Inicio ASP La medicina hiperbárica, beneficiosa para los pacientes con secuelas por Covid-19

La medicina hiperbárica, beneficiosa para los pacientes con secuelas por Covid-19

medicina-hiperbárica-Covid-19

..Redacción.
Pacientes con secuelas severas provocadas por Covid-19 se beneficiarán de la medicina hiperbárica. Esta terapia potencia la recuperación y revierte las consecuencias de la enfermedad. “Los resultados de la aplicación de la terapia hiperbárica están siendo muy positivos. De hecho, en práctica clínica real en centros Vithas hemos apreciado que un alto porcentaje de los pacientes tratados ha experimentado una mejoría de los síntomas”, destaca el Dr. Elías López, de la Unidad de Medicina Hiperbárica del Hospital Vithas Madrid Arturo Soria. Esto se debe a que el oxígeno hiperbárico (OHB) tiene un poderoso efecto antinflamatorio y contribuye a revertir la hipoxemia.

A través de la terapia hiperbárica se logra que se respiren más concentraciones de oxígeno y por lo tanto que llegue más a la sangre. Al aumentar la presión atmosférica de 1 ATA, que es lo normal, por encima de 1.45 ATA en una cámara hiperbárica, aumenta la capacidad alveolo pulmonar y el oxígeno llega a los tejidos. “El oxígeno aplicado a estas presiones se hace más soluble en sangre e ingresa en todos los tejidos, eliminando la hipoxia o falta de oxígeno de una manera muy eficaz”, apunta el Dr. Elías López.

Por su parte, la Dra. Cinthia Pingel, de la Unidad de Medicina Hiperbárica y Subacuática del Hospital Vithas Xanit Internacional, recuerda que la medicina hiperbárica consiste en la administración intermitente de oxígeno al 100% de concentración -en el interior de una cámara hiperbárica- a una presión ambiental superior a la atmosférica.

La medicina hiperbárica resulta eficaz contra las secuelas de Covid-19, ya que contribuye a revertir la hipoxemia

Los expertos destacan que este tratamiento también tiene un efecto antinflamatorio que reduce la fibrosis e inflamación cardíaca. Además, el aumento en la neuroplasticidad que se logra con el oxígeno hiperbárico puede ser útil en la rehabilitación de secuelas neurológicas causadas por la enfermedad. “La terapia hiperbárica, al ser un tratamiento sin toxicidad, siempre generará un beneficio y, además, no tiene efectos secundarios. Favorece el sistema vascular, el sistema nervioso central, el sistema inmune y el sistema osteoarticular”, señala el Dr. Elías López, de la Unidad de Medicina Hiperbárica del Hospital Vithas Madrid Arturo Soria.

Sobre las especificaciones del tratamiento a pacientes post covid, los expertos apuntan que el OHB no debe sustituir a los tratamientos médicos que se están administrando y estudiando y, por supuesto, tampoco se debe convertir en tratamiento único sino que se trata de incorporar esta posibilidad terapéutica a los tratamientos habituales de estos pacientes.

En cuanto a cuándo hacerlo, el doctor Elías López explica que este se debe empezar después de que se haya superado la covid-19 y tras la valoración previa del paciente por un especialista, como puede ser neumólogo, neurólogo o internista. Además, aconseja realizar en torno a 20-30 sesiones, dos o tres por semana, para mejorar los síntomas. De hecho, el experto en terapia hiperbárica destaca que la mejoría se suele dar desde la quinta o décima sesión.

Los expertos destacan que este tratamiento también tiene un efecto antinflamatorio que reduce la fibrosis e inflamación cardíaca

Beneficios de la medicina hiperbárica
La cámara hiperbárica aporta múltiples beneficios al paciente. Por un lado, aumenta la oxigenación en todos los tejidos, incluso aquellos que están dañados, tiene efectos antiinflamatorios, estimula las células que producen colágeno y también la respuesta inmunológica.

Por otro lado, hace que aumente el flujo sanguíneo, acelera los tiempos de cicatrización en heridas y favorece la desintoxicación de gases y toxinas. Este tratamiento acelera procesos de rehabilitación y la reparación ósea; reduce la fatiga y fomenta la energía. La Dra. Pingel explica que “en cuanto a la forma de administración de la medicina hiperbárica, el paciente una vez introducido en la cámara comienza el tratamiento con O2 a alta presión por encima siempre de 1,4 atmósferas sin necesidad de máscara de oxígeno ni de otro dispositivo auxiliar”.

Noticias complementarias: