Inicio ASP Científicos y expertos en calidad del aire forman Aireamos, una plataforma para...

Científicos y expertos en calidad del aire forman Aireamos, una plataforma para evitar el contagio por aerosoles

plataforma-aireamos-ventilacion-medicion-co2-2

..Gema Maldonado.
Llevan apenas dos meses trabajando juntos, son científicos, institutos de investigación, universidades y grupos de ciudadanos que se han marcado el objetivo de “frenar la pandemia a través de la ventilación y la medición del CO2 en espacios interiores”, así presentaba la plataforma Aireamos el experto en aerosoles José Luis Jiménez, profesor de la Universidad de Colorado y una de las voces científicas que ha puesto sobre la mesa la importancia de la transmisión aérea del SARS-CoV-2.

José Luis Jiménez: “frenar la pandemia a través de la ventilación y la medición del CO2 en espacios interiores es nuestro objetivo”

“Estamos probando medidores comerciales, haciendo pilotos de despliegue de medición y desarrollando medidores de bajo coste. Queremos comunicar este conocimiento a responsables de escuelas y al público”, explicaba en una rueda de prensa junto a científicos de institutos de investigación del CSIC, la Universidad de Castilla La Mancha, el Instituto de Investigación Sanitaria Aragón y organizaciones ciudadanas como Mesura y CovidWarriors, que han conformado esta plataforma “sin ánimo de lucro y sin adscripción política”, puntualizaron.

plataforma-aireamos-ventilacion-medicion-co2

El profesor Jiménez señaló que la evolución de la pandemia depende de muchos factores. Pero, hasta ahora, ningún país ha aplicado la medición masiva de los niveles de CO2 en interiores, cuando la ventilación constante es más difícil por las bajas temperaturas. “España es el que va más adelantado en esto, estamos intentando hacerlo masivamente”, apuntó. “A corto plazo, queremos medir la calidad el aire como se pueda. A medio plazo, hay que ponerse las pilas porque siempre ha habido negación de que las enfermedades se pueden transmitir por el aire y por esto las aulas están mal ventiladas”.

“Queremos medir la calidad el aire como se pueda. A medio plazo, hay que ponerse las pilas porque siempre ha habido negación de que las enfermedades se pueden transmitir por el aire”

Los objetivos son alcanzar niveles de CO2 en aulas y otros espacios cerrados que no superen entre las 600 y 800 partes por millón (ppm). Con este nivel, el 1% del aire que respiramos ya ha sido exhalado por otra persona. En el exterior, los niveles habituales suelen estar entre 400-500 ppm. Según explicó el profesor, en aulas han visto niveles seis veces superiores, lo que supone que el 10% del aire es de segunda mano, “y esto es muy peligroso”.

La plataforma Aireamos ya ha empezado a trabajar en el despliegue de pilotos de medición en colegios y transportes públicos (autobuses y tranvías) en ciudades como Valencia, Zaragoza y Valladolid. Ha creado un grupo de evaluación de medidores de CO2 comerciales. “Comprobamos si son óptimos para uso de particulares, en transporte urbano, en centros educativos o en negocios”, explicó la catedrática de la UCLM, Elena Jiménez.

La plataforma Aireamos ha comenzado a desplegar pilotos de medición de CO2 en colegios y transportes públicos de Zaragoza, Valencia y Valladolid

Desde el CMAB-CSIC prueban su fiabilidad “en todas las condiciones ambientales posibles”, señaló el investigador Albert Verdaguer. Además, apuntó que en un habitación cerrada y en invierno, los aerosoles tardan tres horas y 38 minutos para desaparecer en un 90%. Mientras que el IDAEA-CSIC, hace aplicación de las recomendaciones de ventilación e interpretación de los datos.

Cada entidad o grupo que conforma Aireamos participa desde el área que controla. Es el caso de la organización ciudadana CovidWarriors. Se formó durante la primera ola de Covid-19 para construir de manera altruista robots para realizar PCRs. Hasta ahora, han conseguido instalar 194 de sus robots en 18 hospitales de 14 provincias españolas. “Están haciendo un millón de PCRs al mes”, señaló Andreu Berria, fundador de la organización. Ahora, trabajan para crear medidores de CO2 de bajo coste.

Están desarrollando prototipos de medidores a un precio de coste de 30 euros para repartirlos gratuitamente a todos los colegios

“Un medidor es caro, está entre los 90 y los 200 euros. Para un colegio con 70 aulas, el gasto es importante. Queremos reducir el precio y hemos hecho una competición con nuestros ingenieros que han hecho diferentes prototipos. Cada unidad debe tener un coste total de producción de 30 euros. El mejor prototipo lo vamos a copiar 70.000 veces para repartirlos. Para esto buscamos 1,5 millones de euros de financiación con el fin de regalarlos a todas las aulas de todos los colegios. Ya estamos probando algunos prototipos en distintos espacios y están funcionando”, explicó Berria.

Todos los conocimientos que van adquiriendo, así como los datos que recolecten de los pilotos en marcha y la interpretación de estos datos para tomar decisiones que ayuden a combatir la expansión de la pandemia, estará disponible en la web de la plataforma Aireamos.

Noticias complementarias:

Compartir