Inicio ASP El establecimiento de un cribado de cáncer de pulmón, primer objetivo de...

El establecimiento de un cribado de cáncer de pulmón, primer objetivo de la Lung Ambition Alliance

La evidencia muestra que un screening en fumadores entre 50 y 80 años permitiría mejorar la supervivencia entre un 20% y un 60%

cribado-cáncer-pulmón

..Redacción.
La puesta en marcha de un cribado en cáncer de pulmón permitiría mejorar la supervivencia de estos pacientes entre un 20% y un 60%. El establecimiento de esta medida para lograr un diagnóstico precoz de este tumor es el primer objetivo de la Lung Ambition Alliance, una alianza que cuenta con la colaboración de AstraZeneca y formada a nivel internacional por organizaciones con conocimiento en la materia como son International Association for the Study of Lung Cancer (IASLC); Global Lung Cancer Coalition (GLCC); y Guardant Health.

cribado-cáncer-pulmón

Aquí en España, la Lung Ambition Alliance está integrada por 14 entidades científicas, tanto sociedades científicas, como asociaciones de pacientes y fundaciones sociales y también cuenta con la colaboración de AstraZeneca. Solo en 2018, el cáncer de pulmón causó 1,8 millones de muertes en todo el mundo, una quinta parte de todas los fallecimientos por neoplasias malignas.

Uno de los grandes éxitos de esta iniciativa consiste en reunir a todos aquellos especialistas que intervienen en el cáncer de pulmón. Estas sociedades que forman la Alianza reúnen a oncólogos, neumólogos, radioterapeutas, radiólogos cirujanos torácicos, patólogos y la atención primaria. El proyecto integra también a antiguos políticos y a asociaciones de pacientes con el fin de influir sobre las administraciones en esta medida.

La puesta en marcha de un cribado en cáncer de pulmón permitiría mejorar la supervivencia de estos pacientes entre un 20% y un 60%

El cribado se dirige a “personas de entre 50 y 80 años que son fumadores o que han sido fumadores de más de un paquete de tabaco al día durante más de 10 o 15 años”, explica en una entrevista con iSanidad el Dr. Laureano Molins, coordinador nacional de la Lung Ambition Alliance en España, presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Barcelona y vicepresidente de AECC a nivel nacional. El experto insiste en el tabaquismo como el gran factor de riesgo. Tanto fumadores como exfumadores presentan “una posibilidad 20 veces mayor de sufrir un cáncer de pulmón que una persona que no ha fumado nunca”.

Este tipo de screening ha generado importantes beneficios en la detección precoz de los tumores de mama, cuello uterino y colon. Para salvar las reticencias iniciales de los oncólogos y otros especialistas, la Alianza ha logrado generar suficiente evidencia científica para demostrar la eficacia del cribado en cáncer de pulmón.

El Estudio Nacional de Exámenes de Pulmón (NLST, por sus siglas en inglés) y el estudio Nelson ponen de manifiesto que el cribado resulta coste-eficiente. “Realizar un escáner a las personas de riesgo supone un gasto inicial, pero significa un coste menor que tratar a estos pacientes con enfermedad avanzada mediante quimioterapia, radioterapia y ahora inmunoterapia. Está funcionando para mejorar la supervivencia a medio plazo”, señala el Dr. Molins.

El cribado se dirige a “personas de entre 50 y 80 años que son fumadores o que han sido fumadores de más de un paquete de tabaco al día durante más de 10 o 15 años”, explica el Dr. Molins

Países como Polonia y Croacia ya lo han implantado y la Unión Europea ha instado a los países miembros a poner en funcionamiento el cribado. El objetivo de la Alianza es lograr su implantación en España en 2021. “Desgraciadamente, este proceso va muy lento porque existe la problemática de superar el tema de coste beneficio”, subraya el Dr. Molins. Otro obstáculo consiste en saber discernir qué nódulos en los pulmones requieren cirugía y cuáles no. “No podemos operar pacientes diagnosticados de nódulos que van a aparecer en este escáner y que no sean cáncer. Debemos acabar de afinarlo bien”, destaca el experto.

La Lung Ambition Alliance parte con otros dos objetivos para 2022 y 2023: la implantación de la medicina innovadora y la mejora de la calidad de vida de estos pacientes. De momento, en los últimos años se ha mejorado su supervivencia. “Antes los pacientes que no se podían operar morían a los ocho meses de media y ahora fallecen a los 20 meses de media. Eso significa que hemos mejorado mucho, pero no estamos todavía curando a los pacientes con quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia. Estamos curando con cirugía cuando son diagnosticados precozmente”, explica el Dr. Molins.

Esta realidad obliga a incidir más en el diagnóstico precoz de la enfermedad, pero también en ofrecer un apoyo emocional al paciente. “Queremos mejorar los tiempos, por ejemplo, entre que empieza el primer síntoma y la broncoscopia y el escáner. Es decir, se trata de contar con una unidad de diagnóstico rápido en el que intentemos que el paciente pueda tener un proceso diagnóstico más rápido y también un apoyo a nivel psicooncológico”, concluye el experto.

Noticias complementarias:

 

Compartir