Inicio ASP El copago sanitario no está en la agenda de trabajo del Gobierno

El copago sanitario no está en la agenda de trabajo del Gobierno

La sombra del copago sanitario continua sobrevolando sobre el Sistema Nacional de Salud, en algunas ocasiones movida por las actuales voces responsables para aclarar posiciones o ideas y en otra, como está ocurriendo en estos días, por intereses personales o de partido, que tratan de echar leña al fuego de otros temas para hacer un “totum revolutum “ que sirva de discordia a otras actitudes políticas, como acaba de hacer la actual secretaria de política social del PSOE y exministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, que, sin acordarse del daño económico causado al erario público debido a su errática decisión en el tema de las controvertidas vacunas, vuelve a zarandaear el árbol de la opinión pública para decir que el Gobierno del PP tiene un verdadero problema con el tema del copago sanitario. Problema cuya resolución, para salir del paso, ha querido trasladarlo de manera subrepticia a las autonomías. Es un claro ejemplo de quien mira la paja en el ojo ajeno y se olvida de la viga que tiene en el suyo. 

La respuesta de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, no ha podido ser ni más drástica, ni más rápida. La dio en la misma rueda de prensa posterior a la última reunión del Consejo de Ministros del pasado viernes día 16. “El tema del copago sanitario, ni se ha abordado ni está en la mesa de trabajo del Consejo”. Circunstancia que no descarta una posible recaudación extra por el consumo de los medicamentos que se receten, o lo que es lo mismo, la posibilidad de establecer un mecanismo por el que el paciente asuma, de acuerdo con sus posibilidades económicas parte del coste de la sanidad, con la idea de objetivizar su viabilidad. En la misma rueda de prensa hizo referencia a otros proyectos del ejecutivo, ya anunciados con anterioridad, como es el de preparar una cartera básica con los servicios esenciales que el paciente puede solicitar del SNS.

Fue también muy precisa al referirse a otras cuestiones como la responsabilidad que tienen las autonomías en temas d salud como es el de establecer o no la medida del copago sanitario – como consecuencia de que la sanidad es una de las transferencias que tienen delegadas-. La 2ª es la responsabilidad que en todo este caminar tiene el Consejo Interterritorial de Salud para la racionalización de todo lo que compete a los temas de la sanidad.

Como cada Comunidad Autónoma tiene el copago en una situación diferente:

• Andalucía
A pesar de encontrarse las actuales autoridades en plena campaña electoral, el presidente y candidato a la presidencia, José Antonio Griñán, se ha manifestado abiertamente en contra del copago. Incluso recomienda al Gobierno central que asuma con carácter general la fórmula que tiene establecida esta Comunidad para controlar el gasto farmacéutico. Javier Arenas, también candidato a la presidencia por parte el Partido Popular ha indicado que el auténtico problema de Andalucía no es el del copago sino el del no pago en la Sanidad, tan tradicional en esta Autonomía, a lo que se une el contar con una de las mayores demoras en los pagos a proveedores.

• Asturias
También en plena campaña electoral como Andalucía, todos los candidatos a la presidencia se han manifestado claramente en contra de la aplicación de esta medida, si llegan a gobernar.

• Aragón
La Presidenta, Luisa Fernada Rudí, se remite a la decisión que en su momento pueda tomar el Consejo Interterritorial de Sanidad. De cualquier forma, en caso de que decida positivamente en esta materia, su Gobierno no esta dispuesto, ni a sumarse a la aplicación del copago, ni al establecimiento del llamado céntimo sanitario procedente del precio de los combustibles.

• Canarias
En esta Comunidad el tema es también bastante contundente, dado que en sus presupuestos generales recientemente aprobados, no figura ninguna partida que prevea su aplicación.

• Castilla-La Mancha
Mª Dolores de Cospedal, actual presidenta, ha desmentido rápidamente que en esta autonomía se vaya a implanter este tipo de impuesto. Lo justifica diciendo que en ella se funciona en materia de sanidad con un modelo económico que garantiza la prestación de los servicios sanitarios básicos a los ciudadanos, sin necesidad de que estos tengan que abonar cantidad alguna por ello. Afirmación corroborada igualmente por el Consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz.

• Castilla y León
Junto al Consejero de Sanidad, Antonio Sáenz, el portavoz de la Junta presidida por Juan Vicente Herrera, José Antonio de Santiago se han manifestado en los mismos términos que la vicepresidenta y portavoz del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, “el tema del copago no está, de momento, en la agenda de trabajo del gobierno autonómico.

• Cataluña
El Gobierno de Artur Más, fue el primero en establecer el copago farmaceútico de 1 euro por receta que se expida, con la salvedad de la excepción para aquellos pacientes que reciban una pensión no contributiva o tengan una renta mínima de inversión. Para otros casos no se contempla tampoco el tema del copago.

• Cantabria
El Presidente Ignacio Riego también se muestra contrario a la implantación del copago. Manifiesta al mismo tiempo en declaraciones bastante recientes, su rechazo al sistema establecido por Artur Más en Cataluña. Apuesta, en cambio, por otras medidas correctoras para ajustar las cuentas públicas.

• Extremadura, Galicia, La Rioja y Murcia
Sus respectivos presidentes tampoco se plantean este tema. Al menos de momento. Son claros contrarios a su establecimiento

• Madrid
Esperanza Aguirre ha sido, desde siempre, la primera en declarar en que en Madrid, mientras ella sea Presidenta, no se establecerá este gravamen a los ciudadanos. No así el referido al farmacéutico. Considera injusto que los poderes públicos tengan que asumir el gasto farmacéutico incluso en el caso de los pacientes con buena capacidad adquisitiva.

• Navarra
Yolanda Barcina, como actual presidenta, se opone igualmente a su implantación. Considera como deber prioritario de cualquier Administración, gestionar bien los recursos con que se cuenta para poder proporcionar a todos sus ciudadanos al mayor grado posible de bienestar.

• País Vasco
Por razones políticas y técnicas, Patxi López, considera inapropiado su implantación. En cambio no descarta recurrir el copago farmacéutico igual que Cataluña.. Una medida complementaria que coadyuvaría a la financiación autonómica dado que, según los primeros cálculos realizados, podría aportar un ingreso complementario anual en torno a los 100 millones de euros. Cifra nada despreciable y poco onerosa para los pacientes, muy digna de tener en cuenta.

• Valencia
Según su presidente, Alberto Fabra, el copago no figura tampoco en la agenda de trabajo de su gobierno. Sin embargo no descarta la posible implantación de ciertas tasas aplicables a servicios muy concretos, como la expedición de una tarjeta sanitaria multifunción por la que se cobraría cierta cantidad al expedirla, así como por la realización de posibles duplicados en los hipotéticos casos de extravío, deterioro o robo.