Inicio ASP Los ADC y SEAs, una nueva generación de anticuerpos frente al cáncer...

Los ADC y SEAs, una nueva generación de anticuerpos frente al cáncer que marcan el crecimiento de Seagen

..Redacción.
Han pasado casi 24 años desde que, en las afueras de Seattle, en la costa oeste de Estados Unidos, naciera Seagen, una compañía biotecnológica que desde sus inicios se especializó en la búsqueda de tratamientos disruptivos dirigidos a pacientes oncológicos. Su fundador, el Dr. Clay Siegall, vivió de cerca lo que supone la enfermedad oncológica a través de su padre, afectado de cáncer. Desde entonces, optó por intentar desarrollar terapias innovadoras con las que abordar necesidades médicas aún no cubiertas en oncología y que pudieran transformar la vida de los pacientes con cáncer.

Desde 1998 hasta ahora, esta compañía ha desarrollado cuatro terapias que ya están aprobadas y diez moléculas en diversas fases de desarrollo clínico. Todo esto apoyado sobre dos plataformas tecnológicas propias de anticuerpos mejorados. Estas son la plataforma de anticuerpos inmuno-conjugados (ADC) y la plataforma de los anticuerpos defucosilados (SEAs), innovaciones en cuyo desarrollo están participando centros españoles de reconocido prestigio.

En la plataforma de anticuerpos inmuno-conjugados (ADC) y la plataforma de los anticuerpos defucosilados (SEAs) están participando centros españoles de reconocido prestigio

Su sede inicial en Seattle es ahora su sede global, ya que la compañía se ha expandido a otras zonas de Norteamérica y Europa. En concreto, en el continente europeo ha abierto oficinas en 7 países y tiene presencia en 12 localizaciones, una de ellas, en España, donde desembarcó en pleno confinamiento en 2020.

Fármacos ADC y SEAs, una nueva generación de anticuerpos para tratar el cáncer
El desarrollo de anticuerpos monoclonales ha supuesto un antes y un después en el tratamiento del cáncer. Y en este ámbito, Seagen ha desarrollado y patentado dos plataformas tecnológicas enfocadas en los fármacos ADC y SEAs, con el objetivo de mejorar la eficacia y la seguridad con respecto a la tecnología original de anticuerpos monoclonales.

Los ADC son fármacos que conjugan un citotóxico y un anticuerpo unido a través de un linker (“eslabón” en inglés). El anticuerpo hace su función dirigiéndose contra un receptor específico que se expresa en la superficie de la célula tumoral. A partir de ahí, entra en acción el linker, que libera el citotóxico dentro de la célula, causando así su muerte.

Los ADC son fármacos que conjugan un citotóxico y un anticuerpo unido a través de un linker

La otra innovación disruptiva en la que se enfoca Seagen son los anticuerpos defucosilados (SEAs). Mediante esta tecnología se pretende mejorar la respuesta inmunitaria frente a las células tumorales. Los anticuerpos no fucosilados se unen más estrechamente a las células inmunitarias innatas y de esta forma, consiguen mejorar la citotoxicidad celular dependiente de anticuerpos, que es uno de los mecanismos a través de los cuales el anticuerpo es capaz de destruir a la célula tumoral.

Mediante ambas tecnologías, la compañía ha desarrollado fármacos para fases avanzadas de cáncer de mama, cáncer de cuello de útero metastásico y otros tumores sólidos y hematológicos. Además, trabaja en otros programas de ADC y SEAs con diez moléculas dirigidas a un amplio espectro de tumores sólidos y cánceres hematológicos. En total, la compañía tiene en marcha más de 20 estudios científicos.

Llegada a Europa
Tras abrir nuevas sedes en San Francisco (EE. UU.) y Canadá, Seagen dio el salto a Europa, con las sucursales principales de Suiza y Países Bajos, y su expansión en Dinamarca, Italia, Alemania, Francia y España. En tan solo dos años ha conseguido cuadruplicar su presencia en Europa, pasando de cuatro países en 2019 a los 12 en los que está presente en este momento, y ha triplicado sus programas clínicos en marcha.

En este tiempo, Seagen ha conseguido construir una estructura operativa integrada completa en Europa, incluyendo capacidad de fabricación, cadena de suministro y comercialización.

Seagen ha conseguido construir una estructura operativa integrada completa en Europa

Además, esta expansión se ha visto amplificada gracias a las alianzas estratégicas que la compañía ha realizado con otros partners de salud. Esto ha permitido ampliar la presencia geográfica de Seagen y además llegar a un mayor número de pacientes oncológicos con necesidades médicas importantes. Este crecimiento ha sido exponencial y se espera continuar la tendencia en los próximos años.

En este proceso de expansión y crecimiento, Seagen quiere seguir innovando e investigando en otras nuevas formas de abordar el cáncer. Así, la compañía invierte el 78% de sus ingresos de explotación en I+D y el 60% de sus más de 2.500 trabajadores se dedican a la I+D.

Una de las prioridades iniciales de la compañía en su llegada a Europa es el lanzamiento de tucatinib, que ya está aprobado en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Europa. Se administra por vía oral y está indicado para el tratamiento del cáncer de mama metastásico HER2-positivo. Tras una revisión acelerada, la FDA aprobó su comercialización en Estados Unidos en 2020. La Agencia Europea del Medicamento lo hizo en febrero de este año. Ahora, el Ministerio de Sanidad está estudiando su financiación en el Sistema Nacional de Salud.

Aterrizaje en España en plena pandemia
Fue en mayo de 2020 cuando Seagen desembarcó en España, en pleno confinamiento por la pandemia de Covid-19. Un momento complicado en el que empezó a trabajar con un pequeño equipo que a finales de este año 2021 ya ha crecido hasta 24 empleados, siendo el 69% mujeres.

Hasta el momento, en España se ha duplicado el número de pacientes con cáncer que tienen acceso a las terapias de Seagen. De hecho, 11 hospitales españoles participaron en el ensayo HER2Climb para evaluar tucatinib y hasta 14 participan en el ensayo HER2Climb-2.

En España se ha duplicado el número de pacientes con cáncer que tienen acceso a las terapias de Seagen

Su objetivo más inmediato es conseguir la financiación de tucatinib por el SNS para su combinación con trastuzumab y capecitabina como tratamiento de tercera línea en las pacientes que presentan un cáncer de mama HER2-positivo localmente avanzado o metastásico. También esperan desde España poder incrementar la actividad de desarrollo clínico de sus fármacos en áreas como el cáncer de mama HER2-positivo y triple negativo, de cérvix, de pulmón, de páncreas, cáncer colorrectal y gástrico y neoplasias malignas hematológicas.

Según Álvaro Núñez, director general de Seagen en España y Portugal, estar presentes en la Península supone «el compromiso y la responsabilidad de ayudar a transformar la vida de los pacientes con cáncer españoles a través de nuestros tratamientos dirigidos innovadores».