Inicio ASP Dr. José F. Alfonso: “No existe una lente universal y cada proceso...

Dr. José F. Alfonso: “No existe una lente universal y cada proceso quirúrgico se debe adaptar al paciente”

lente-universal-paciente

..Hortensia Mateo.
La oftalmología ha experimentado en los últimos años importantes avances hacia la individualización del tratamiento. Las nuevas tecnologías como los sistemas de visualización 3D han conseguido revolucionar la cirugía oftalmológica. “No existe una lente universal y cada proceso quirúrgico se debe adaptar a las necesidades del paciente al paciente”, explica el Dr. José F. Alfonso, director del Simposio Perlas Faco-Refractivas de Alcon en el congreso Secoir, coordinador del Departamento de Córnea y Cristalino del Instituto Universitario Fernández-Vega y profesor titular de Oftalmología en la Universidad de Oviedo.

¿Cuáles son las grandes innovaciones que se están produciendo en torno a la cirugía de cataratas?
Nos encontramos en un momento clave en el ámbito de la cirugía oftalmológica gracias al desarrollo y a la implantación, en la práctica clínica habitual, de nuevas tecnologías que nos permiten afrontar con seguridad los límites de la cirugía de catarata. En los últimos años hemos asistido a la llegada de equipos, sistemas y dispositivos de última generación que nos ofrecen la oportunidad de trabajar con mayor precisión y libertad, adaptarnos a las necesidades médicas concretas de cada paciente y a cada técnica quirúrgica, y, sobre todo, optimizar todos los procesos y los resultados en la salud y la visión.

Nos encontramos en un momento clave en el ámbito de la cirugía oftalmológica gracias al desarrollo y a la implantación de nuevas tecnologías

Además, en los últimos años, se han desarrollado nuevos modelos de lentes intraoculares, cada vez más sofisticados, que permiten establecer la indicación quirúrgica en función las necesidades específicas de cada paciente. El avance tecnológico ha introducido nuevos diseños ópticos que permiten alcanzar con éxito las expectativas visuales del paciente, tanto de lejos como de cerca (corrección de la presbicia). La cirugía estándar de la catarata hoy día, debería incluir una lente con estas prestaciones, y que permitiera al paciente independizarse, en lo posible, del uso de una gafa.

¿Por qué es importante estudiar detalladamente el perfil del paciente, tanto desde la perspectiva de sus características clínicas como la de sus necesidades personales?
El tratamiento personalizado de cada paciente se está consolidando como el habitual en la cirugía oftalmológica. Partimos de la base de que no existe una lente universal para todos los pacientes, y por ello es muy importante que cada proceso quirúrgico se adapte a las necesidades concretas de cada caso. A este respecto, debemos realizar estudios previos exhaustivos, planificar detalladamente la intervención, utilizar las nuevas tecnologías y también, por supuesto, tener en cuenta su estilo de vida.

No existe una lente universal para todos y cada proceso quirúrgico se debe adaptar a las necesidades del paciente al paciente

Esto último es especialmente importante a la hora de seleccionar el tipo de lente más adecuada para cada persona. El cirujano debe tener en cuenta aspectos como la profesión o aficiones del paciente, así como las características morfológicas y funcionales del globo ocular para seleccionar la óptica, la plataforma y el material que mejor se ajuste a cada caso.

Otro aspecto fundamental para garantizar la personalización del procedimiento es la comunicación médico-paciente, clave para comprender sus verdaderas necesidades y manejar correctamente sus expectativas, algo que determinará sin duda, el éxito de la intervención.

¿Cuáles son las principales claves para seleccionar la lente intraocular más adecuada para cada paciente?              Como comentábamos, el modo de vida del paciente, hace que el cirujano piense en una u otra lente intraocular. Las necesidades de una persona con un estilo de vida activo, que conduce habitualmente, y que se encuentra en pleno ejercicio de su actividad profesional no serán las mismas que las de un paciente de avanzada edad y con una movilidad limitada.

El cirujano debe tener en cuenta aspectos como la profesión o aficiones del paciente, así como las características morfológicas y funcionales

Por ello es importante que, a la hora de elegir el tipo de lente, se realice un estudio detallado del perfil del paciente, para entender cuáles son sus expectativas y poder así justificar, de forma clara y sencilla, cuál es la mejor opción para él. Al mismo tiempo, el cirujano también debe tener en cuenta las características morfológicas y funcionales del globo ocular, para seleccionar la óptica, la plataforma y el material de la lente que mejor se ajuste a cada caso.

En este sentido, la nueva lente de visión extendida continua Vivity de Alcon, representa un gran avance en la corrección de la presbicia. La lente permite realizar la mayoría de las tareas de cerca sin depender de una gafa, con una calidad visual en lejos similar a la de una lente monofocal. Los valores de sensibilidad al contraste permanecen dentro de los límites normales, siendo destacable la ausencia de fenómenos disfotópsicos desagradables (tipo halos y deslumbramientos). Su diseño óptico, basado en la modificación del frente de ondas, establece un nuevo patrón de referencia en la tecnología multifocal.

¿Qué papel ocupa la tecnología en la cirugía del cristalino?
Si en un inicio, la aparición de la facoemulsificación revolucionó la cirugía de catarata, hoy día nos encontramos en una nueva transformación dentro del quirófano. Las últimas tecnologías han elevado la seguridad y eficacia de la facoemulsificación a un nuevo nivel. Están diseñadas para detectar y responder a cualquier fluctuación en la presión intraocular de forma muy rápida y eficaz. También ofrecen la ventaja de reducir el riesgo de roturas capsulares y de mejorar la seguridad del paciente en el quirófano.

Si la aparición de la facoemulsificación revolucionó la cirugía de catarata, hoy día nos encontramos en una nueva transformación dentro del quirófano

En cuanto a los nuevos sistemas de visualización 3D, las ventajas son igualmente numerosas. Esta tecnología permite trabajar dentro del ojo con mucha menos luz, disminuyendo los riesgos de la fototoxicidad, y ofrece una gran profundidad de foco y un gran sentido de la estereopsis. Nos permite identificar con claridad todas las estructuras oculares.

Por otro lado, ofrece grandes ventajas a nivel formativo, ya que permite ver a todas las personas presentes en el quirófano, o en una sala anexa, lo mismo que está viendo el cirujano, con la misma calidad y sensación de relieve. También nos permite colocar en la pantalla exploraciones intraoperatorias o preoperatorias que nos ayudan a visualizar mejor dónde están los puntos clave en los que tenemos que actuar durante la cirugía. En definitiva, estos avances están favoreciendo la estandarización del procedimiento, lo que convierte a la cirugía de la catarata en una de las intervenciones más seguras.

¿Qué plataformas permiten aplicar la cirugía oftalmológica de forma más precisa y cuáles son sus principales ventajas?
Un buen ejemplo, son las nuevas plataformas de facoemulsificación, diseñadas para mejorar la seguridad y el control durante la cirugía. Nos ofrecen la posibilidad de modificar diferentes parámetros para adaptarlos a las necesidades específicas del oftalmólogo y del paciente, pudiendo trabajar con presiones intraoculares más cercanas a la fisiológicas.

En cuanto a los nuevos sistemas de visualización 3D, las ventajas son numerosas. Esta tecnología permite trabajar dentro del ojo

Los equipos de guiado por imagen y visualización 3D, por otra parte, ofrecen la posibilidad de realizar la intervención por fuera del microscopio, algo especialmente interesante en casos de alta complejidad. Esta tecnología permite, no sólo reconocer el ojo a modo de “huella digital”, sino también aplicar el tratamiento conforme a una planificación quirúrgica personalizada.

Durante el reciente Congreso Secoir se ha presentado la Guía Virtual de Biometría y Cálculo de Lentes. ¿Qué aporta esta guía a oftalmólogos, cirujanos y optometristas?
Esta guía es sobre todo una herramienta útil de consulta dirigida a oftalmólogos, cirujanos y optometristas que recoge los conceptos básicos, las fórmulas de cálculo y diferentes consideraciones para optimizar las constantes de las lentes. El objetivo es facilitar el proceso de cálculo de la lente intraocular y mejorar su fiabilidad.

La correcta aplicación de la biometría es fundamental para obtener un buen resultado refractivo, sobre todo en el caso de lentes de tecnología avanzada. Cada vez los procedimientos son más personalizados y, por ello, un buen estudio preoperatorio juega un papel esencial en la planificación de la cirugía. En este sentido, la guía de optometría de Alcon, resulta una herramienta práctica y actualizada que proporciona las bases necesarias para realizar unos cálculos precisos y un procedimiento óptimo.

Noticias complementarias:

Compartir