Inicio ASP Dra. Pilar Garrido (Facme): «Hay que intentar no llegar a ese nivel...

Dra. Pilar Garrido (Facme): «Hay que intentar no llegar a ese nivel de saturación que pone en riesgo la atención»

Presidenta de la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (Facme)

test-rapidos-antigeno-facme

..Juan Pablo Ramírez.
El confinamiento domiciliario vuelve al tablero político. Las sociedades científicas creen necesarias medidas que ayuden a reducir la transmisión del virus. «Hay que intentar no llegar a ese nivel de saturación que pone en riesgo la atención a los pacientes», ha advertido en una entrevista a iSanidad, la Dra. Pilar Garrido, presidenta de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme).

¿Sería necesario un confinamiento domiciliario para contener esta tercera ola?
La decisión de confinamiento es una decisión estrictamente política que tiene que estar avalada por las recomendaciones de los expertos en diferentes áreas. Desde el punto de vista de la epidemia no hay ninguna duda de que la reducción en el número de contactos disminuye la transmisión del coronavirus y de cualquier otro agente infeccioso.

«La decisión de confinamiento es una decisión estrictamente política que tiene que estar avalada por las recomendaciones de los expertos»

Uno de los condicionantes principales a nivel sanitario es la saturación de las estructuras asistenciales, y a ser posible, hay que intentar no llegar a ese nivel de saturación que pone en riesgo la atención a los pacientes con otras enfermedades y cualquier proceso urgente. Hay una relación clara entre los pacientes diagnosticados y el número de hospitalizaciones y muertes, así como la temporalidad con la que ocurre, una y dos semanas respectivamente en los picos.

Mientras, hay medidas que no acaban de exigirse, y que siguen siendo una de las fuentes principales de contagio, como es el uso obligatorio de mascarilla en los encuentros de no convivientes, ya sea en restauración o en lugares privados. Se ha de exigir que se mantenga la mascarilla puesta excepto en los momentos de comer o beber, así como la distancia entre asientos en el mismo grupo.

«En la segunda ola partíamos de una incidencia muy baja, menor a 50 cada 100.000 habitantes en dos semanas y en esta tercera ola se partía de cifras alrededor de 200»

¿Qué diferencias existen con la segunda ola para que cada vez más expertos pidan un confinamiento domiciliario?
En la segunda ola partíamos de una incidencia muy baja, menor a 50 cada 100.000 habitantes en dos semanas, en la mayor parte de las comunidades, y en esta tercera ola se partía de cifras alrededor de 200. En un virus que puede duplicar sus cifras semanalmente es un margen de seguridad para tomar las medidas necesarias antes de que sea tarde. Además, la coincidencia con las fechas navideñas, con aumento de la actividad social ha aumentado el contagio. La consecuencia es un aumento exponencial de los infectados, del que no sabemos en qué momento puede empezar a ceder.

¿Cuántas semanas de confinamiento serían necesarias?
Es complicado llegar a una conclusión con las cifras del anterior confinamiento puesto que solo disponemos de los pacientes confirmados con pruebas, que fueron minoría. Revisando los datos publicados por el Ministerio, el indicador de casos por inicio de los síntomas comienza a disminuir el mismo día del confinamiento y en 15 días se había reducido a la quinta parte.

«Hay que intentar no llegar a ese nivel de saturación que pone en riesgo la atención a los pacientes»

¿Se sienten escuchados por el Gobierno central y por las comunidades autónomas durante esta crisis?
Facme se lleva ofreciendo a todas las administraciones, como aglutinador de la ciencia médica en España, para aportar los expertos de las distintas sociedades que aporten el conocimiento en cada momento, y sobre todo esa visión multidisciplinar que necesita el abordaje de la pandemia. Hemos avanzado en los contactos, pero estamos seguros de que podemos aportar mucho más de lo que se nos ha permitido hasta ahora.

¿Hasta qué punto tendría un impacto positivo en el proceso de vacunación ya que de esta manera se evitarían contagios en personas que ya han recibido la primera dosis?
Todo lo que sea disminuir la incidencia será positivo, tanto para el conjunto de la asistencia sanitaria como de la marcha del país. Pero la vacunación no puede estar condicionada por la evolución de la pandemia, siendo el único límite la llegada de dosis de las vacunas. En ese sentido, España cuenta con una de las más potentes redes de Atención Primaria, con centros de salud ubicados en el entorno en el que vive la población asistida y experiencia sobrada en vacunación.

Noticias complementarias: