Inicio ASP La interlocución, fundamental para evolucionar la eSalud

La interlocución, fundamental para evolucionar la eSalud

Compartir

En todos los órdenes de la vida, cuando nos enfrentamos a un problema que debemos resolver, es fundamental encontrar un interlocutor válido que pueda escucharnos, comprendernos y ayudarnos a resolverlo.

El mundo sanitario no es diferente en este sentido. El diálogo y el entendimiento que debe existir entre los diferentes agentes que intervienen en el sistema es clave para que los problemas a los que debe enfrentarse puedan tener una resolución satisfactoria para todas las partes y redunden, como siempre, en el mayor beneficio para todos y, especialmente, para los pacientes.

Hablando se entiende la gente
Como suele decirse, hablando se entiende la gente y nunca es más cierto que cuando tratamos de unir el mundo sanitario y el mundo de la tecnología. Tan cercanos pero al mismo tiempo tan alejados, es necesario que ambos puedan comprenderse mutuamente y para ello deben encontrar vías de comunicación efectivas que permitan el acercamiento de ambas partes.

No es sencillo. Las necesidades de unos y de otros son muy diferentes y el idioma de cada uno hace que la comunicación sea compleja, a veces casi imposible. Por ello es necesario dialogar y conversar para llegar al completo entendimiento y evitar malos entendidos o conflictos con los objetivos, el alcance o el desarrollo de los proyectos.

Hay que buscar un punto común de entendimiento
Sin embargo, no todos los problemas pueden resolverse hablando. No siempre es posible sentar a la mesa dos partes y conseguir que, a través del diálogo, lleguen a entenderse plenamente. En ocasiones las barreras son demasiado grandes y se hacen insalvables.

Para poder minimizar (o incluso eliminar) estas barreras es necesario que los interlocutores, por ambas partes, hagan un esfuerzo por tratar de entender las posturas de las otras partes. Y para ello es necesario encontrar un nexo de unión que ayude al diálogo y al entendimiento. Buscar la mejor manera de hacer llegar los argumentos hasta la otra parte. Y nada mejor que a través del conocimiento mutuo, de cambiar nuestra forma de hablar y expresarnos para adaptarnos a las personas que tenemos delante. No vale con repetir, hay que explicar con palabras que se puedan comprender.

Los profesionales sanitarios, comprendiendo a los técnicos
Para buscar ese punto intermedio de entendimiento es muy importante que los profesionales puedan adquirir una mínima base tecnológica que les permita comprender el punto de vista de los técnicos.

No queremos decir que deban ponerse a programar, ni mucho menos. Pero tampoco que rehuyan de la tecnología ni que la vean como una amenaza o un lastre. Deben comprender las posibilidades y limitaciones que ésta tiene (para bien y para mal) para poder exponer sus necesidades en unos términos que luego puedan llevarse a la práctica. La formación en nuevas tecnologías es clave en este sentido. Para que puedan llegar a comprender la magnitud de los proyectos en los que participan, para que puedan hacer propuestas que puedan llevarse a la práctica. Para que, en resumen, puedan compartir información con la parte técnica en unos términos más cercanos a los que éstos manejan.

Los técnicos, entendiendo a los profesionales sanitarios
Pero también es fundamental que los técnicos puedan comprender lo que los profesionales sanitarios están reclamando y para ello es necesario que entiendan la naturaleza de su profesión, sus retos, sus dificultades, sus necesidades.

Tampoco reclamamos que hagan una carrera relacionada con las ciencias sanitarias. Simplemente es necesario que pasen un poco de tiempo junto a ellos, viendo cómo trabajan y cómo se desenvuelven. Cómo y en qué condiciones deben realizar su labor diaria y los retos a los que se enfrentan en cada situación. Sentarse con un médico mientras éste pasa consulta o con una enfermera en un control durante un turno es uno de los mejores ejercicios que se puede realizar para ponerse en la piel del profesional sanitario. Sólo de ésta forma podrán llegar a comprender de verdad el trabajo de los profesionales sanitarios y ofrecerles ayuda de manera realmente efectiva.

Encontrar al interlocutor adecuado es un éxito
En este contexto, contar con los interlocutores adecuados es un paso adelante muy grande a la hora de conseguir el éxito final en el proyecto que se aborde. Simplificará enormemente la comunicación en los equipos de trabajo y allanará el camino de la gran mayoría de acciones que haya que tomar. Y no es sencillo, no todo el mundo está preparado.

Cada parte debe tratar de identificar las personas más adecuadas para llevar a cabo esta función y ellos, los seleccionados, deben ser conscientes del papel clave que juegan en todo el proyecto y asumir que deben adaptarse y cambiar para llegar al necesario entendimiento. De cualquier otra forma estamos abocados al fracaso tarde o temprano
..Pedro Gonzalo. Hablando de la eSalud