Inicio ASP El Instituto de Oncología del Vall d’Hebron incluyó más de 1.250 pacientes...

El Instituto de Oncología del Vall d’Hebron incluyó más de 1.250 pacientes en ensayos clínicos en 2020 pese a la pandemia

ensayos-clinicos-oncologia-vall-d-hebron

..Redacción.
A lo largo de 2020 se han incluido 1.262 pacientes con cáncer en ensayos clínicos en la Unidad de Investigación de Terapia Molecular del Cáncer (UITM)-Fundación La Caixa, del Instituto de Oncología Vall d’Hebron, 149 más que en 2019. Es el máximo número de pacientes que entran a forma parte de ensayos desde que se creó la UITM. Y una cifra esperanzadora teniendo en cuenta que el Covid-19 ha impactado de forma clara en la investigación y tratamiento del cáncer en todo 2020, incluyendo la inclusión de nuevos pacientes en ensayos clínicos que, en general, se ha visto reducida.

En 2020 «no sólo se mantuvo la actividad, sino que se consiguió aumentarla para poder dar servicio a un mayor número de pacientes»

De las más de 1.250 personas que tendrán una nueva oportunidad de disponer de un tratamiento para su enfermedad, 560 de ellas fueron nuevos pacientes que comenzaron un ensayo clínico. En el año se realizaron 256 ensayos clínicos en oncología, 74 de los cuales se iniciaron en este periodo. En 2019 se incluyeron a 1.122 pacientes, 499 de ellos iniciaron un ensayo clínico. Se llevaron a cabo, en total, 219 ensayos, 54 de los cuales se iniciaron en todo 2019. Así, en 2020 «no sólo se mantuvo la actividad, sino que se consiguió aumentarla para poder dar servicio a un mayor número de pacientes», destacan desde la UITM.

ensayos-clinicos-oncologia-vall-d-hebron-2Esta unidad coordina y realiza todos los ensayos clínicos complejos con medicamentos en desarrollo temprano, Fase I y los primeros ensayos en Fase II, centrados en objetivos innovadores. Atiende a pacientes del Hospital Vall d’Hebrón, pero también de otros hospitales de todo el territorio nacional, y de «otros países», señala la Dra. Elena Garralda, directora de la unidad. «Se han podido beneficiar también durante esta situación de pandemia, de las terapias experimentales más innovadoras y prometedoras, vinculadas a la medicina de precisión», añade.

Pese a la pandemia, en todo el Campus Vall d’Hebron se llegó a la cifra récord en ensayos clínicos activos de 1.365

Además, desde la unidad destacan que también se mantuvieron los tratamientos de todos aquellos pacientes que estaban participando en un ensayo clínico, de cualquier fase, de oncología o hematología, y a los que se les estaba realizando un seguimiento. Pese a la pandemia, en todo el Campus Vall d’Hebron se llegó a la cifra récord en ensayos clínicos activos de 1.365, de los cuales 319 fueron nuevos. En 2019 hubo 1.313 ensayos clínicos activos y se pusieron en marcha 317 ensayos clínicos nuevos.

Para poder seguir adelante con los ensayos e iniciar otros nuevos en pandemia, reorganizaron todos los circuitos. Así, se potenciaron las reuniones telemáticas para valorar el estado de los pacientes incluidos o candidatos para un ensayo clínico. «También se programaron visitas telemáticas y el envío de medicación oral a domicilio», explica Marta Beltrán, coordinadora de la Oficina de Ensayos Clínicos. Además, «se facilitó alojamiento a los pacientes ya que prácticamente todos los hoteles de Barcelona estaban cerrados y se creó una sala de monitorización de datos externa al hospital que permitió mantener la actividad de monitorización».

Para poder seguir adelante con los ensayos clínicos en oncología e iniciar otros nuevos en pandemia, reorganizaron los circuitos y se facilitó alojamiento a los pacientes en hoteles de Barcelona

Desde el 2012 y a raíz de los ensayos llevados a cabo en la UITM – La Caixa, la FDA ha aprobado 30 nuevos fármacos para el tratamiento de ciertas tipologías de cáncer. Son fármacos «cada día más específicas gracias a la medicina personalizada», apuntan desde la UITM. Estos fármacos son medicamentos de nueva creación o medicamentos ya aprobados para los que se ha detectado eficacia probada en otra tipología de tumores. A lo largo de esta década, se han incluido más de 7.800 pacientes en ensayos clínicos.

“Los tiempos totales de desarrollo y aprobación de los fármacos se han conseguido reducir. Se ha pasado de entre ocho y 10 años de media a entre dos y cinco años. Y todo esto tiene beneficios directos para el paciente, que puede disponer de nuevos tratamientos a los que, de otro modo, no tendría acceso”, comenta el Dr. Josep Tabernero, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Vall d’Hebron y director del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO).

Noticias complementarias: