Inicio ASP El autocuidado en la hipertensión es un beneficio para el paciente y...

El autocuidado en la hipertensión es un beneficio para el paciente y para el sistema

Compartir

Más del 40% de la población adulta española es hipertensa, pero además, según la Sociedad Española de Cardiología, el 37,4% de los hipertensos están todavía por diagnosticar. Solo 88% de los hipertensos siguen tratamiento y el 70% tiene la presión descontrolada. El grado de control de la hipertensión en España sigue siendo bajo, por eso se recomienda ser más explícito e insistir en su prevención, detección y tratamiento.

Para la Dra. Mª Isabel Egocheaga Cabello, responsable Área Cardiovascular de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), “una persona que está diagnosticada de hipertensión lo que tiene hacer es mejorar sus hábitos de vida”, y explica, además, que “intentamos hacer que no todos los hipertensos sean seguidos de la misma manera, sino que los que tienen más capacidad de autocuidado, puedan hacer autocontrol desde su casa y no tengan que venir tanto a la consulta médica”.

El autocuidado va a ayudar a reducir otras consecuencias. Tomándose la tensión y siguiendo las pautas del médico, hay pacientes que podrían venir una vez al año a la consulta, para hacer el seguimiento y las pruebas complementarias necesarias ”, asegura. “Es muy importante educar a los pacientes para el autocuidado y en llevar un estilo de vida saludable”.

El médico de familia no tiene un tiempo asignado para atender a pacientes online

En pleno siglo XXI, en la era de las nuevas tecnologías, los pacientes pueden contactar por correo electrónico con los médicos y enfermeras, “el problema es que el sistema sanitario público todavía no tiene bien instrumentado como hacerlo, porque, como médico de familia, paso consulta, pero no tengo un tiempo asignado para contestar correos electrónicos ni atender llamadas de pacientes. El sistema está basado en la consulta presencial”, explica la Dra. Egocheaga. “No es un problema de atención Primaria , sino de toda la asistencia sanitaria”.

Sin embargo, la Dra Egocheaga explica que se está potenciando mucho la continuidad asistencial, y pone como ejemplo el proyecto institucional SEC-PRIMARIA con la Sociedad Española de Cardiología, que “tiene como objetivo la mejora de la protocolización asistencial y de la comunicación entre los diferentes niveles enmarcados en la relación Primaria-Hospital”. “Este proyecto trabaja la consulta clínica electrónica, que no es correo electrónico, con los especialistas. Aunque todavía no tenemos historia única, estamos trabajando en ello”,

En Atención Primaria puede entrar un paciente con problemas cardiovasculares, infecciosos o un simple catarro, “el abanico diagnóstico es muy amplio, mucho más que el de otro especialista, y hay que hacer diagnósticos de aproximación”. Por eso, “nuestra visión ante el paciente es más amplia, más global”.

Para la Dra Egocheaga la comunicación entre niveles es muy importante para la seguridad del paciente

La comunicación con el especialista es necesaria porque, en el caso de la hipertensión, hay casos de difícil control. “Al especialista le viene muy bien tener acceso a otros datos clínicos que nosotros podemos facilitarle, no solo de la historia clínica, sino mucho intercambio de opiniones, igual que a nosotros nos beneficia la comunicación con ellos”. Para ella, la comunicación entre niveles es muy importante para la seguridad del paciente, “sin ella el sistema es menos eficiente”.

Wereables validados
En cuanto a los aparatos electrónicos de uso habitual la Dra. Egocheaga es bastante cauta porque en la hipertensión hay que medir muy bien. “Nosotros recomendamos que la tensión se tome con herramientas validadas, que venden en distintas farmacias, con instrumentos adecuados. La mayoría de los aparatos tecnológicos, como los smartwatch, sirven para automotivar, para medir la cantidad de pasos realizados y distancia recorrida, pero por ejemplo, el tema de la hipertensión arterial todavía no hay relojes que la midan de manera adecuada. Siempre recomiendo que no se compren cualquier  aparato de toma de tensión y se dejen aconsejar por los clínicos”.
..Alfonso González