Inicio ASP El 50% de los pacientes oncológicos recurre a medicinas alternativas

El 50% de los pacientes oncológicos recurre a medicinas alternativas

Compartir

El I Congreso Nacional de Nutrición en Oncología ha servido, aparte de para posibilitar la actualización del conocimiento y la colaboración multidisciplinar de las sociedades científicas de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE) y la de Oncología Radioterápica (SEOR), para poner numerosos asuntos sobre la mesa con objeto de reducir las cifras de desnutrición en pacientes con cáncer. Entre las conclusiones a las que se ha llegado en este encuentro celebrado en Madrid destaca, por ejemplo, según cifras internacionales el 50% de los pacientes que padecen un tumor recurre a medicinas alternativas o complementarias, que son todas aquellas que se salen de la Medicina convencional. Así lo ha expresado la dietista- nutricionista, Lorena Arribas, del Instituto Catalán de Oncología y especializada en la materia.

Arribas ha precisado que ese 50% de pacientes oncológicos recurre a métodos de naturaleza alternativa o complementaria, como la acupuntura o las propias dietas alimenticias. En este sentido se ha referido al veganismo, la dieta alcalina y la terapia de Gerson, entre otras. Ha señalado que todas ellas “carecen de evidencia científica consolidada”.

La dieta mediterránea es la única con “evidencias científicas” que ayuda a la prevención y en el tratamiento del cáncer

Al hilo de las dietas que deparan beneficios de algún tipo a la prevención y al tratamiento de estas enfermedades, la dietista-nutricionista del Instituto Catalán de Oncología ha apuntado a la dieta mediterránea como “la única que presenta evidencias científicas para ayudar en la prevención y tratamiento del cáncer”.

Fruta, verdura, legumbres y disminuir la cantidad de carne roja”, ha expresado la dietista del centro catalán, que ha incidido en la “excepción de que durante el tratamiento hay que asegurar el aporte de proteínas y eso lo hacemos con carne, pescado y huevos, principalmente”.

Al explicar el porqué de la importancia de la ingesta proteica siguiendo la “dieta mediterránea” en pacientes con cáncer, Arribas ha matizado que “un buen estado nutricional permite mejorar la tolerancia a los tratamientos oncoespecíficos evitando retrasos o incluso la suspensión de los mismos y mejorar la calidad de vida de los pacientes”.

Hay que recordar a este respecto que, como expresaron al inicio del congreso los representantes de SENPE y SEOR, en España existe una elevada prevalencia de pacientes oncológicos que sufren desnutrición –en torno al 30% de enfermos con algún tipo de tumor-.

Ha señalado, por último, que “en la mayoría de los casos no es la desesperación lo que lleva a un paciente a optar una dieta anti cáncer, sino las ganas de involucrarse en su tratamiento”. Ha añadido que éstos suelen pacientes muy activos y con alta autoestima, y con tumores raros o avanzados o de crecimiento rápido.