Inicio ASP La OMC rechaza utilizar los centros de salud para el referéndum secesionista

La OMC rechaza utilizar los centros de salud para el referéndum secesionista

Compartir

Ante el debate suscitado a raíz de las informaciones en diferentes medios de comunicación de que la Generalitat de Cataluña podría utilizar los centros sanitarios y las tarjetas sanitarias para la celebración de un referéndum, la Comisión Permanente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) expresa su rechazo a que los centros sanitarios se utilicen para otros fines distintos a los asistenciales.

El sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña(SISCAT) compuesto por los centros de atención primaria, consultorios locales, hospitales, centros sociosanitarios y centros de atención a la salud mental, tiene como única finalidad la de garantizar la atención pública efectiva y de calidad a la ciudadanía de Cataluña sin que sus recursos puedan ser utilizados para otras funciones no contempladas en la Ley 15/1990, de 9 de julio, de Ordenación Sanitaria aprobada por el Parlamento de Cataluña y de acuerdo con lo que establece el artículo 33.2 del Estatuto de Autonomía de Cataluña, que en definitiva solo estarán afectos a la preservación de la salud de los pacientes.

Asimismo, la Comisión Permanente entiende que la tarjeta sanitaria no debe ser utilizada con otra finalidad que no sea la identificación del paciente para ser atendido o para prestarle asistencia sanitaria.

La utilización y uso de las tarjetas sanitarias para confeccionar y/o ser utilizadas como censo electoral, es decir, la utilización de los datos de sus titulares para fines distintos para los que originalmente se obtuvieron, esto es, para la correcta prestación de una asistencia sanitaria, podría contravenir lo dispuesto en la normativa de protección de datos (LOPD) suponiendo un acceso no autorizado por parte de los organismos implicados a datos confidenciales.

Por ello, esta Comisión Permanente solicita a la Administración Sanitaria responsable que evite el uso inadecuado de los centros sanitarios y de la tarjeta de identificación.


Audiencia SM el Rey a la OMC
El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Serafín Romero Agüit, ha sido recibido por SM el Rey Felipe VI y le ha trasladado el compromiso de la profesión médica con los ciudadanos y los médicos, en una audiencia que el Rey ha concedido a los miembros que integran la corporación.

Manifiesto nuestro compromiso y lealtad con nuestro sistema sanitario, con la mejor asistencia a nuestros ciudadanos y pacientes y con la búsqueda de la excelencia profesional”. Así se lo ha expresado el Dr. Romero Agüit a SM el Rey, tras agradecerle la oportunidad de recibirles en audiencia.

A esta recepción han asistido los miembros de la Asamblea General de la OMC: Comisión Permanente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), presidentes de los Colegios de Médicos de toda España, representantes de las vocalías nacionales, portavoces del Foro de la Profesión Médica y el presidente de la Comisión Central de Deontología.

Tras el saludo a SM el Rey, el presidente de la OMC expuso los fines de la corporación, centrados en la “regulación y ordenación del ejercicio profesional”, así como la labor que viene realizando en temas como el acceso justo a la mejor asistencia sanitaria y al medicamento, la atención al final de la vida, la prevención de las agresiones en el ámbito sanitario, el cuidado del médico enfermo, la lucha contra el tráfico de personas y órganos o el impulso de la acción solidaria en el ámbito de la cooperación internacional, entre otros.

El Dr. Romero Agüit también hizo referencia al trabajo realizado por las tres fundaciones con las que cuenta la corporación: la Fundación para la Formación y su relevante papel en el ámbito de la actualización de los conocimientos y en la investigación clínica, y el llevado a cabo por la Fundación para la Cooperación Internacional para canalizar la solidaridad de los médicos y sus colegios con las personas en situaciones de vulnerabilidad.
Asimismo, hizo alusión a la labor de la Fundación de Protección Social que fue creada hace 100 años por un Real Decreto firmado por SM el Rey Alfonso XIII y que desde 1999 lleva el nombre de Príncipe de Asturias. Una fundación que ha ido ampliando sus prestaciones y que actualmente atiende anualmente a más de 2.600 beneficiarios con 19 tipos de prestaciones y con una cuantía de más de 13 millones de euros que proceden de la solidaridad de los médicos.

En su alocución ante SM el Rey, el presidente de la OMC manifestó el compromiso de la profesión médica con “los principios que inspiran nuestro régimen democrático y con una España en el marco de una Europa unida en solidaridad y valores”, algo que forma parte del modelo del nuevo profesionalismo médico, principios incluidos también en la Carta de Identidad y Principios de la profesión médica Latino-Iberoamericana que se entregó el pasado año a SS el Papa Francisco en la audiencia que concedió a la OMC.

Anteponer los intereses del paciente a los del propio médico” es algo que exige el ejercicio de la profesión médica, según expresó el Dr. Romero Agüit ante SM el Rey, al que también expuso la iniciativa del Foro de la Profesión Médica de solicitar que la relación médico-paciente sea declarada patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad.

Resaltó el esfuerzo que, a pesar de las condiciones, realizan día a día los profesionales y que se ha vuelto a comprobar en situaciones de “terrorismo salvaje, indiscriminado y absurdo” como el sufrido recientemente.
Finalmente, tras manifestar que “nos sentimos muy orgullosos de pertenecer a un país como España. Nos sentimos muy orgullosos de disponer de un Sistema Nacional de Salud como el que tenemos. Nos sentimos muy orgullosos de ser médicos”, reiteró la defensa que viene haciendo la OMC por un Pacto Nacional por la sanidad y por los profesionales sanitarios.

El presidente de OMC entregó a SM el Rey Felipe VI un fonendoscopio, obsequio cargado de simbolismo para la profesión médica, presente que la OMC regaló a SS el Papa Francisco en la audiencia privada el Pontífice concedió a la corporación médica el pasado año.