Inicio ASP El cuidado de la piel del paciente con cáncer debe realizarse antes,...

El cuidado de la piel del paciente con cáncer debe realizarse antes, durante y después de los tratamientos

Compartir

El cuidado de la piel del paciente con tratamiento oncológico es muy importante desde el primer momento, “no sólo durante los tratamientos y al finalizar los mismos, sino también antes de su comienzo, para preparar y fortalecer la piel, ejerciendo un efecto profiláctico demostrado por medio de estudios clínicos”.

Así lo asegura la farmacéutica Leonor Prieto, experta que participará como ponente en las III Jornadas en Dermatología para Atención Primaria que la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) celebrará los días 20 y 21 de octubre en Toledo.

Y es que los tratamientos oncológicos son cada día más numerosos y específicos, por lo que la esperanza de vida en estos pacientes “ha aumentado considerablemente y en muchos de los casos, el cáncer ha pasado a convertirse en una enfermedad crónica”, señala Prieto.

No obstante, estos tratamientos “presentan efectos secundarios importantes, entre ellos, los que aparecen sobre la piel, que, aunque no comprometen la vida del paciente, si tienen un gran impacto sobre el deterioro de su imagen y la calidad de vida, y que incluso puede afectar al cumplimiento del tratamiento médico o la adherencia al mismo”, según esta experta.

La esperanza de vida en los pacientes oncológicos “ha aumentado considerablemente y, en muchos de los casos, el cáncer ha pasado a convertirse en una enfermedad crónica”

A las manifestaciones cutáneas que producen los tratamientos de quimio o radioterapia, hay que sumar actualmente la alta toxicidad cutánea que presentan los tratamientos dirigidos, afectando de forma muy importante a la piel, el pelo o las uñas.
La ponente de las III Jornadas en Dermatología para Atención Primaria afirma que los productos dermocosméticos, dada su función de “complemento terapéutico”, son capaces de reducir tanto el impacto físico en la piel (disminución de la xerosis, prurito, erupciones o fotosensibilidad) como el psicológico, mejorando la imagen y la calidad de vida del paciente.

Los tratamientos oncológicos “presentan efectos secundarios importantes, entre ellos, los que aparecen sobre la piel que, aunque no comprometen la vida del paciente, pueden afectar al cumplimiento del tratamiento médico“

En este proceso de cuidado de la piel del paciente es necesario un “enfoque multidisciplinar” por parte de todos los profesionales de la salud, incluidos los profesionales de Atención Primaria. “El conocimiento y el consejo experto y especializado en dermocosmética, adaptado y personalizado a cada paciente, es primordial para conseguir los mejores resultados, incluso a nivel de adherencia al tratamiento médico”, señala Prieto.

Otros temas de interés
Además de la ponencia dedicada al cuidado de la piel del paciente con tratamiento oncológico, las III Jornadas en Dermatología para Atención Primaria tratarán temas relacionados con el abordaje, manejo y derivación del paciente con psoriasis leve-moderada, acné, neoplasias cutáneas o dermatitis atópica. Coordinadas por los Dres. Juan Jurado y Rafael Sánchez, en este encuentro nacional también destacan la ponencia dedicada al cuidado de la piel del paciente con eczema crónico de manos y con hidradenitis supurativa.

Por tratarse de métodos diagnóstico de elevado interés para los médicos de familia, la dermatoscopia y la ecografía dermatológica también tendrán especial protagonismo dentro del programa. Para ello, se contará con la presencia del Dr. Fernando Alfageme, dermatólogo en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda especializado en esta materia.