Inicio Sin categoría Duralock, el sistema de sellado de perforaciones durales

Duralock, el sistema de sellado de perforaciones durales

Compartir

La cefalea post-punción dural (CPPD) es un problema médico universal; se trata de una complicación de la anestesia epidural que aparece cuando el anestesiólogo punciona la duramadre y genera una brecha que deja escapar líquido cefalorraquídeo.

Duralock es un sistema de sellado de perforaciones durales de acción inmediata que evitará la aparición de este terrible cuadro clínico, que suele debutar a las 24 horas de la punción dural y puede llegar a mantener a quien la sufre (muchas veces pacientes que acaban de dar a luz) inmóvil y encamado durante días.

Presentado en el Encuentro de Innovadores en Tecnologías Sanitarias de la Fundación Pons

La invención permite sellar la fuga con un gesto sencillo, de forma rápida y a bajo coste: supone un cambio del actual arsenal terapéutico, limitado y muchas veces ineficaz, por un producto profiláctico y sin repercusiones clínicas.

Duralock pretende evitar cerca de un millón de casos al año de cefalea post-punción dural

Ofrece una solución a un problema hasta ahora sin resolver, evitando cerca de un millón de casos al año en el mundo y permitiendo un significativo ahorro económico al sistema sanitario.

Funcionamiento
El kit de Duralock permite sellar la membrana dural mediante un parche biocompatible y degradable. El sistema incluye el implante y el instrumental necesario para su inserción a través de la propia aguja convencional de punción epidural. El implante es un parche milimétrico que puede ser aplicado en 30 segundos, con una sola mano, de forma estéril y sin suponer un riesgo de nueva perforación dural.

El uso de Duralock se realiza de forma rápida en el mismo acto anestésico (tras detectar la fuga de líquido cefalorraquídeo), sin perder el punto de perforación, de modo que se puede prevenir la aparición del cuadro clínico de la CPPD. Una vez desplegado en el saco dural, aprovecha la dinámica del líquido cefalorraquídeo para taponar la brecha, evitando la aplicación de medidas farmacológicas o actuaciones de mayor riesgo en casos extremos.

Ventajas
En la actualidad no existe ningún dispositivo destinado a sellar de forma prematura la rotura de membrana dural ni ninguna otra solución eficiente en el mercado, ya que todos los esfuerzos van orientados a disminuir la sintomatología una vez establecido el cuadro.

Los abordajes clásicos del problema resultan medios paliativos rudimentarios, poco eficaces, y conllevan riesgos potenciales (se somete al paciente a nuevas manipulaciones quirúrgicas con aguja y a posibles nuevas brechas en la duramadre o complicaciones asociadas).

Duralock permite prevenir la aparición del problema y facilita la labor del anestesiólogo eliminando uno de los riesgos de la anestesia epidural

Además de tratar, Duralock permite prevenir la aparición del problema y facilita la labor del anestesiólogo, eliminando uno de los riesgos de la anestesia epidural que ronda en la cabeza de todo anestesiólogo cuando se enfrenta a la técnica.

Su comercialización permitirá optimizar costes al sistema sanitario al disminuir la estancia hospitalaria prolongada y su consiguiente gasto. Y lo más importante, mejorará la calidad asistencial de los pacientes, evitando cuadros clínicos de dolor de cabeza y haciendo más llevadero el período post-operatorio y post-parto.