Inicio ASP Vacunas de precisión para hacer frente a las infecciones por bacterias multirresistentes

Vacunas de precisión para hacer frente a las infecciones por bacterias multirresistentes

vacunas-precision-infecciones-bacterias-multirresistentes-equipo-mcconnell-ok

..Gema Maldonado.
Es uno de los grandes problemas de salud pública global a los que se enfrenta la humanidad en los próximos años: las infecciones por bacterias multirresistentes a los antibióticos disponibles. De nuevo la ciencia, desde un ámbito diferente al de los antimicrobianos, puede llegar a dar una respuesta que actualmente busca el equipo del científico Michael J. McConnell en el Centro Nacional de Microbiología del ISCIII, inmerso en el desarrollo de una de estas vacunas de precisión para combatir bacterias capaces de escapar a los antimicrobianos.

Las vacunas de precisión supone contar con vacunas individualizadas para cada paciente, en este caso frente a infecciones por bacterias multirresistentes

«Las vacunas de precisión tienen en cuenta las enfermedades y muchos otros datos sobre el paciente para individualizar las vacunas. Suena difícil desarrollarlas, y sí, lo es, pero tenemos nuevas herramientas como las tecnologías ómicas y computacionales que pueden facilitarnos métodos para conseguirlas». Así resumía el Dr. McConnell el potencial de las vacunas de precisión en este ámbito durante su ponencia en el XXVIII Congreso Sociedad Española de Microbiología, celebrado en formato virtual a lo largo de esta semana.

Según la lista OMS de patógenos prioritarios para la I+D de nuevos antibióticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay tres tipos de bacterias con una importancia crítica por su capacidad de resistencia a los actuales antimicrobianos. Son las Acinetobacter baumannii, Pseudomonas aeruginosa y las Enterobacteriaceae. El Dr. MCConnell señaló entre las de mayor prevalencia de resistencias a antibióticos de primera línea la E. Coli y K. Pneumoniae.

«Hay una necesidad clínica y pública de vacunas para las bacterias multirresistentes gramnegativas que pueden reducir la emergencia de la expansión de las resistencias. Hay ejemplos exitosos de vacunas frente a bacterias, como la Streptococcus pneumoniae.  Pero no hay vacunas ni ningún ensayo clínico para las MDR gramnegativas», lamentó el científico.

Dr. McConnell: Hay una necesidad clínica y pública de vacunas para las bacterias multirresistentes gramnegativas que pueden reducir la emergencia de la expansión de las resistencias. Pero no hay vacunas de precisión ni ningún ensayo clínico»

Todas estas bacterias puede provocar diversas infecciones que afectarán al huésped de distinta forma. Por es, y ante la falta de respuesta a los antibióticos, las vacunas de precisión pueden ser apropiadas para hacerles frente. Son capaces de tener en cuenta el estatus inmune del paciente, sus comorbilidades, su factores de riesgo, su microbiota, así como la edad y el sexo, entre otras variables. Con todo esto se pueden afinar mejor en la composición, la dosis y los intervalos de tiempo en las que aplicarlas.

Para su desarrollo son necesarios los recursos que ofrecen herramientas como la inmuno-informática, la proteómica, la comparativa genómica y la transcriptómica, entre otras. Actualmente están en proceso de completarse la comparación genómica de varias de esta bacterias, gracias a los estudios con tecnologías ómicas. Entre los más avanzados se encuentran los relativos a las P. Aerouginosa y Staphylococcus aureus.

Para su desarrollo son necesarios los recursos que ofrecen herramientas como la inmuno-informática, la proteómica, la comparativa genómica y la transcriptómica

Combinando estas tecnologías se puede realizar una selección de antígenos. El grupo del Dr. McConnell trabaja en el desarrollo de la primera vacuna frente a las bacterias multirresistentes Acinetobacter baumannii, capaces de provocar serias infecciones como neumonía y sepsis en pacientes hospitalizados. «En 2023 el 21% de los hospitalizados en Estados Unidos tendrán un alto riesgo de tener esta infección por estar 48 horas o menos intubados«, apuntó el científico.

En este caso, mediante filtros de bioinformática han identificado más de 3.800 proteínas de estas bacterias, 16 factores de virulencia, más de mil proteínas de las superficies bacterianas y 91 proteínas esenciales, entre otros posibles antígenos. Una vez identificados, «¿por dónde empezamos? Por los criterios de selección de antígenos para desarrollar las vacunas», explicó el Dr. McConnell, como «aquellas proteínas que tienen altos niveles de conservación, las que se exponen en la superficie o las que se expresan durante la infección».

El Dr. McConnell y su equipo trabaja en una vacuna de precisión para las bacterias multirresistentes Acinetobacter baumannii

Una vez seleccionados los antígenos, la inmunoinformática les permite aproximarse a una «posible predicción de la inmunogenicidad» de los candidatos. Los siguientes pasos serán probarlos in vitro e in vivo. «Con todas estas herramientas tenemos mayores probabilidades de éxito de sacar adelante estas vacunas», concluyó.

Noticias complementarias: