Inicio Actualidad Los médicos británicos también contra McDonald´s

Los médicos británicos también contra McDonald´s

A McDonalds le crecen los problemas a la hora de limpiar su imagen haciendo inversiones en deporte y salud. Si una asociación de médicos americanos ya estaba en contra de la presencia de estos restaurantes de comida rápida en los hospitales porque sus menús tienen un alto contenido en azúcares y grasas, ahora tienen que lidiar con la oposición de los profesionales sanitarios británicos para la inauguración de un gigantesco restaurante en la Villa Olímpica de Londres 2012.

De hecho será el restaurante más grande del mundo y los datos muestran cifras astronómicas, como los 1.500 asientos, los 470 empleados para asistir a la clientela y la capacidad de despachar unos 50.000 Big Mac y 100.000 raciones de patatas, entre otra comida. Su objetivo es alimentar rápidamente a millones de personas durante la celebración deportiva. Se extenderá sobre dos pisos, con la dimensión de medio campo de fútbol americano, en 3.000 metros cuadrados. “En nuestro restaurante principal en el parque olímpico, cada hora tendrá el triple de ocupación que nuestro local más ocupado en el Reino Unido”, comentó el vicepresidente del grupo en Gran Bretaña, Steve Easterbrook, que apunta a la venta de unos 14 millones de comidas.

Hay una absoluta coincidencia en el criterio de los médicos americanos y los británicos porque coinciden en que el mensaje que se transmite al ciudadano y a la sociedad con la ubicación de este tipo de restaurantes en estos sitios tan emblemáticos son erróneos.

Los problemas de salud derivados de una mala alimentación son crecientes entre los ciudadanos y el colectivo médico está dispuesto a hacer ver que potenciar la alimentación saludable está reñida con la proliferación de estos restaurantes.