Inicio ASP Reflexiones sobre el MIR: modificaciones todavía pendientes. Dr. Juan Antonio Vargas

Reflexiones sobre el MIR: modificaciones todavía pendientes. Dr. Juan Antonio Vargas

Universidad Autónoma Enfermedades autoinmunes enfermedades raras JA Vargas

..Dr. Juan Antonio Vargas. Jefe de Sección de Medicina Interna y Jefe de Estudios del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda. Ex decano de Medicina de la UAM (2011-2019).
El próximo sábado 27 de marzo se realizará el esperado examen MIR en el que tienen puestas sus esperanzas más de 14.000 aspirantes para intentar conseguir una de las cerca de 8.000 plazas ofertadas. Esta proporción de prácticamente una plaza por cada dos aspirantes, aun siendo mejor que la de años anteriores, debe de seguir mejorando en próximas convocatorias para intentar igualar el número de egresados al de plazas de formación especializada, dado que la obtención de una especialidad es un requisito imprescindible para poder trabajar en el Sistema Nacional de Salud. No sólo se trata de igualar números, sino de incrementar la oferta de aquellas especialidades deficitarias o en la que se prevén situaciones complicadas a corto plazo por el gran número de jubilaciones que se producirán en los próximos años. No obstante, también son necesarias algunas otras modificaciones del MIR.

Este año, influido por la pandemia Covid, puede ser un buen momento para reflexionar sobre algunos aspectos que, a mi juicio, son susceptibles de replanteamiento, relacionados con el continuo educativo, la fecha del examen, la valoración del expediente y de la ECOE, y el número de preguntas del examen, entre otros.

Son necesarias algunas modificaciones, como ir adelantando progresivamente el examen MIR para evitar que se convierta en un parón formativo de nuestros recién graduados

Todas las partes implicadas en el sistema MIR consideran que se deben acortar los tiempos entre la finalización de la carrera y la incorporación efectiva en los hospitales, que este año se alarga a más de un año. Es necesario ir adelantando progresivamente el examen MIR para evitar que se convierta en un parón formativo de nuestros recién graduados y que va en contra del deseado continuo educativo. Desde la Conferencia Nacional de Decanos se ha hecho un gran esfuerzo para que 6º de Medicina sea un año eminentemente práctico que permite consolidar y ampliar los conocimientos adquiridos en los años anteriores.

Sin embargo, este efecto se diluye, al dedicar un año de estudio preparando el examen MIR, por lo que es necesario y deseable acortar los plazos administrativos de la convocatoria. El momento actual en el que se están elaborando las nuevas competencias de la formación MIR es el idóneo para lograr este continuo. Debe ponerse en común las competencias adquiridas durante el Grado de Medicina con las que se han de obtener durante la formación especializada.

Debe replantearse el número de preguntas realizadas, reducidas a 175 preguntas, que lleva a numerosos empates entre aspirantes

Respecto al examen MIR debe replantearse el número de preguntas realizadas, reducidas a 175 preguntas desde la anterior convocatoria, y que lleva a numerosos empates entre aspirantes. Habría que buscar la mejor solución, que podría estar en el entorno de las 200 preguntas, lo que facilitaría ampliar el espectro de preguntas a las competencias de Grado.

En referencia al expediente, la Conferencia Nacional de Decanos ha manifestado en diversas ocasiones que un aumento en el peso del expediente académico, corregido mediante la normalización adecuada, podría repercutir en un beneficio tanto formativo, como a la hora de discriminar entre aspirantes empatados a número de preguntas.

Así mismo, la introducción de la Evaluación Clínica Objetiva y Estructurada (ECOE) en la valoración puede contribuir de forma significativa en la motivación de los estudiantes en el aprendizaje de competencias clínicas. Además, también podría considerarse para situaciones de empate.

Estamos en un momento crucial para tomar decisiones que permitan mantener el alto nivel del examen MIR y del sistema MIR

Tras el pertinente análisis profundo de estos aspectos, estamos en un momento crucial para tomar decisiones que permitan mantener el alto nivel del examen MIR y del sistema MIR. Y siempre contando con la participación de todas las partes implicadas y bajo la dirección unitaria del Ministerio de Sanidad. Sin duda, nuestros estudiantes y futuros residentes serían los grandes beneficiados a través de una mejor formación.

Enlaces de interés:

 

Compartir