Inicio ASP La enfermedad inflamatoria intestinal, un reto en el siglo XXI. Dr. Francisco...

La enfermedad inflamatoria intestinal, un reto en el siglo XXI. Dr. Francisco Mesonero

..Dr. Francisco Mesonero Gismero. Gastroenterólogo y miembro de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid).
Este mes conmemoramos el Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal y los aniversarios siempre invitan a tomar conciencia y a reflexionar. La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son sus formas mayores de expresión y ya fueron descritas en el siglo pasado; sin embargo, estas entidades siguen suponiendo un reto en medicina.

Uno de los principales contratiempos a los que asistimos en el momento actual es el incremento de su incidencia y prevalencia a nivel mundial con más de siete millones de pacientes diagnosticados de estas patologías. Este aumento se está observando fundamentalmente en países en vías de desarrollo, pero también en países occidentales como nuestro territorio. Los datos de incidencia de enfermedad inflamatoria intestinal en España encontrados en el estudio EpidemIBD en el año 2017 demuestran un aumento en la tasa de nuevos diagnósticos de enfermedad de Crohn (6.5/100000 pacientes y año) y colitis ulcerosa (7.3/100000 pacientes y año), siendo cifras similares a la de otros países europeos.

Las diferentes formas de la enfermedad inflamatoria intestinal fueron descritas el siglo pasado pero continúan siendo un reto

Estos datos afloran una de las grandes cuestiones que clínicos, epidemiólogos e investigadores nos realizamos: ¿qué factores pueden desencadenar estas enfermedades?, ¿qué cambios pueden explicar este aumento de incidencia?

Uno de las respuestas que puede explicar estos hallazgos es la globalización y, en consecuencia, el principal papel que pueden jugar los factores ambientales como la dieta, la contaminación o los hábitos de vida en el desarrollo de las mismas; pero sin duda, el mayor avance en el descubrimiento de la etiopatogenia de estas patologías ha sido el reconocimiento de la microbiota intestinal como órgano implicado ampliamente en el desarrollo y evolución de estas enfermedades.

Mientras sigue esclareciéndose el papel que juega el sistema inmunológico, la susceptibilidad genética y la firma bacteriana intestinal podemos decir que no todo lo que suma en Enfermedad Inflamatoria Intestinal es su prevalencia; también sumamos en tratamientos disponibles y eficaces, buscamos calidad en el manejo y atención sanitaria, confiamos y apostamos en el trabajo en equipo y, también, nos impulsamos en la investigación de terapias experimentales para poder ofrecer en un futuro a los pacientes.

El mayor avance en el descubrimiento de la etiopatogenia de estas patologías ha sido el reconocimiento de la microbiota intestinal como órgano implicado

En los últimos años advertimos un aumento notable del armamento terapéutico para utilizar en ambas patologías. Disponemos de tratamientos capaces de reducir y modular el sistema inmunológico a distintos niveles y aprendemos a obtener el mejor resultado de los mismos a través de los estudios colaborativos de práctica real con más de 30 publicaciones promovidas por Geteccu (Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa) en los últimos años.

La excelencia en la atención sanitaria para estos pacientes es un valor de alta consideración para organismos como Geteccu que, con su labor en el desarrollo y mantenimiento del Programa de Certificación de las Unidades de Atención Integral a pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal, ha conseguido que, en el momento actual y desde hace más de tres años, más de 50 centros del territorio nacional ya se hayan acreditado. Dentro de las mejoras en la atención sanitaria cabría destacar la necesidad de un manejo multidisciplinar, la importancia del papel que juega la enfermería, la potencial integración de la atención primaria para el óptimo control y seguimiento y la colaboración con asociaciones de pacientes, que dan voz y valor a las diferentes estrategias de abordaje, siempre centradas en los pacientes.

No quería acabar esta reflexión sin olvidarme de dos palabras que, ahora y más que nunca, han tenido una gran importancia en los últimos tiempos: información y telemedicina. Tanto los pacientes con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa como los profesionales que estamos al frente en las consultas hemos podido superar esta crisis sanitaria gracias a estos dos pilares. En 2021 seguimos apostando por este reto, el de los pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

Enlaces de interés:

Dr. Manuel Barreiro (Geteccu): Padecer una EII no aumenta el riesgo de tener una infección como el Covid-19