Inicio ASP Debate sobre transmisión aérea del SARS-CoV-2: para los CDC no es una...

Debate sobre transmisión aérea del SARS-CoV-2: para los CDC no es una vía principal, para otros hay “evidencias abrumadoras”

ECDC prevenir variante

..Gema Maldonado.
Las polémicas que tienen al virus SARS-CoV-2 como protagonista no se quedan sólo en el ámbito político, sino que también se pueden encontrar en el científico, donde la transmisión o no del virus a través del aire, por aerosoles, se ha debatido entre investigadores que han empezado a publicar estudios al respecto y organizaciones, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) o la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se han mostrado reticentes. Incluso los CDC lanzaron mensajes confusos al respecto.

La transmisión o no del SARS-CoV-2 por vía aérea se debate entre investigadores y organizaciones, como los CDC o OMS

Este lunes, los CDC de EE.UU. han actualizado las directrices sobre cómo se transmite el Covid-19 para incluir la transmisión mediante aerosoles como una forma más de diseminación y contagio. Pero no la consideran una de las principales vías de transmisión y el contagio en esta circunstancia, se puede producir, según los CDC, “en circunstancias especiales”. Esta actualización llega dos semanas después de que retiraran de su web la guía en la que reconocían que la transmisión por aerosoles era importante en virus como el SARS-CoV-2. Esta información solo estuvo publicada un par de días. Los CDC explicaron entonces que se trataba de información preliminar que se había publicado por error.

Al mismo tiempo, un grupo de científicos publicaba una carta en la revista Science en la que aseguraban que hay “evidencias abrumadoras” de que el virus se puede inhalar a través del are y que esta vía “es una ruta de transmisión importante”. La carta, firmada por Kimberly A. Prather, de la Universidad de California en San Diego, junto a otros cinco investigadores de diferentes centros y especialidades, señala la “necesidad urgente de armonizar los debates sobre los modos de transmisión del virus”. El objetivo es “garantizar las estrategias de control más eficaces y proporcionar una orientación clara al público”.

Los CDC incluían la transmisión aérea entre las vías por las que el coronavirus se disemina y contagia, pero no la considera una de las importantes

Este debate ya se abrió hace meses. Grupos de científicos han alertado sobre esta vía de transmisión del virus en publicaciones. Incluso en julio, el periódico The New York Times aseguraba que un grupo de más de 200 científicos habían remitido una carta a la OMS para que consideraran la transmisión por el aire.

La OMS, mantiene desde el 9 de julio en su sección de preguntas y respuestas que “no puede descartarse la transmisión por aerosoles” en algunos brotes notificados en lugares cerrados, como restaurantes o discotecas. Espacios “muy concurridos y con una ventilación insuficiente”. Pero considera que “es urgente realizar más estudios para investigar esos casos y evaluar su importancia con respecto a la transmisión del Covid-19”.

Un grupo de científicos publicaba en Science una carta asegurando que hay “evidencias abrumadoras” de que el virus se puede inhalar a través del aire

Qué dice la actualización de los CDC
Ahora, los CDC explican en su web que el Covid-19 “a veces puede propagarse por transmisión aérea”. Añaden que “existe evidencia de que, bajo ciertas condiciones” personas contagiadas “parecen haber infectado a otras que estaban a más de seis pies [algo menos de dos metros] de distancia”. Hacen referencia a ejemplos “bien documentados”, pero “poco comunes” en los que el virus se ha transmitido “a largas distancias o en el tiempo”.

En estos casos, ha habido una persona infectada que ha producido gotitas respiratorias durante más de 30 minutos en un espacio cerrado. Estas partículas, demasiado pequeñas para caer por efecto de la gravedad, se diseminan por el aire. Así había suficiente carga de virus en ese espacio para causar infecciones en personas que estaban a más de dos metros de distancia o que pasaron por ese espacio después de que la persona infectada se hubiera ido.

Los CDC insisten en que “es mucho más común” que el SARS-CoV-2 se propague “a través del contacto cercano” con un infectado

La ventilación inadecuada de esos espacios cerrados y la exposición prolongada a partículas respiratorias “a menudo generadas con esfuerzo respiratorio”, como gritos, ejercicios o canto, aumentaron la concentración de las gotitas respiratorias suspendidas en el aire. Los CDC insisten en que, pese a estos casos, “es mucho más común” que el nuevo coronavirus se propague “a través del contacto cercano” con una persona infectada “que a través de la transmisión aérea”.

La advertencia de la carta de Science
La carta publicada en Science defendiendo que este tipo de transmisión es una de las más importante, diferencia entre aerosoles, aquellas partículas respiratorias menores de 100  micras, y las gotitas que expulsamos con un tamaño mayor de 100 micras. Estas últimas “generalmente caen al suelo en segundos” a una distancia máxima de “dos metros de la fuente”. En cambio, los virus en aerosoles, pueden permanecer suspendidos en el aire “desde segundos a horas, como el humo, y ser inhalados”. Pueden viajar una mayor distancia y acumularse en el aire de un espacio interior mal ventilado. “Lo que lleva a eventos de superpropagación”, afirman.

Sus autores defienden que la atención “debe centrarse en la protección contra la transmisión aérea”

Sus autores defienden que la atención “debe centrarse en la protección contra la transmisión aérea”. Por lo que, continúan, “instamos a los funcionarios de salud pública a agregar una guía clara sobre la importancia de trasladar las actividades al aire libre, mejorar el aire interior mediante la ventilación y la filtración, y mejorar la protección para los trabajadores de alto riesgo”.

Noticias complementarias: 

Compartir