Inicio ASP La mayoría de los ictus se pueden prevenir con vida saludable y...

La mayoría de los ictus se pueden prevenir con vida saludable y control de tensión arterial, peso, azúcar y colesterol

..Redacción.
En España, entre 110.000 y 120.000 personas sufren un ictus cada año a pesar de que la mayoría se puede prevenir. Se estima que aumentará un 25-35% hacia 2035 por al aumento generalizado de la esperanza de vida de la población. Para responder dudas y llegar a más pacientes y familiares, los cuatro Hospitales de Quirónsalud integrados en la red pública de Madrid, han retomado tras la pandemia la celebración periódica de su Escuela de ictus para pacientes y cuidadores. Se trata de los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz (Madrid), Rey Juan Carlos (Móstoles), Infanta Elena (Valdemoro) y General de Villalba (Collado Villalba). En esta ocasión el formato es online. Además, está disponible una vez celebrado porque queda registrado en el repositorio de material audiovisual formativo del Canal de Quirónsalud en Youtube.

Para que la sociedad sea consciente de la gran importancia del diagnóstico precoz, es necesario que se conozcan los principales síntomas de alama de un ictus y así favorecer que se avise a los servicios de emergencia con la mayor rapidez posible”. Así se ha explicado la Dra. Araceli García Torres, médico adjunto del Servicio de Neurología en la Fundación Jiménez Díaz y participante en el encuentro. “También se debe saber que la mayoría de los ictus pueden prevenirse controlando unos pocos factores -añade-, principalmente la tensión arterial, los niveles de azúcar y colesterol y el peso, realizando actividad física y evitando el consumo de tabaco y alcohol”.

En España, entre 110.000 y 120.000 personas sufren un ictus cada año a pesar de que la mayoría se puede prevenir

Cuidados personalizados después de un ictus
Desde la Escuela de ictus insisten en la importancia de un tratamiento holístico e integral de esta patología, centrado en el paciente y su entorno. “En Enfermería valoramos al paciente atendiendo todas y cada una de sus necesidades”, indica Carmen Pajuelo, enfermera. Añade que, tras un ictus, lo más importante es evitar complicaciones añadidas: “Tratar correctamente la disfagia para evitar broncoaspiraciones e infecciones tipo neumonía, promover la movilización temprana para evitar rigideces, favorecer los cuidados del lado parético, etc.

En este tratamiento personalizado también es necesario que periódicamente se reúna el equipo de Rehabilitación para revisar la situación de los pacientes. “Es fundamental que el tratamiento de las distintas terapias se coordine y dirija a alcanzar objetivos muy individualizados para cada uno de los pacientes”. Así lo dice la Dra. Raquel Cutillas, jefa asociada del Servicio de Rehabilitación de la Fundación Jiménez Díaz. “Analizamos la evolución de cada caso, cómo se van adquiriendo los objetivos, individuales y globales (intentamos que todas las terapias vayan dirigidas a obtener los mismos objetivos), si existe alguna dificultad durante el tratamiento… y también temas más personales como la motivación, el apoyo familiar o la circunstancia social del paciente que, sin duda, influyen su evolución”.

En el tratamiento personalizado del ictus también es necesario que periódicamente se reúna el equipo de Rehabilitación para revisar la situación de los pacientes

La vuelta a casa después de un ictus
En la Escuela de ictus, con el alta hospitalaria, el centro facilita ejercicios y material didáctico necesario para realizar en el domicilio, adaptados al paciente. Asimismo, mantiene una continuidad de tratamiento, adaptándose a las circunstancias de la vuelta a casa del paciente. También le acompaña hasta que su situación funcional le permite desarrollar una actividad personal, familiar y social satisfactoria.

Los familiares pueden acceder en todo momento a las sesiones de tratamiento con los terapeutas para conocer las pautas a continuar en domicilio. También tienen el teléfono de las salas de tratamiento y pueden ponerse en contacto con nosotros para resolver cualquier duda. Además, para los pacientes que lo requieran, se abre un Diálogo Web a través del Portal del Paciente [aplicación de desarrollo propio de esta red hospitalaria] para solventar en línea incertidumbres urgentes con el terapeuta”. Asó lo comenta también Blanca Jiménez, terapeuta ocupacional.

Noticias complementarias