Inicio ASP Dr. Eduardo Anitua: El plasma rico en factores de crecimiento, clave para...

Dr. Eduardo Anitua: El plasma rico en factores de crecimiento, clave para el presente y futuro de la medicina

El 'Simposio Endoret Medicina Regenerativa en Traumatología', organizado por BTI Biotechnology Institute, pone de manifiesto la relevancia de esta terapia

plasma-rico-factores-crecimiento
Foto: BTI Biotechnology Institute

..Pablo Malo Segura.
BTI Biotechnology Institute, referente internacional en medicina regenerativa gracias a su labor investigadora sobre el plasma rico en factores de crecimiento (PRGF), ha organizado un simposio con especialistas de prestigio mundial para compartir su experiencia clínica e investigadora con PRGF. “El proceso de envejecimiento se puede retrasar con terapias biológicas y detener patologías como la artrosis e incluso revertirlas“, ha explicado el Dr. Eduardo Anitua, director científico de la compañía, que recientemente ha sido reconocido por la Universidad de Stanford como el investigador español más influyente en odontología y el número 62 a nivel mundial.

Dr. Eduardo Anitua: “El proceso de envejecimiento se puede retrasar con terapias biológicas y detener patologías como la artrosis e incluso revertirlas”

Durante su ponencia, ‘Fundamentos biológicos del plasma rico en factores de crecimiento (más de 20 años de experiencia)’ ha subrayado que la evidencia científica avala la eficacia y seguridad de su uso en la cirugía oral y maxilofacial. Además, “es un tren en el que cualquier traumatólogo que quiera estar en la medicina del presente y del futuro se debe subir“, ha enfatizado.

PRGF, una nueva era en el tratamiento de las patologías articulares
Además, ha destacado que el uso de plasma rico en factores de crecimiento (PRGF) abre una nueva era en el tratamiento de las patologías articulares. “Su aplicación pasa porque cualquier traumatólogo entienda el mecanismo de acción de las proteínas autólogas“. En PRGF se utiliza la propia sangre del paciente, evitando incompatibilidades y rechazos. Asimismo, el tratamiento es individualizado y tiene utilidad en diversas áreas: odontología, oftalmología, traumatología, medicina deportiva, dermatología, ginecología, etc.

La tecnología PRGF consiste en hacer un gradiente de densidad con la sangre del paciente para separar la serie roja y la blanca. Así, se consiguen distintos concentrados de plaquetas. En este sentido, el Dr. Anitua ha subrayado la importancia de estudiar la dosis-respuesta a la hora de aplicar el tratamiento. “Hemos observado que cuando pasábamos de una dosis los resultados ya no solo no mejoraban, sino que eran peores“.

“Hemos observado que cuando pasábamos de una dosis los resultados ya no solo no mejoraban, sino que eran peores”

Para el plasma rico en factores de crecimiento se utilizan tubos de 10 centímetros cúbicos citratados con anticoagulante. Según ha explicado el Dr. Anitua, el 100% de las plaquetas están inactivas en el concentrado. Por ello, es mejor eliminar los leucocitos de la preparación porque afectan a la fibrina y también aumentan la interleuquina 1, 8 y 6 que son proteínas proinflamatorias. Es necesario “revertir la cascada de la coagulación con un anticoagulante con nanodosis de calcio, que aumenta la eficacia de las plaquetas y hace que se activen el 100% de ellas, consiguiendo una fibrina muy particular”.

Es necesario “revertir la cascada de la coagulación con un anticoagulante con nanodosis de calcio”

El director científico de BTI ha señalado que el origen de esta tecnología fue la falta de cicatrización con infección en algunas extracciones dentarias. A raíz de esto, observaron que la clave está en la hemostasia del coágulo sanguíneo. “Es importante utilizar un protocolo versátil que nos permita obtener la fracción plasmática que nos va a interesar“, ha indicado. Una vez obtenidas las fracciones plasmáticas se pueden conseguir diferentes subproductos: un sobrenadante con aplicaciones en colirio en el ojo seco; activar un plasma para infiltraciones de tendón de hígado o de articulaciones; un coágulo con células manipulable que pueda tapar o pegar y se pueda utilizar como un biomaterial o en injertos y un gel que pueda servir para reepitelizar las heridas.

En la matriz de fibrina se liberan las proteínas de factores de crecimiento de forma lenta y sostenida durante 10 o 12 días. Esto permite distanciar las infiltraciones una o dos semanas, por ejemplo, en una articulación temporomandibular o en una hernia discal. El tratamiento con PRGF mejora la hemostasia, la angiogénesis, la proliferación y migración de células de distintos fenotipos. A su vez bloquea la inflamación, y acelera la regeneración de los tejidos, disminuyendo el dolor y mejorando la calidad de vida.

Nueva aplicación: Endoret Serum
A partir de una sola extracción de sangre podemos preparar el Endoret Serum“, ha destacado Anitua. Según ha detallado es un ungüento que dura seis meses en la nevera y se utiliza para úlceras, mejorando la epitelización de las heridas y en quemaduras. “Hemos regenerado la piel sin que haya quedado una cicatriz de la lesión. Esto nos tiene que abrir los ojos hacia la medicina del futuro, la regeneración de los tejidos“. Esta nueva aplicación ya cuenta con la aprobación de las agencias reguladoras: Aemps y EMA.

Dr. Eduardo Anitua: “Hemos regenerado la piel sin que haya quedado una cicatriz de la lesión”

Aplicación del PRGF en patologías del aparato locomotor
Por su parte, el Dr. Sabino Padilla, especialista en medicina deportiva y que forma parte del departamento I+D de BTI Biotechnology Institute, ha dedicado su ponencia al ‘Protocolo de aplicación del plasma rico en factores de crecimiento en patologías del aparato locomotor‘.

En este sentido, ha señalado que la reparación tisular es el eje sobre el que pivotan la mayoría de patologías del aparato musculoesquelético. Las aplicaciones del plasma rico en factores de crecimiento en el aparato locomotor se centran en cuatro tejidos: tendón, articulación sinovial y cartílago, músculo, y neuropatía periférica. La aplicación del PRGF en tendinopatías, “Tanto in vivo, in vitro, como en humanos la aplicación de plasma rico en factores de crecimiento tiene efectos antiinflamatorios, moduladores de la inflamación, antifibróticos, antiálgicos y tróficos o de síntesis de matriz extracelular“.

Las aplicaciones del plasma rico en factores de crecimiento en el aparato locomotor se centran en cuatro tejidos: tendón, articulación sinovial y cartílago, músculo, y neuropatía periférica

Según ha indicado, en tendinopatía hay dos campos muy diferenciados, las que requieren tratamiento conservador y las que requieren tratamiento quirúrgico. En el tratamiento conservador la “infiltración tiene que ser longitudinal a las fibras del tendón“. Además, no es recomendable aplicar anestesia ya que podría interferir con la supervivencia de las células del tendón.

En cuanto a la articulación sinovial, en un estudio encontraron muy buenos resultados con la combinación de inyección intraarticular y de hueso subcondral. El Dr. Sabino Padilla ha indicado que otras aplicaciones serían en la articulación temporomandibular para disminuir el dolor y la limitación funcional con infiltración de PRGF. En una articulación de cadera se puede retrasar de 3 a 5 años la cirugía de prótesis utilizando plasma rico en factores de crecimiento. También serviría para detener una artrosis moderada y para la degeneración de cuerpos vertebrales.

El músculo tiene un alto contenido de células stem (miocitos) que son el paradigma de la regeneración tisular

Respecto al músculo, ha asegurado que “existen evidencias que indican que la aplicación de plasma rico en factores de crecimiento en roturas musculares puede tener un efecto acelerador en deportistas hacia la nueva actividad”. El músculo tiene un alto contenido de células stem (miocitos) que son el paradigma de la regeneración tisular. Según ha recalcado, el músculo se hipertrofia y regenera incluso en ausencia de patología.

En neuropatías periféricas el uso de esta tecnología puede reparar nervios lesionados por compresión o accidentes. No obstante, en este caso “hay que estimularlo lo antes posible para evitar que se atrofie el músculo“. Existen tres elementos que impedirían la regeneración: atrofia muscular, microambiente inflamatorio y fibrosis. El plasma rico en factores de crecimiento se utiliza en tratamiento conservador, mediante “inyecciones intra y perineurales con la ayuda del ecógrafo“, y en tratamiento quirúrgico como coadyuvante.

Noticias complementarias