Inicio ASP El “splicing” alternativo, un importante mecanismo en cáncer

El “splicing” alternativo, un importante mecanismo en cáncer

Compartir

Un equipo de científicos liderado por Eduardo Eyras, profesor ICREA en el departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de la Universidad Pompeu Fabra (DCEXS-UPF), ha analizado las alteraciones en el splicing alternativo que ocurren en cada uno de los tumores de los pacientes y ha estudiado el impacto que estos cambios tienen sobre la función de los genes.

Los resultados de este estudio, mediante el análisis de datos de más de 4.000 pacientes de cáncer provenientes del Atlas del Genoma del Cáncer (TCGA Project), revelan una pérdida generalizada de funciones esenciales de las proteínas y, en particular, de aquellas funciones que también se ven afectadas por mutaciones genéticas en pacientes de cáncer.

El científico Eduardo Eyras, jefe del grupo de investigación en Biología Computacional del ARN del Programa de Investigación en Informática Biomédica (GRIB), una unidad mixta del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y la UPF, explicó que “gracias a nuestras investigaciones previas, sabemos que el tipo y el estadio en el que se encuentra un tumor pueden predecirse observando las alteraciones del splicing alternativo”.

“Ahora, con este nuevo estudio, hemos descubierto que los cambios en el splicing alternativo que ocurren en cáncer afectan a las funciones de las proteínas de una manera similar a las que se habían descrito anteriormente mediante mutaciones genéticas”, añadió el investigador Eyras.

Estos cambios en las funciones proteicas provocan cambios en la morfología y la función de las células, otorgándoles las características propias de las células tumorales, como por ejemplo un elevado potencial de proliferación o la capacidad de evitar la muerte programada. De acuerdo con los autores, “se trata de cambios en las células que tendrían por sí solos poder oncogénico, esto es, la capacidad de convertir una célula sana en tumoral”.

Un aspecto novedoso del estudio es que dichos cambios tienden a ocurrir en genes distintos a los que suelen aparecer mutados en cáncer, y en pacientes con un bajo número de genes mutados. Por lo que los autores concluyen que los cambios en el splicing alternativo “proporcionan al cáncer nuevas vías por las que escapar a la fina regulación celular. Su estudio, pues, abre nuevas puertas a la investigación para la cura del cáncer, pudiendo aportar alternativas al tratamiento de esta enfermedad”.
..Diego Armando M