Inicio Actualidad Médicos al servicio del dinero

Médicos al servicio del dinero

Los llamados “Autores Fantasma” o “Medical Ghostwriting” son aquellas personas que han hecho contribuciones sustanciales a un estudio, pero no se les reconoce por ello, no se publican sus nombres. En cambio, los “Autores Honorarios” o “Autores Invitados” son aquellos que no han hecho ninguna contribución importante, pero sin embargo, aparece su nombre en una investigación.
rn
rnCuando una empresa farmacéutica, prepara un medicamento para dar salida al mercado, pasa todos los ensayos clínicos y se aprueba su comercialización, la empresa farmacéutica busca darlo a conocer y encarga la realización de un artículo científico a otra empresa diferente. Aquí es donde aparecen los “autores fantasma”, que son los que realizan la investigación, pero buscan a un médico o investigador que lo firme, a cambio de una remuneración. De esta manera, se beneficia por una parte la empresa farmacéutica, al ser publicado el artículo de investigación bajo el nombre de un conocido médico y por otra, se beneficia el médico. En alguna ocasión, se ha llegado a pagar hasta 50.000€ por la firma en uno de los estudios.
rn
rnExisten escasas publicaciones sobre este tema, debido a la dificultad a la hora de conocer con exactitud la participación de cada “autor”. Se han realizado muchas publicaciones de estos temas:
rn
rn

    rn

  • British Medical Journal: “1 de cada 5 artículos publicados en las revistas biomédicas, incluyen autores fantasma y autores honorarios”
  • rn

  • Revista PLoS Medicine, revela que “la práctica del autor fantasma, es muy común y la ocultación del nombre de esas otras personas que manejan los datos obedece a intereses comerciales”
  • rn

  • New York Times denunció un artículo científico sobre las pruebas de un medicamento de la multinacional Merck.
  • rn

  • EL País: EEUU sanciona a la farmacéutica Johnson&Johnson por sobornar a médicos en Europa. J&J ha sido sancionado con una multa multimillonaria por las prácticas corruptas que siguió para médicos públicos en tres países europeos para que compraran sus productos, mediante el pago de sobornos.
  • rn

  • Miguel Jara, en su libro “Laboratorio de Médicos”, hace referencia a la Ley de EEUU, donde se debe hacer público los pagos que se realizan a los médicos, comparándola con el gobierno español, donde también se hacen los pagos pero no se publican.
  • rn

rn
rnHay una propuesta para que los “autores fantasmas” de artículos científicos sean enjuiciados, porque sesgar la información es un engaño y un abuso de confianza en el receptor de esa información. Se considera un fraude legal que un “autor invitado” firme un artículo escrito por otra persona. Esta misma acusación podría ir contra las compañías farmacéuticas por utilizar artículos de un “autor fantasma”.
rn
rnDesde la Sociedad Española de Farmacología se niegan a aceptar este tipo de actividades, y su presidenta María Teresa Tejerina, y además Catedrática de la disciplina en la Universidad Complutense de Madrid, no cree que esto sea una práctica común. Explicó a El Confidencial que “no tiene sentido, porque si al final un fármaco no funciona va a desaparecer del mercado y los años que ha costado desarrollarlo y todo el dinero invertido, no sirve para nada. El autor de un estudio es el responsable legal del mismo y si surge algún problema, va a ser el primer afectado”.
rn
rnJuan Bosco, Jefe de Comunicación de Bayer HealthCare, también se defiende porque no quiere que se tire de la manta, porque sería un grave problema para las farmacéuticas y explica que “todos los estudios clínicos los firman sus autores y se publican sea cual sea el resultado”. Asegura desconocer esta práctica y quiere mostrarse sorprendido de que un médico de prestigio se preste a esta actividad.
rn
rnLas empresas farmacéuticas están generando grandes polémicas. En 2010, por los constantes fraudes en EEUU, se modificó la Ley de Cuidados Médicos. Exigiendo a estas empresas unas cuentas claras de los pagos a los médicos particulares por servicios específicos.
rn
rnParece que ahora, el objetivo de la venta de fármacos se ha modificado y ha pasado de generar bienes esenciales para los pacientes, a simples objetos de consumo, promoviendo un consumo masivo de ellos.
rn
rnLa causa principal de este gran problema es el beneficio económico que adquieren algunos médicos: dinero, regalos, viajes, intereses profesionales… Pero realmente, el motivo por el cual se cae en esta tentación económica es una grave carencia ética y moral en la práctica médica.