Inicio ASP Carlos Nueno (Teladoc Health): “La telemedicina viene a apoyar al profesional sanitario,...

Carlos Nueno (Teladoc Health): “La telemedicina viene a apoyar al profesional sanitario, no a sustituirlo”

telemedicina

..Redacción.
La crisis sanitaria generada por el Covid-19 ha provocado que los profesionales sanitarios hayan tenido que recurrir a herramientas de telemedicina. Carlos Nueno, presidente internacional de Teladoc Health, destaca en una entrevista con iSanidad que ahora más del 60% de los profesionales sanitarios se sienten más cómodos con la tecnología que anteriormente, e incluso la demandan. En este sentido, recuerda que la tecnología no viene para sustituir al médico, sino para reforzar al profesional sanitario. «La telemedicina debe contribuir al avance de la humanización de la sanidad con una serie de criterios indispensables: calidad, acceso rápido a la sanidad, equidad y seguridad«, explica.

¿Qué es Teladoc? ¿Qué servicios ofrece y a quién van dirigidos?
Teladoc es la empresa líder en este momento de atención médica virtual a nivel mundial. Se creó a principios de los años 2000 en Estados Unidos y fue desarrollándose estado a estado hasta completar la cobertura de los 50 estados con atención médica virtual. Fue una empresa que trabajó incluso a nivel legislativo para que las leyes apoyasen la prestación de servicios de atención médica virtual, de telemedicina, etc.

En 2015 la empresa salió a bolsa en Nueva York y a raíz de esa salida captó una serie de fondos de financiación que le permitió invertir en su desarrollo global vía orgánica y vía adquisiciones. Hoy en día la empresa tiene unos 5.000 empleados en todo el mundo, con una facturación en 2021 que llegará a los 2.000 millones de dólares. También tenemos una capitalización bursátil en la bolsa de Nueva York de unos 20.000 millones de dólares, lo que refleja el mercado potencial que hay en la telemedicina gracias a la pandemia, aunque ya anteriormente era un mercado tremendamente grande.

«Teladoc es la empresa líder en este momento de atención médica virtual a nivel mundial»

Además, es una empresa que da servicios de telemedicina o atención médica virtual pero que lo hace en tres ámbitos muy concretos. Uno que está dirigido al paciente, para que este pueda acceder a la telemedicina a través de su móvil u ordenador en cualquier momento. Otro negocio que es igual pero ofrecido a grandes hospitales, donde estos pueden utilizar la tecnología para comunicarse con los pacientes.

El tercero sería para las enfermedades crónicas, todo el aspecto de cómo gestionar el enfermo crónico, diabético, hipertenso, la obesidad o la salud mental con terapias digitales a través de dispositivos conectados inteligentes que pueden medir datos biométricos y transformarlos en información que entienda el paciente. Incluso se le puede conectar virtualmente con un profesional que valore si tiene que ir al hospital o se puede quedar en casa sin problemas. Con este portfolio de servicios es la empresa líder en el mundo por capitalización bursátil y por tamaño en servicios de telemedicina a pacientes en cualquier tipo de patología.

«Teladoc da servicios de telemedicina en tres ámbitos muy concretos: pacientes, hospitales y enfermedades crónicas»

¿Quiénes son los médicos de Teladoc? ¿Dónde se encuentran?
Teladoc en cada uno de los tres ámbitos colabora con los profesionales sanitarios. Un aspecto muy importante de la telemedicina es que no viene para sustituir al médico, la telemedicina viene a reforzar al profesional sanitario. Después del Covid-19 una gran mayoría de profesionales sanitarios, más del 60%, se sienten más cómodos con la tecnología que anteriormente y la demandan. Vamos a apoyar al profesional sanitario, no a sustituirlo en ningún caso.

Tenemos nuestros propios profesionales que normalmente están ejerciendo la medicina de alguna manera y como parte de su actividad también hacen telemedicina. Son profesionales en activo que están viendo pacientes y parte de su jornada la van a hacer también utilizando tecnologías. En esta modalidad tenemos más de 10.000 médicos contratados para hacer atención médica primaria, más de 50.000 especialistas o superespecialistas que utilizan nuestra tecnología para dar servicio de especialidades o superespecialidades, incluso casos muy complejos de oncología donde hacemos segundas opiniones médicas.

También damos nuestra tecnología a grandes centros hospitalarios. Hay miles de médicos en todo el mundo que en su día a día en el hospital están trabajando con nuestra tecnología también. No tienen una relación directa con nosotros, pero son usuarios indirectos de nuestra tecnología.

«Tenemos más de 10.000 médicos contratados para hacer atención médica primaria y más de 50.000 especialistas o superespecialistas que utilizan nuestra tecnología»

Teladoc también colabora con hospitales en todo el mundo. ¿Nos podría explicar cómo?
Trabajamos con miles de hospitales en todo el mundo. Esto es algo muy interesante ahora que se habla mucho del hospital del futuro. El hospital hasta ahora ha sido un lugar donde tú te diriges a tratar, pero cada vez más todos los hospitales en el mundo están viendo que a ese paciente hay que ayudarle no solo cuando está en el hospital, sino previamente cuando está en casa a preparar esa estancia en el hospital, y posteriormente, en el seguimiento si hay una intervención quirúrgica. Realmente, la estancia en el hospital se está reduciendo mucho porque cada vez las técnicas son más avanzadas y la cirugía es menos invasiva. También se reduce el coste y el riesgo de infección, hay muchas ventajas por lo que reducir la estancia es positivo.

El hospital tiene que salir de los límites físicos y eso lo hace con tecnología. Les estamos dando tres tipos de tecnologías. En primer lugar, el software, una plataforma tecnológica para que el hospital pueda utilizar para comunicarse con sus pacientes. Tenemos una de las plataformas más sólidas que hay en el mercado para hacer telemedicina. Al hospital le damos acceso a esa plataforma para utilizarla para la telemedicina. Se integra con toda la historia clínica hospitalaria y le da las máximas capacidades para organizar esa telemedicina bien integrada con el hospital.

«El hospital tiene que salir de los límites físicos y eso lo hace con tecnología. Les estamos dando tres tipos: software, hardware y dispositivos»

La segunda cosa que damos al hospital es hardware, elementos que permiten al hospital tener al paciente mucho más cerca. Por ejemplo, dispositivos que le permiten hacer el control de UCI de su hospital y otros hospitales desde un lugar central. Puedes tener al intensivista en una sala donde tiene acceso vía telemedicina a las salas UCI del hospital e incluso puede monitorizar pacientes que están en otros hospitales donde a lo mejor no tienen ese recurso escaso que es el superespecialista.

Entonces, a través de cámaras, dispositivos conectados y toda la tecnología podemos conseguir que un hospital monitorice a sus pacientes a distancia. En UCI y teleictus monitorizamos al paciente que ha tenido un ictus desde que tiene los primeros síntomas. Además, desde la ambulancia tenemos dispositivos, pantallas y tecnología para que desde el primer momento el experto en ictus esté encima de ese paciente ayudándole y diciendo que hay que hacer.

«A través de cámaras, dispositivos conectados y toda la tecnología podemos conseguir que un hospital monitorice a sus pacientes a distancia»

En neonatología tenemos un ejemplo con la Clínica Mayo, que en Estados Unidos monitoriza los partos complejos de niños prematuros en hospitales rurales de todo el estado. Lo hacemos también con el Sant Joan de Déu (Barcelona) donde el hospital controla la pediatría de hospitales rurales donde a lo mejor no tienen 24 horas un pediatra especialista y le ponemos un dispositivo en urgencias donde básicamente el especialista del hospital central puede estar monitorizando a ese paciente y hablando con él controlando sus constantes vitales y decidiendo si tiene que ser trasladado o se puede evitar ese traslado y monitorizarlo a distancia.

Trabajamos con miles de hospitales con software, hardware y dispositivos. Los dispositivos son más para pacientes crónicos donde un médico de un hospital puede recetar una terapia digital. Por ejemplo, un paciente diabético llega al hospital y el médico le monitoriza con un glucómetro conectado, de forma que se tome la medición cada día. La información del aparato va al médico, que le tiene automáticamente controlado y si en algún momento se sale de sus límites el equipo le llama para ver que tiene que hacer. Es un proceso automático de gestión de la enfermedad crónica.

«Los dispositivos son más para pacientes crónicos donde un médico de un hospital puede recetar una terapia digital»

Son tres modalidades de colaboración con hospitales. Trabajamos con hospitales en todo el mundo desde en Estados Unidos con grandes marcas como la Clínica Mayo, la Cleveland Clinic, Kaiser o los hospitales de Harvard a Europa con Charité (hospital líder en Alemania) o el NHS (Sistema Público Sanitario Inglés) donde también damos cobertura a hospitales en Liverpool y otras ciudades. También trabajamos en España con Sant Joan de Déu y el Hospital Clinic en Barcelona y en hospitales en Italia y Arabia Saudí.

¿Los profesionales de Teladoc pueden prescribir? ¿Existe servicio de receta médica?
La prescripción no es un objetivo. Para nosotros la prescripción es una herramienta más para poder tratar a un paciente. Siempre que se cumplan una serie de requisitos donde el profesional ha podido hacer una anamnesis clínica de ese paciente la medicación puede ser una herramienta más que tiene a su disposición. En función del lugar se permite o no una prescripción a distancia o prescripción electrónica. La regulación la marca cada país.

En Estados Unidos está disponible desde hace años, regulado y, por tanto, con limitaciones. Hay una serie de medicamentos que no se pueden prescribir. Por ejemplo, un médico externo no es recomendable que haga prescripciones para enfermos crónicos, o en medicaciones más agresivas también hay límites estrictos. Sin embargo, para el día a día es algo que puede ayudar muchísimo al paciente. No solo eso, sino incluso poderle llevar a casa esa medicación para que no se tenga que desplazar, ya que hay gente que tiene problemas de movilidad. Esto es algo muy habitual en Estados Unidos e Inglaterra y empieza a serlo en otros países europeos.

«La prescripción es una herramienta más para poder tratar a un paciente»

En España también se permite tanto en la sanidad pública como la privada con una serie de requisitos y limitaciones que un centro médico o de atención de telemedicina pueda prescribir medicamentos siguiendo una serie de protocolos que el profesional conoce. Siempre por delante de todo va esa calidad de la visita presencial o virtual. Si se hace bien, la prescripción puede ser una ayuda más para tratar a ese paciente.

¿Teladoc también es una herramienta para la colaboración entre diferentes profesionales y especialistas?
Efectivamente. La tecnología es una herramienta indispensable en todos los ámbitos y en medicina todavía más. Si cualquiera de nosotros tiene una intervención quirúrgica verá a su alrededor una cantidad de tecnología tremenda, es un avance imparable. La vacuna del Covid-19 es el resultado de una investigación tecnológica muy avanzada para conseguir una vacuna que cure o prevenga la enfermedad a toda la población mundial. La tecnología es algo que está en la medicina y va a seguir estando.

En concreto, la telemedicina ayuda a conectarnos más rápido y con calidad. Tenemos muchísimas experiencias donde la telemedicina se ofrece profesional a profesional. Muchos estudios demuestran que la ayuda entre un profesional que está en un hospital y un profesional local para poder ayudar en un parto complejo o prematuro salva vidas. En nuestro país tenemos un problema que es la España vaciada. La telemedicina puede conseguir tener especialidades e incluso médicos de primaria en zonas rurales que cada vez están más alejadas. Así, permite tener acceso a un pediatra o a un médico especialista que puede decidir si el paciente tiene que ser visto presencialmente o no.

«La telemedicina ayuda a conectarnos más rápido y con calidad. Tenemos muchísimas experiencias donde la telemedicina se ofrece profesional a profesional»

En Inglaterra tenemos también una experiencia muy interesante entre especialistas donde el médico de atención primaria que te ve diariamente está conectado con el especialista. De esta forma si tienes un problema más de especialidades, un tema dermatológico, rápidamente te puede conectar con el dermatólogo y hacerte una foto con calidad de tu problema, enviarlo al especialista y que en cuestión de minutos tengas un diagnóstico. Es un triaje a través del médico de atención primaria que es fundamental en medicina conectándose con especialistas. Es otro avance que evita colas innecesarias y avanza el diagnóstico de la enfermedad.

¿La telemedicina puede contribuir a la humanización de la sanidad?
La telemedicina debe contribuir al avance de la humanización de la sanidad con una serie de criterios indispensables. El primero es la calidad. La telemedicina no está aquí para reducir costes, sino para ofrecer calidad al paciente. Si ese no es el objetivo fracasamos. Estoy encantado de oír a los miles de profesionales que utilizan la telemedicina explicar cómo su tiempo hablando con el paciente muchas veces es de mayor calidad a través de la telemedicina porque están dedicados en tiempo y alma a ese paciente y no tienen otras distracciones.

El segundo criterio es el acceso rápido a la sanidad. Es impensable que hoy en día que tenemos acceso rápido a cualquier cosa a través del móvil en la sanidad sea complicado. Tenemos que conseguir que la sanidad sea de acceso fácil y rápido para cualquier problema médico que tengamos. También hay otro punto que es la equidad. La telemedicina puede hacer que la sanidad sea democrática para todo el mundo. Es un derecho de todos los ciudadanos tener un acceso igualitario a la sanidad. La telemedicina te lo permite, debería ser un derecho vía tecnología al sistema sanitario.

«La telemedicina debe contribuir al avance de la humanización de la sanidad con una serie de criterios indispensables: calidad, acceso rápido a la sanidad, equidad y seguridad»

Por último, el criterio de la seguridad. Es muy importante cómo se manejan los datos de los pacientes y que se haga de forma muy segura. Hay que tener plataformas y tecnologías muy sólidas. Si se cumplen estos aspectos, la telemedicina mejora la calidad de vida de las personas y va a ser un aspecto fundamental de cara al futuro para todos nosotros. España es seguramente uno de los países donde es más necesario ya que tenemos una población más envejecida. Cada vez habrá más gente mayor con una enfermedad y si no lo gestionamos el sistema no va a ser sostenible. La tecnología debe estar adaptada a esta población, por lo que hay que hacerla más humana y más accesible. Esto pone a España ante un reto y una oportunidad muy interesante.

Noticias complementarias