Inicio ASP Obesidad y envejecimiento, factores del avance de la artrosis

Obesidad y envejecimiento, factores del avance de la artrosis

Grünenthal-Mestex

..J.P.R.
El Estudio Episer 2016 puso de manifiesto la alta presencia de la artrosis en nuestro país debido al envejecimiento de la población y al avance de la obesidad. “Según este informe de la Sociedad Española de Reumatología (SER), la prevalencia de artrosis en España en una o más localizaciones estudiadas fue de un 30%”, explica a iSanidad la Dra. Montserrat Romera, reumatóloga de la SER.

La prevalencia de la artrosis lumbar asciende al 15,52% de la población española mayor de 40 años; de rodilla, al 13,83%; cervical, al 10,10%; de mano, al 7,73%; y de cadera, al 5,13%. Las cifras en otros países muestran un auge de esta patología en los últimos años. “242 millones de personas en todo el mundo sufren de artrosis con un crecimiento de un 70% en las últimas dos décadas. Actualmente, se calcula que en Europa hay 55 millones de pacientes con artrosis y para el 2030 se prevé que esta cifra alcance los 70 millones”, añade la especialista.

La enfermedad supone hoy unos costes importantes para el Sistema Nacional de Salud. Se estima que solo la artrosis de rodilla y cadera suponen un coste de 4.738 millones de euros, aproximadamente el 0,5% del Producto Interior Bruto (PIB), según el estudio Artrodcad, elaborado en 2012 por la SER. El 46% de este montante corresponde a gastos asistenciales, el 22% a bajas laborales, el 13% a ingresos hospitalarios, el 7% a pruebas diagnósticas y el 5% a fármacos.

El Estudio Episer 2016 puso de manifiesto la alta presencia de la artrosis en nuestro país debido al envejecimiento de la población y al avance de la obesidad

Este mismo informe evidencia que las personas con estas patologías realizan además una visita a algún especialista en un plazo de seis meses. El 12% de los pacientes de artrosis de rodilla y el 20% de artrosis de cadera llevan una prótesis. Por cada dos personas intervenidas de estas patologías hay otra que se encuentra en lista de espera para artroplastia.

La artrosis de cadera y rodilla no solo consumen importantes recursos de los hospitales sino también de atención primaria. Existe una tendencia creciente a las consultas de rehabilitación en ciertos rangos de edad, especialmente entre los 60 y los 79 años. En el caso de las mujeres, se pidió un mayor número de radiografías. Este colectivo mostró un mayor número de ingresos hospitalarios. Más allá de los costes directos sanitarios, esta enfermedad tiene un impacto significativo en la vida económica del país. Detrás de los problemas que genera esta enfermedad se encuentra el dolor como principal síntoma, que impacta en la calidad de vida. “Cuando se presenta debe de tratarse para conseguir una mejor calidad de vida del paciente. Hay que tener en cuenta que no todas las personas con artrosis presentan dolor”, subraya la Dra. Romera.

El 12% de los pacientes de artrosis de rodilla y el 20% de artrosis de cadera llevan una prótesis

Alrededor de la mitad de las personas con artrosis de rodilla o de cadera requieren de algún tipo de ayuda para realizar las actividades cotidianas más habituales y una tercera parte de las personas laboralmente activas están en situación de baja laboral en un momento dado, la mayoría durante más de un mes, a causa de la artrosis.

Ante esta situación, la coordinación entre niveles asistenciales resulta clave. “Suele realizarse mediante criterios de derivación consensuados generalmente entre los médicos de atención primaria y los reumatólogos y dependiendo de los recursos disponibles para la atención de la población de la zona. En general, la artrosis puede ser controlada en atención primaria si no hay complicaciones, y se aconseja derivar al reumatólogo en caso de dudas diagnósticas o terapéuticas”, destaca la especialista.

En colaboración con Pfizer

Noticias complementarias:

Dr. Jesús Tornero Molina: “Es muy importante medir y evaluar el dolor para tratar desde el punto de vista farmacológico”