Inicio ASP Guillermo Martín (Farmacia Enfurecida): “El principal problema con los influencers no está...

Guillermo Martín (Farmacia Enfurecida): “El principal problema con los influencers no está en YouTube sino en Instagram”

influencers-YouTube-Instagram

..Juan Pablo Ramírez.
La última medida de María Luisa Carcedo al frente del Ministerio de Sanidad fue la detección de aquellos influencers que recomendaban medicamentos en las redes sociales. Guillermo Martín Melgar ofrece su visión como farmacéutico y experto en redes sociales. “Sigo pensando que el problema principal no es YouTube, que sí lo fue hace unos años, sino Instagram. Google y YouTube han visto que es una práctica sancionable y han reaccionado de forma rápida, pero el grueso de los influencers está en Instagram”, avisa el fundador de Farmacia Enfurecida, un conjunto de cuentas de redes sociales que muestran el día a día de un estudiante de farmacia y de la botica.

¿Qué riesgos provoca que estos influencers recomienden medicamentos sujetos a prescripción médica?
Aparte de que están promoviendo la prescripción y el consumo de medicamentos que es delito. Por un lado, se saturan los centros médicos y, por otro, está prohibida la promoción de medicamentos a la población general. Esos medicamentos tienen que ser prescritos de manera individualizada. No pueden ser recomendados ni por un prescriptor ni por un influencer a toda la población. Puede producirse alergias, reacciones, interacciones…

Google y YouTube han visto que es una práctica sancionable y han reaccionado de forma rápida, pero el grueso de los influencers está en Instagram

El caso más evidente era unas toallitas antibióticas.
Confunden un antibiótico con un cosmético, como ha ocurrido con estas toallitas. El otro día vimos un champú que en realidad era un corticoide. Todos esos medicamentos que tienen un efecto estético los recomiendan como si fueran cosméticos. No diferencian entre estos productos.

¿Qué penas y sanciones existen en la legislación española?
Ahora mismo se sabe que está terminantemente prohibido hacer promoción del consumo de medicamentos. Así lo establece el Real Decreto 1416/1994.

¿Hasta qué punto los seguidores de estos influencers entenderán que se les aplique esta ley?
Los medicamentos no son productos que se puedan recomendar a cualquier persona. Creo que esto ha quedado claro. La población lo ha entendido bien. Quizás no ha comprendido lo que es un fármaco y lo que no. Debemos incidir en la diferencia entre un medicamento y un cosmético. Tenemos que explicarles también que aquellos que cuentan con un círculo en el lado derecho de la caja no se pueden recomendar. No se trata de censurar a los influencers, simplemente estamos tomando una medida sanitaria.

El problema está en que confunden un antibiótico con un cosmético, como ha ocurrido con estas toallitas

¿Qué le parece la reacción de YouTube y Google?
Han pedido una lista de links que hay que eliminar. Por eso el Ministerio de Sanidad le ha podido colaboración a los organismos sanitarios como el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos o la Organización Médica Colegial. Sigo pensando que el problema principal no es YouTube, que sí lo fue hace unos años, sino Instagram. Google y YouTube han visto que es una práctica sancionable y han reaccionado de forma rápida, pero el grueso está en Instagram. Sería muy fácil actuar con esta red social porque censura en pocos minutos las publicaciones que no cumplen sus requisitos. Sería algo sencillo de añadir, pero no se ha pronunciado todavía.

¿Qué es Farmacia Enfurecida?
Es una serie de cuentas de redes sociales, Twitter e Instagram principalmente, que coordino y en las que explico cómo es la vida de un estudiante de farmacia. También hablamos del día a día de la oficina de farmacia. De hecho, acabo de escribir un libro sobre ello. Tenemos un volumen importante de seguidores. Y ya que teníamos también gente que nos seguía de fuera de la farmacia, hacemos también educación sanitaria, un aspecto relacionado con el problema de los influencers.

Noticias complementarias: