Inicio ASP HLA Moncloa el abordaje más vanguardista de la patología prostática

HLA Moncloa el abordaje más vanguardista de la patología prostática

patología prostática

..Fernando Ruiz.
La Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) y la Fundación Global Salud, han organizado la IV Jornada de Alta Complejidad médica. El Dr. Ángel Tabernero, jefe de servicio de urología del Hospital HLA Universitario Moncloa, ha explicado las vanguardistas técnicas que se realizan en el Hospital para el abordaje de la patología prostática.

El Hospital HLA Universitario Moncloa se encuentra a la vanguardia del abordaje de la patología prostática tanto benigna como maligna

Hoy por hoy, las cirugías sobre la próstata es la cirugía principal que más realizan los urólogos ya que es la patología más prevalente. Por ello el equipo de urología pretende conjugar la tecnología junto con los profesionales con la mayor experiencia posible para cada una de las técnicas. De esta manera se garantiza unos estándares mínimos de calidad, repercutiendo positivamente en la calidad de vida del paciente. “Hay que juntar la mejor tecnología con los mejores profesionales para obtener los mejores resultados posibles” ha asegurado el Dr. Tabernero.

El cáncer de próstata es el cáncer mas frecuente que padecen los hombres. Solo en España se diagnostican más de 32.000 casos al año. “1 de cada 7 hombres va a ser diagnosticado de cáncer de próstata a lo largo de su vida. Aunque el 90% de los casos se diagnostican en una fase precoz, sigue siendo el segundo en causa de mortalidad. Eso quiere decir que llegamos tarde. Por tanto, es fundamental tener un diagnóstico de ese cáncer de próstata”, ha afirmado el Dr. Tabernero.

En este sentido el urólogo ha señalado dos técnicas vanguardistas para el abordaje del cáncer de próstata. Una de ellas es para el diagnóstico y la otra es para el tratamiento. Para el diagnóstico se utiliza la denominada biopsia fusión. Esta técnica conjuga valores de la ecografía y de la resonancia lo que permite una imagen más nítida y clara. De esta manera se evita la incisión aleatoria de diversas zonas de la próstata para conocer la malignidad de las mismas. Además, con esta técnica se permite detectar los cánceres más agresivos.

Una vez diagnosticado el cáncer HLA Moncloa dispone de varias técnicas para el abordaje de la patología prostática. “El cáncer de próstata es especial. Una vez que lo curas tienes que garantizar una serie estándares para que el paciente siga teniendo una buena continencia, y mantener su potencia sexual. Es ahí donde entra la cirugía laparoscópica asistida por robot. Esta técnica nos permita hacer las cosas de una forma más delicada y precisa, lo que se traduce en resultados funcionales. Estamos consiguiendo resultados cerca del 90% de continencia precoz, desde la retirada de la sonda”, ha explicado el Dr. Tabernero.

En cuanto el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata dependiendo del tamaño de la misma se interviene aplica una técnica u otra. “Para los pacientes hasta 60-80 gramos les ofrecemos la fotovaporización con láser verde. Este un procedimiento que realizamos a través de la uretra con una fuente de láser lo que hacemos es reducir ese tamaño que ha crecido hacia el canal que no le permite al paciente orinar. Si toda va bien el paciente está ingresado 24 horas y se le retira la sonda, y si todo está bien se va para su casa. Más del 90% tras 24 horas se van a casa”, ha asegurado el Dr. Tabernero.

En cambio, cuando las próstatas crecen más se les ofrece dos posibilidades diferentes. La enucleación con láser de olhmio, que lo que hace es eliminar toda la parte interna de la próstata. En dos días el 80% de los casos se va a su casa sin sonda, ha destacado el especialista. En cambio para aquellos pacientes que padecen una estenosis se les realiza una prostatectomía, la adenomectomía.

Por último, el Dr. Tabernero ha destacado el tratamiento transuretral con el sistema Rezum. Este sistema lo que hace es tratar la hiperplasia benigna de próstata con la inyección de vapor de agua, con energía técnica. “Esta técnica está indicada para próstatas de 60, 70 cm. “Es un procedimiento muy sencillo, alguien con un citoscopio lo hace en 5 minutos”. Es una cirugía ambulante, pero el paciente se va sondado a casa durante 7, 10 días. Este proceso genera una inflamación que impide que el paciente pueda orinar, por lo que necesita una sonda para ello. Además la mejoría de los síntomas es más lenta porque ese vapor de agua necesita un tiempo para producir su efecto.

Noticias complementarias: