Inicio ASP Investigadores del Ramón y Cajal destacan la inmunodeficiencia como factor clave en...

Investigadores del Ramón y Cajal destacan la inmunodeficiencia como factor clave en la disfunción inmunológica asociada a cirrosis

En una revisión publicada en la revista 'Nature Reviews Gastroenterology & Hepatology' también señalan que el tratamiento debe incluir estrategias para modular la respuesta inmune en vez de inhibirla

cirrosis

..Cristina Cebrián.
Un grupo de investigadores del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (Irycis) ha publicado un trabajo en la revista Nature Reviews Gastroenterology & Hepatology en el que revisan la disfunción inmunológica asociada a la cirrosis (CAID, por sus siglas en inglés). Entre otros aspectos, destacan la inflamación sistémica y la inmunodeficiencia como puntos clave de la CAID. Además, explican que su intensidad varía según la etapa de la cirrosis.

Esta revisión actualiza y reúne el conocimiento más reciente sobre las alteraciones inmunes asociadas a la cirrosis en sus diferentes etapas. También describe la contribución del hígado a la respuesta inmune. En el trabajo participa como autor principal de la revisión el Dr. Agustín Albillos, del Grupo Enfermedades Hepáticas y Digestivas del Irycis y jefe de Servicio de Gastroenterología del Hospital Ramón y Cajal. También participa el Dr. Melchor Álvarez-Mon, catedrático de Medicina de la Universidad de Alcalá y responsable del Grupo Medicina Individualizada Traslacional en Inflamación y Cáncer y la Dra. Rosa Martín-Mateos, facultativo del Servicio de Gastroenterología e integrante del Grupo.

Esta disfunción inmunológica asociada a la cirrosis se caracteriza por dos componentes clave: inflamación sistémica y deficiencia inmunológica

La cirrosis se considera una enfermedad sistémica ya que afecta a la mayoría de los órganos y sistemas corporales, incluido el sistema inmunológico. En cuanto a la CAID, se refiere al amplio espectro de alteraciones inmunes presentes en la enfermedad hepática en su etapa terminal. Por otro lado, esta disfunción inmunológica se caracteriza por dos componentes clave: inflamación sistémica y deficiencia inmunológica. Estos muestran intensidad variable dependiendo del estado de la enfermedad y de la aparición de eventos como infecciones bacterianas.

Parálisis inmune intensa y riesgo de infecciones
Por otra parte, existen dos fenotipos inmunes diferentes para CAID: el fenotipo inflamatorio sistémico de bajo grado y el fenotipo inflamatorio sistémico de alto grado. El primer fenotipo puede aparecer en pacientes con enfermedad compensada o descompensación clínica sin insuficiencia orgánica. En este fenotipo, hay una activación inmune exagerada, pero la respuesta efectora no está marcadamente comprometida.

El fenotipo inflamatorio sistémico de alto grado, presente en pacientes con insuficiencia hepática aguda sobre crónica, se caracteriza por descompensación, insuficiencia orgánica y alta mortalidad a corto plazo

Mientras que el segundo fenotipo se presenta en pacientes con insuficiencia hepática aguda sobre crónica. Esta situación clínica se caracteriza por descompensación, insuficiencia orgánica y alta mortalidad a corto plazo. Junto con la inflamación de alto grado, este fenotipo de CAID incluye una parálisis inmune intensa que aumenta críticamente el riesgo de infecciones y empeora el pronóstico.

Por otro lado, los especialistas advierten de que la intensidad de CAID tiene consecuencias importantes en la progresión de la cirrosis y se correlaciona con la gravedad de la insuficiencia hepática, la translocación bacteriana y la insuficiencia orgánica. En la actualidad, se están evaluando en estudios preclínicos y clínicos las terapias dirigidas a la modulación de la respuesta inmune disfuncional.

En esta revisión también se hace referencia al tratamiento de CAID. Así, los especialistas aclaran que la terapia “debe incluir estrategias para modular, en lugar de inhibir, la respuesta inmune”. El motivo es que la supresión o estimulación de la respuesta inflamatoria podría aumentar el riesgo de infección o empeorar la inmunopatología, respectivamente.

Noticias complementarias