidad abdominal se aconseja la realización de al menos cuatro comidas al día

Compartir

Las personas con obesidad abdominal se saltan con mayor frecuencia la merienda y dedican menos tiempo a la media mañana y más a la comida que aquellos sin obesidad abdominal, y es que así se desprende de un estudio que, publicado en la revista Public Health Nutrition ha sido coordinado por la Fundación Española de Nutrición (FEN).

En la línea de estos resultados, “varios estudios recientes han sugerido que algunas características de la conducta alimentaria, como saltarse el desayuno, comer más de la ingesta total de energía del día durante la tarde, comer fuera de casa con frecuencia y realizar un menor número de comidas diarias, así como el picoteo entre horas, están asociados con un mayor riesgo de padecer sobrepeso u obesidad”, comenta la investigadora principal de este estudio, la doctora Rosa Mª Ortega, directora del Grupo de Investigación VALORNUT y Catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid.

En lo que se refiere a la distribución de la energía ingerida en cada una de las comidas a lo largo del día, “los desayunos y comidas que contenían más del 25% y el 35% de la ingesta total de energía respectivamente se asociaron con una mayor probabilidad de padecer obesidad abdominal”, subraya la experta.

Por el contrario, “las comidas de media mañana y las meriendas, cuya ingesta suponía más del 15% de la energía total, se asociaron con una disminución de la probabilidad de presentar obesidad abdominal, por lo que la importancia de estas dos ingestas es notable”.

En lo que se refiere a la variedad de la alimentación, en la población sin obesidad abdominal ésta fue mayor, y es que este grupo consumía más cereales, cereales integrales y productos lácteos.

Teniendo en cuenta los datos, “las futuras estrategias de alimentación enfocadas en reducir la prevalencia de la obesidad abdominal deberían aconsejar la realización de al menos cuatro comidas al día donde el desayuno suponga menos del 25% de la ingesta total de energía”. Finalmente, la experta recomienda que “se introduzcan comidas a media mañana y a media tarde que supongan más del 15% de la ingesta total de energía y se intente que la comida se lleve a cabo en un horario apropiado y no exceda del 35% de la ingesta energética total”.

..Redacción