Inicio ASP Dr. Paz-Ares (Aseica): «El ARN mensajero va a tener franco impacto en...

Dr. Paz-Ares (Aseica): «El ARN mensajero va a tener franco impacto en vacunas contra el cáncer y en terapias como las CAR-T»

Dr.-Paz-Ares

..Gema Maldonado.
Este jueves es el Día Mundial Contra el Cáncer, una lucha que durante el 2020 ha estado inevitablemente marcada por la pandemia de Covid-19. Sobre sus consecuencias en la investigación y la atención a los pacientes de cáncer, sobre el presente de las capacidades diagnósticas y terapéuticas ante una enfermedad que se lleva cada año la vida de más de 100.000 personas en España, y sobre el futuro de las terapias, que puede estar muy marcado por el ARN mensajero, conversamos con el Dr. Luis Paz-Ares, presidente de la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (Aseica) y jefe de servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre.

¿Es la lucha contra el cáncer la principal víctima colateral de la pandemia de Covid-19?
No diría necesariamente la principal víctima, pero desde luego la atención al cáncer y su investigación han sufrido durante esta pandemia. En el fondo no deja de ser lógico que en momentos de necesidad imperiosa de atender lo urgentísimo, el sistema sanitario dirija sus esfuerzos a esta atención. Lo que sí es muy importante, aparte de la adaptación inmediata intentando que nuestros pacientes con cáncer sufran lo menos posible la infección por Covid-19, es que evaluemos bien las consecuencia: qué retrasos hemos tenido en los diagnósticos y en los tratamientos, y que pongamos las medidas correctoras para que la “resaca” de la pandemia en los pacientes con cáncer se amortigüe en la medida de lo posible.

Dr. Paz-Ares: «De marzo a junio el número de biopsias y de citologías, particularmente de aquellas con diagnóstico de cáncer, han descendido más del 50% y los tratamientos cayeron un 25%»

Ya tenemos algunos datos que reflejan que en hospitales con mucha incidencia de Covid-19 ha habido un descenso del número de diagnósticos de cáncer del 50% en los peores meses. Un estudio más global de la Asociación Española Contra el Cáncer junto a varias sociedades científicas indica que de marzo a junio el número de biopsias y de citologías, particularmente de aquellas con diagnóstico de cáncer, han descendido más del 50%. Seguro que en algunos hospitales concretos la tasa fue mucho mayor. Además, el número de pacientes con tratamientos de quimioterapia o inmunoterapia activa cayó hasta en un 25%.

También han disminuido los pacientes que se incluían en ensayos clínicos. En mi centro, que es muy activo en ensayos clínicos oncológicos, en los peores meses de la pandemia disminuimos hasta un 42% el número de pacientes nuevos incluidos. Por otra parte, la investigación experimenta en laboratorio también se ha visto muy afectada. Muchos centros han estado prácticamente parados o trabajando únicamente para mantener experimentos muy largos en curso o para mantener animales de laboratorio vivos. Pero en datos nuevos de laboratorio, de forma general, ha habido un gran impasse en el último año.

diagnostico-precoz-cancer-pulmon-paz-ares

«En el 12 de Octubre disminuimos hasta un 42% el número de pacientes nuevos incluidos en ensayos clínicos en los peores meses de la pandemia»

¿Hay un recorte de fondos para la investigación del cáncer en beneficio de la investigación del virus en España y a nivel internacional?
Con los datos que hay ahora mismo no podría asegurar que se han detraído fondos en la investigación en cáncer, aunque sí ha habido una asignación de recursos importantes al Covid. No voy a decir que no haya que asignarse recursos para investigar una enfermedad, lo que sí diría es que el cáncer es una pandemia constante.

El número de fallecimientos que llevamos con el Covid-19 nos asustan a todos, pero hay que recordar que cada año en nuestro país se diagnostican 280.000 casos de cáncer y causa aproximadamente 130.000 fallecimientos. Llevamos mucho tiempo reclamando recursos para la investigación en general y, en concreto para la investigación en cáncer.

Dr. Paz-Ares: «El cáncer es una pandemia constante. Los fallecimientos que llevamos con el Covid-19 nos asustan a todos, pero hay que recordar que el cáncer causa cada año unas 130.000 muertes»

¿Hay potencial en las vacunas de ARN mensajero para su aplicación en cáncer?Indudablemente, sí. De hecho, yo creo que esta es una de las escasas buenas noticias de esta enfermedad. El hecho de que esta tecnología haya sido fructífera va a tener muchas derivas en otros campos incluyendo el cáncer.

Es importante recordar que el origen de las investigaciones de los científicos alemanes de BionTech con esta tecnología, era precisamente investigación oncológica. Creo que el ARN mensajero va a tener franco impacto no solo en vacunas contra el cáncer, sino con muchas otras posibilidades terapéuticas. Por ejemplo, en terapias celulares en las que ya no tengamos que utilizar virus para generar una célula CAR-T.  También es importante la seguridad biológica, cómo facilita la manufactura y puede disminuir el coste.

Dr. Paz-Ares: «El origen de las investigaciones de los científicos alemanes de BionTech con el ARN mensajero era precisamente investigación oncológica»

luis-paz-ares-cancer

¿Habrá pronto más tipos de cáncer que se puedan beneficiar de la inmunoterapia?
Esto es algo que esperamos todos. Hemos sentido un entusiasmo realmente importante por el surgir de los inhibidores de check points inmunes. Sabemos que los inhibidores PD-L1 y PD-1 son muy efectivos en bastantes tumores, particularmente en el de pulmón, en el melanoma, en cáncer renal y en otros. Y sabemos que combinados con otros agentes son a veces más efectivos, como con quimioterapia y radioterapia. Otros inhibidores como los de CTLA 4 también tienen actividad, probablemente de menos impacto, particularmente en melanoma, cáncer renal y en cáncer de pulmón.

Si embargo, por el momento no han aparecido otras clases de agentes, de inhibidores de check points inmunes o inhibidores de citoquinas que hayan impactado de manera significativa. también tenemos datos de algunas terapias celulares, particularmente algunos tipos de células CART. Pero uno esperaría que el mejor conocimiento de los mecanismos íntimos de evasión inmune de cada tumor nos permita en el futuro generalizar estrategias personalizadas de inmunoterapia para los diferentes tumores, de tal manera que incrementemos el número de pacientes que se beneficien.

«Uno esperaría que el mejor conocimiento de los mecanismos de evasión inmune de cada tumor nos permita generalizar estrategias personalizadas de inmunoterapia»

¿Destacaría algún avance científico-médico en la lucha contra el cáncer este año?
Creo que ha sido un año relevante en la aparición de diferentes pequeños logros que afectan a pequeños subgrupos de pacientes. Si tuviera que mencionar uno, desde el punto de vista terapéutico, sería que por primera vez y después de muchos años de investigación hemos empezado a ver resultados clínicos con un inhibidor de la oncogén KRAS, en concreto de las mutaciones G12C. Es una patología tumoral muy difícil de tratar.

Actualmente, ¿cuál es desafío más complejo de la enfermedad desde el punto de vista científico-médico?
Hay muchos retos. El primero, sería si vamos a ser capaces en el futuro de hacer diagnóstico precoz de verdad. Un diagnóstico basado en tecnologías moleculares que nos permitan un diagnóstico fácil y no invasivo para la población general. Particularmente para pacientes de riesgo, por ejemplo, personas que han fumado en cáncer de pulmón. En segundo lugar, si vamos a ser capaces de prevenir el cáncer, si las estrategias de inmunoprevención activa van a ser efectivas.

ensayos-clínicos

En tercer lugar, el cáncer se produce por activación de oncogenes o inactivación de genes supresores de tumores. Hasta el momento, hemos tenido cierto éxito en generar inhibidores de oncogenes activados. Sin embargo, todavía no hemos tenido mucho éxito a la hora volver a reponer farmacológicamente la función de genes supresores con aberraciones moleculares que les han hecho perder su función.

Dr. Paz-Ares: «En cáncer hay muchos retos. Uno sería sí vamos a ser capaces de hacer diagnóstico precoz de verdad basado en tecnologías moleculares»

Si estuviera conversando ahora mismo con el ministro Pedro Duque, ¿qué le diría con respecto a las necesidades de la investigación en cáncer?
Empezaría por la investigación en general. Parece que hay una promesa, si llegan los fondos europeos, de aumentar significativamente los fondos para investigación. Pero tenemos que llegar al 3% del PIB, al menos al 2%, como los países de nuestro entorno. Aún estamos este año en niveles inferiores a lo que se invertía en 2009 y necesitamos un cambio en la magnitud de la inversión en investigación.

También tenemos que resolver problemas acuciantes. Uno de ellos es asignar partidas inmediatas a los investigadores que se van a ver a afectados por el cambio en el calendario de asignación de proyectos del Ministerio de Ciencia, que puede suponer un retraso de ocho o nueve meses.

«La investigación clínica oncológica está francamente desequilibrada en favor de aquella investigación promovida por la industria farmacéutica»

Además, tenemos que ser capaces de corregir de manera muy proactiva una enfermedad de la investigación en nuestro país: nos estamos quedando sin investigadores en la franja de edad joven y media. Hay muy poco investigador líder de proyecto menor de 45 años y esto va a tener un franco impacto. Tenemos que facilitarles una carrera investigadora de verdad, tanto a los que están aquí como a los que han salido al extranjero.

Por último, la investigación clínica oncológica tiene mucho prestigio en este país, sin embargo está francamente desequilibrada en favor de aquella investigación promovida por la industria farmacéutica. Tenemos escasísima inversión en investigación oncológica sin interés comercial. Se nos ocurren en la práctica clínica muchas preguntas sobre problemas que tenemos que resolver al paciente; problemas que, como nunca van a tener un interés comercial, no se podrán resolver.

Noticias complementarias: