Inicio ASP Me gusta la colegiación, aunque no tanto como al Presidente del Colegio

Me gusta la colegiación, aunque no tanto como al Presidente del Colegio

La mayoría de los médicos tienen en su Colegio de Médicos una referencia para su profesión y no quieren que desaparezca porque permite una cierta seguridad profesional, aunque el modelo de Colegio actual es aceptado por una parte muy pequeña, casi se puede decir que solo por los que se sostienen en el sistema.

El Colegio de Médicos es una Corporación de Derecho Público integrado por los médicos de la provincia. La finalidad es la ordenación del ejercicio de la profesión, la representación de los médicos y la defensa de los intereses profesionales de los propios médicos. Cada colegio debe velar por la práctica ética y el cumplimiento de una buena labor profesional. En España la mayoría de las Comunidades Autónomas tienen colegiación obligatoria.

Hay coincidencia en el sector: médicos, políticos, pacientes, sociedades, sindicatos… e incluso los propios dirigentes de los colegios, todos quieren que haya Colegios y colegiación, al fin y al cabo, la finalidad es muy loable. El único problema es lo que los dirigentes hacen con el Colegio.

Es muy habitual escuchar que la principal función de los colegios es la Comisión Deontológica, que tiene una partida presupuestaria que no llega al 3% del presupuesto, el resto, ¿dónde van a parar?: sueldos de trabajadores, cursos, representación, sedes, servicios… Perdón, servicios no, que todos los servicios se pagan aparte. Se paga aparte el seguro de responsabilidad civil, se paga aparte la asesoría jurídica, se paga aparte la asesoría fiscal, se paga aparte la publicidad en la revista del colegio, se paga aparte la presencia comercial en la web del colegio… Así, con tantos ingresos los presidentes tienen más margen para gastar en representación y en actividades superfluas, algunas de ellas “muy superfluas”.

Einstein decía que si quieres resultados diferentes tienes que hacer cosas diferentes. Si los médicos no quieren que el Colegio siga estando tan lejos de sus necesidades tendrán que hacer algo por cambiarlo porque los que están quieren que siga el mismo camino, que les ayuda mucho a sus objetivos personales.

En los temas de colegiación, bien sea libre, voluntaria, obligatoria o cualquier otra opción los presidentes de los colegios tienen poco que aportar porque son parte parcial y deben dejar que sean los médicos los que den su opinión a través de las sociedades, las asociaciones o los sindicatos que sí tienen libertad de adhesión.

Compartir