Inicio ASP La batalla por el buen uso de los antibióticos en Cirugía Bucal...

La batalla por el buen uso de los antibióticos en Cirugía Bucal y Odontología. Dr. Daniel Torres

antibióticos-cirugía-bucal-odontología

..Presidente de la Sociedad Española de Cirugía Bucal (Secib). Dr. Daniel Torres.
Como se han ocupado de inculcarnos a todos los odontólogos durante nuestros años de formación, los antibióticos son fármacos que han salvado la vida a millones de personas desde que Alexander Fleming descubriera accidentalmente la penicilina el siglo pasado.

Por otra parte, nos han transmitido que el manejo de los antibióticos, al igual que el de otros fármacos -no dejan de ser drogas con efectos secundarios y contraindicaciones-, debe estar siempre ligado a estrictas normas de uso.

Pese a que estas ideas serían repetidas por cualquier profesional, con independencia de que lleve 5 o 50 años ejerciendo, lo cierto es que cada vez estamos encontrando una mayor resistencia a los antibióticos. El caso dramático de una paciente estadounidense que falleció en 2016, a causa de una infección provocada por una bacteria resistente a 26 antibióticos diferentes, es un muestra de ello.

Cada vez estamos encontrando una mayor resistencia a los antibióticos

Aunque las muertes actuales producidas por resistencias a antibióticos se cifran en 700.000 al año, frente a las 1.200.000 producidas por accidentes de tráfico o las 8.200.000 del cáncer, la progresión de esta problemática predice que los fallecimientos anuales por esta causa ascenderán a 10.000.000 en 2050, lo cual da una idea de la gravedad del problema al que nos enfrentamos.

Esta amenaza a la salud general ha movilizado a la OMS y a otras organizaciones internacionales, poniendo en marcha distintas medidas, como A European One Health Action Plan against Antimicrobial Resistance (AMR), a nivel europeo; el Plan Nacional contra la Resistencia a los Antibióticos (PRAN), a nivel nacional, o la Estrategia de Implantación del PRAN en Andalucía, entre otros programas a nivel regional en nuestro país.

En este contexto, hay que señalar que el 10% de los antibióticos que se prescriben en nuestro país son por motivos odontológicos. Parece una cifra pequeña, pero no lo es tanto si lo observamos desde el prisma de que el 59% de las prescripciones de los dentistas son antibióticos.

El 10% de los antibióticos que se prescriben en nuestro país son por motivos odontológicos

En los ensayos clínicos realizados acerca de su uso en infecciones odontogénicas se observa que a mayor calidad del ensayo, menor es la evidencia de beneficio del tratamiento antibiótico, indicándose que la decisión de recetar antibióticos dependerá de la presencia de infección sistémica y de las características del paciente (inmunodeprimidos). En el caso del uso de antibióticos de forma profiláctica, se ha identificado que más del 80% de las prescripciones eran innecesarias.

Nos encontramos pues con una situación cuya posibilidad de mejora es amplia, pero lastrada por la existencia de distintos enfoques en la prescripción de antimicrobianos y la dificultad para vehiculizar e implementar políticas antibióticas, ya que la asistencia está atomizada en prácticas individuales.

Ante ello, las autoridades deben reforzar la formación de los dentistas, crear herramientas en forma de guías de práctica clínica y, como en el caso de Andalucía, deben incluir su cumplimiento en las inspecciones de las clínicas dentales.

Las autoridades deben reforzar la formación de los dentistas, crear herramientas en forma de guías de práctica clínica e incluir su cumplimiento en las inspecciones de las clínicas dentales

En este sentido, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ya incorpora entre sus ítems a revisar por la inspección en las clínicas dentales la confirmación de una adecuada prescripción antibiótica. De este modo, el inspector puede entrar en la historia clínica de cualquier paciente y confirmar que, ante una prescripción antibiótica, se identifica el diagnóstico y se hace referencia al protocolo según el cual el tratamiento implementado está basado en la evidencia.

A nivel andaluz se sigue como principal protocolo la Guía Terapéutica Antimicrobiana del Área Aljarafe, aunque técnicamente se podría utilizar cualquier otro protocolo avalado por una entidad o sociedad científica. La Guía Terapéutica Antimicrobiana del Área Aljarafe está disponible en el portal de Guías de Práctica Clínica del Sistema Nacional de Salud desde 2011 y es guía de referencia en el Plan Nacional contra las Resistencias desde 2017. Por tanto, no parece un mal punto para empezar a mejorar este aspecto de nuestra práctica clínica.

Noticias complementarias