Inicio ASP Una bacteria en la garganta podría estar relacionada con infecciones en los...

Una bacteria en la garganta podría estar relacionada con infecciones en los huesos y en las articulaciones en los niños

Compartir

La presencia de un germen en las gargantas de los niños también podría significar que tienen la misma infección en sus huesos o articulaciones, y es que así se desprende de una investigación recientemente publicada en CMAJ.

Los nuevos hallazgos de este estudio, como afirman los investigadores, podrían conducir a mejoras en el tratamiento de infecciones potencialmente devastadoras y letales.

Los científicos, anteriormente, creían que la mayoría de infecciones tanto en los huesos como en las articulaciones de los niños eran provocadas por varios tipos de bacterias, entre ellas la Staphylococcus y la Streptococcus. Sin embargo, ahora, los científicos pueden identificar mejor los gérmenes que provocan las infecciones, entre ellos uno, la Kingella kingae, que es el objetivo del nuevo estudio.

En el estudio los investigadores examinaron a 77 niños de seis meses a cuatro años de edad en Canadá y Suiza. Se confirmó, tras compararse con casi 300 niños más, que padecían de infecciones en los huesos o las articulaciones.

Mediante el uso de métodos diagnósticos mejorados, nuestro estudio encontró que la inmensa mayoría de niños menores de cuatro años que sufrían de una infección en los huesos o en las articulaciones estaban infectados con la bacteria Kingella kingae”, afirma la autora del estudio, la Dra. Jocelyn Gravel, de la Universidad de Montreal.

Algo más importante es que descubrimos que un 70% de los niños que tenían una infección en los huesos o en las articulaciones portaban esas bacterias en la garganta, mientras que esto es poco común en los niños no infectados, con apenas un 6%”, añade.

Desarrollar mejores tratamientos para los niños con infecciones en los huesos o en las articulaciones

Basándonos en este estudio, planificamos cambiar la forma en que investigamos a los niños en riesgo de infección en los huesos o en las articulaciones, porque la identificación de la K. kingae en la garganta de un niño con una sospecha de infección en los huesos señalará a la K. kingae como culpable”, indicó Gravel.

Como indica la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, para las infecciones en los huesos y en las articulaciones de los niños, los antibióticos son un tratamiento común, y en algunos casos, las infecciones pueden tardar varias semanas en curarse y ser necesario la cirugía.

Los investigadores concluyen que con la información de este estudio pueden desarrollar mejores tratamientos para los niños con infecciones en los huesos o en las articulaciones.
..Redacción